miércoles 24 de abril de 2019 - 2:50 PM

A los humanos nos estaría volviendo a salir un hueso que habíamos perdido con la evolución

Ahora los estudiantes deben aprender uno más que los 206 huesos del cuerpo humano. Sí es que son 207, como era en una etapa primitiva de la evolución humana.

El nuevo hueso que está volviendo a aparecer es la fabela, en el tendón detrás de la rodilla, que se había perdido hace muchísimo tiempo. Hoy es más común encontrarlo, según un estudio publicado en el Journal of Anatomy.

Pero es un hueso que puede causar dolores y los autores sugieren que debe ser tenido en cuenta por los especialistas al tastar los dolores en esa parte del cuerpo.

Michael Berthaume, del Imperial College London, y colegas reunieron información de 21.000 estudios de la rodilla de los últimos 150 años y encontraron que de 1918 a 2018 la fabela se ha hecho 3 veces más común. En 1918 se encontraba solo en el 11 % de la población mundial, pero el año pasado estaba en el 39 % de las personas.

Lea también: La lucha de un bebé de seis meses que espera un corazón en Santander

“El cuerpo humano promedio es hoy mejor nutrido, indicando que somos más altos y saludables”, explicó el investigador en un comunicado. “Esto vino con huesos de las piernas (tibia y peroné) y músculos gemelos más largos, lo que pone la rodilla con una presión creciente. Esto puede explicar por qué la fabela es más común hoy”.

Los investigadores sugieren que la genética puede influir en si la gente tiene la capacidad de desarrollar la fabela, y si lo hace, factores ambientales como las fuerzas mecánicas que experimenta la rodilla probablemente conduce a la formación del hueso

Para los médicos, la función de la fabela no es conocida. En micos del viejo mundo parece desempeñar un rol en la mecánica de los músculos en la rodilla, dice un artículo en The Scientist. Pero cuando los ancestros de los grandes simios divergieron del linaje de los micos, el hueso aparentemente desapareció. Y ahora que reaparece en humanos, su función es un misterio. Tal vez podría “reducir la fricción dentro de los tendones, redirigiendo las fuerzas del músculo o, como en el caso de la rótula, incremen-tar la fuerza del músculo”, sugiere Berthaume. “O podría ser que no sirviera para nada... quizás dentro de poco la fabela sea conocida como el apéndice del esqueleto”.

Independiente de su función, este nuevo hueso ha sido ligado a varios problemas de la rodilla: su presencia puede causar dolor y quienes sufren osteoartritis en la rodilla tienen dos veces más probabilidad de tenerlo. Además puede generar retos para las cirugías de remplazo de rodilla.

Le puede interesar: Fundación Cardiovascular es pionera en cirugía mínimamente invasiva para pacientes con enfermedades del corazón

Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad