viernes 25 de octubre de 2019 - 12:00 AM

El sur también elige

Argentina y Uruguay definen el futuro presidencial de sus respectivos países. Para América Latina es la oportunidad de dar un giro a la crisis que enfrenta.
Escuchar este artículo

En menos de 48 horas, Argentina y Uruguay abrirán las urnas para dar paso a una nueva jornada electoral, comicios que definirán quiénes serán los nuevos presidentes, pero también el giro que tomará la región.

Tras una profunda crisis política, económica y también producto de la corrupción en algunos países de América Latina, que muestran una democracia fatigada, esta nueva jornada electoral apunta como clave para el continente.

A pesar de que las encuestas han dado ciertas luces de lo que podría ocurrir este domingo, según los analistas el panorama puede cambiar, pues los ánimos caldeados en la región podrían castigar con el voto a los candidatos.

La interpretación de Jaime Alberto Rendón, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de La Salle, es que tanto en Argentina como en Uruguay ningún candidato resultará vencedor por amplia mayoría, una situación importante porque obligará a matizar y a replantear los programas que tienen los distintos candidatos.

Para el analista, es claro que los pueblos de América Latina están demostrando una madurez política que hace algunos años no tenían, madurez que obedece a mejores condiciones de educación, información y a una ampliación considerable de la clase media.

“Lo que vamos a ver en las urnas es la rebelación de los pueblos ante los absolutismos políticos. En el caso de Argentina un castigo a un gobierno de derecha que profundizó las reformas neoliberales. En Uruguay se va a mantener una consolidación de lo que se está haciendo con el llamado al fortalecimiento de las políticas públicas y que la reforma que se piensa hacer a la Constitución no se haga por encima de los pueblos”.

Así las cosas, el peronista Alberto Fernández, en Argentina y Daniel Martínez del oficialista Frente Amplio, que ha gobernado por 15 años a Uruguay, son los más opcionados vencedores.

Lea también: ¿China capitalista?.

¿Vuelve el peronismo?

Los “Fernández”, como llaman a la dupla conformada por Alberto Fernández y la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner, se perfilan como los favoritos, luego de haber arrasado en las elecciones primarias de agosto, en las que superaron al actual presidente Mauricio Macri por el 49,5% de los votos contra el 33%. Dicho esto, el kirchenirsmo estaría de vuelta a la Casa Rosada.

Matías Franchini, docente de la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, encuentra este escenario muy difícil de revertir, lo que significa que Alberto Fernández llegaría a la presidencia sin necesidad de ‘ballotage’.

En Argentina, con el 45% de los votos escrutados o con el 40% y una diferencia de 10 puntos se elige presidente sin necesidad de una segunda vuelta.

“Hoy las encuestas le están dando a Fernández más o menos entre 50% y 52% de favoritismo. La diferencia está en más de 15 puntos. Macri probablemente saque un tercio de los votos, que no es poco, si pierde la presidencia con 35% o 40% se va a convertir en un contendiente potencial para 2023, una fórmula política importante”, analiza Franchini.

No obstante, hay quienes ven el escenario del lado contrario. Luciano Laise, docente de la Facultad de Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de La Sabana argumenta que el triunfo de Fernández no es tan seguro. Según sus análisis Macri ganaría en una segunda vuelta.

“Macri perdió las primarias de 2015 y por bastante, en segunda vuelta terminó ganando. No descarto un escenario parecido para esta vuelta. De todas formas, gane quien gane no considero que se registre un cambio de fondo en el país”, sustentó Laise.

Rafael Piñeros, docente de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia

La economía en Argentina es clave

Ante el fracaso económico del gobierno Macri, quien prometió reducir la inflación y llevar la pobreza a “cero”, los analistas revelan que los asuntos económicos van a ser los que decidan la contienda electoral.

Rafael Piñeros, docente de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia explicó que aunque los mercados asumen por descontado la victoria de Fernández, no significa que no haya incertidumbre al desconocer cuál sería la política económica a implementar.

“Lo que ha afectado significativamente a Argentina en los últimos años han sido esos cambios radicales en la conducción de la política y particularmente de la economía. Si hay una continuidad en el tipo de medidas puede que se logre una recuperación de la estabilidad macroeconómica”.

El aumento de la inflación, el desempleo y la pobreza son el talón de Aquiles del actual gobierno. Una fuerte intervención estatal sobre la economía y una retórica anti-mercados llegarían con la vuelta al poder del kirchnerismo.

De no elegir presidente este domingo, la segunda vuelta en Argentina y Uruguay se cumpliría el próximo 24 de noviembre.

Le puede interesar: El chavismo y la oposición retoman pugna callejera con llamados a protestas.

$!El sur también elige

Jaime Alberto Rendón, docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de La Salle

Una contienda reñida

Al otro lado del Río de la Plata, los uruguayos también estarán en sufragios. Si bien hay 11 candidatos, los favoritos para alcanzar la segunda vuelta son Daniel Martínez, del oficialista Frente Amplio (izquierda) y Luis Lacalle Pou, líder del opositor Partido Nacional (centroderecha).

Martínez encabeza las encuestas, con una intención de voto cercana al 40%, sin embargo Lacalle Pou alcanza una intención de voto que oscila entre el 25% y el 30%, que podría dar sorpresas.

Cristian Yepes, docente Investigador de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales de la Universidad de la Salle, establece que a pesar de que por primera vez, luego de tres periodos consecutivos de gobierno del Frente Amplio, existe una alta posibilidad de que exista un ascenso al poder de un partido político distinto, es difícil predecir quién será el próximo presidente.

De todas formas, el nuevo mandatario tendrá como reto mantener el buen nivel en los diferentes indicadores sociales y mejorar la alta percepción de inseguridad física que se tiene en el país, la cual creció entre 2017 y 2018 un 20%.

$!El sur también elige
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad