domingo 21 de noviembre de 2021 - 12:00 AM

Venezuela: Una contienda electoral con mucho en juego

Mientras la oposición llega a estas elecciones diezmada por desacuerdos internos en busca de respaldo popular, el oficialismo quiere legitimidad y reafirmar su poder. La expectativa está en lo que pueda significar un paso hacia una salida a la crisis institucional en el país.
Escuchar este artículo

Después de tres años de apostar por el boicot y la abstención, el grueso de la oposición venezolana se mide hoy en las urnas al presidente Nicolás Maduro y al chavismo, en lo que se constituye en una oportunidad de ‘oro’ para ganar espacio político, ‘reinventarse’, legitimar su liderazgo y rescatar la lucha.

Lo que está en juego es mucho más que los 3.082 cargos entre gobernadores, alcaldes, integrantes de Asambleas y Concejos. El resultado de esta cita electoral trazará un nuevo derrotero en el equilibrio de fuerzas políticas y en el proceso de negociación, suspendido actualmente, entre oposición y Gobierno.

Pero la situación actual es compleja. Venezuela llega a estas elecciones regionales y locales como el país más pobre de Latinoamérica, superando incluso a Haití y Nicaragua.

Un total de 23 gobernadores y 335 alcaldes se elegirán, además de asambleas legislativas regionales y concejos.

Una crisis económica, social y política que ha ido de menos a más, generando un deterioro progresivo en las condiciones de vida de los más de 30 millones de venezolanos en la última década, de la mano de la caída en el precio del petróleo, principal producto de exportación del país; de una pandemia que no da tregua y de sanciones económicas impuestas por Estados Unidos que no reconoce al gobierno de Maduro, sino al autoproclamado presidente encargado Juan Guaidó.

Además: Venezuela: Cuando negociar es la única opción

De hecho, la pobreza llegó el año pasado al 80% de la población, en medio de deficiencias en el suministro de agua y electricidad y el desabastecimiento generalizado, según un estudio de la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas.

Esto sin mencionar que la crisis ha empujado a unos ocho millones de venezolanos a abandonar el país, en su mayoría a los vecinos Colombia, Perú y Chile.

$!Venezuela: Una contienda electoral con mucho en juego
“Primarias” opositoras

Ronal Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, considera que los comicios son unas “primarias” de la oposición que les significaría recomponerse en su representatividad.

Le interesa: ¿Qué le depara a la causa opositora en Venezuela?

Es decir, “esta elección va a permitir saber qué tantos apoyos tienen los diferentes sectores opositores, lo que terminará en una especie de primarias opositoras”.

No obstante, advierte que esta elección se da en un contexto de controversia política de las diferentes vertientes de la oposición, dentro y fuera del país.

En su opinión, un actor importante es Fuerza Vecinal, que poco a poco ha demostrado que su trabajo de haber participado en las elecciones de 2017 dio frutos.

70.200

candidatos se elegirán para 3.082 cargos, de ellos 23 gobernadores, 335 alcaldes, 253 diputados y 2.471 concejales.

Consiguió la Alcaldía de Chacao, lo cual le ha permitido que muchos sectores se sientan conectados con este partido opositor, y no en la “orfandad” que los dejó Primero Justicia, Un Nuevo Tiempo, Acción Democrática y Voluntad Popular, este último en el que milita el propio Guaidó, apunta Rodríguez, quien también ve posible el surgimiento de nuevos liderazgos opositores.

Tenga en cuenta: El dilema entre el boicot o medirse a Maduro

Para Nadia Pérez Guevara, docente de Ciencia Política de la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, en Bucaramanga, y del Instituto de Estudios Políticos de la Unab, son elecciones que en definitiva permitirán a la oposición ganar apoyos políticos en el nivel regional y local, y por qué no ‘arañar’ Alcaldías o Gobernaciones al chavismo.

De esta manera, según ella, “marcar una posible hoja de ruta a lo que pueden ser las elecciones presidenciales” en 2024.

Superar los “liderazgos personalistas”

Lo que está en juego, a su juicio, es la posibilidad de que la oposición pueda empezar a reposicionarse. “No se puede hablar de una consolidación, estamos hablando de una oposición que está débil, fragmentada y sumida en una lucha de liderazgos personalistas”, remarca Pérez Guevara.

El dirigente opositor Henrique Capriles, pidió a los venezolanos “reencontrarse” con el voto en las elecciones regionales que se celebran hoy.

Desde el punto de vista de Mairene Tobón, investigadora de la Facultad de Derecho de la Universidad de Los Andes, los resultados de este ejercicio electoral en Venezuela “buscan legitimar los acuerdos e la negociación entre un sector de la oposición y el régimen”.

Además cree que la oposición espera no perder los pocos espacios políticos y democráticos que le quedan, aunque reconoce que “las fraccionadas fuerzas de la oposición, la abstención y el descontento de la población son los verdaderos contrincantes en la contienda electoral”.

$!Venezuela: Una contienda electoral con mucho en juego
Abstención y legitimidad

El escenario de una marcada abstención es factible debido a la desconfianza y la apatía de los venezolanos en que su voto se traducirá en mejoras de su calidad de vida.

Uno de ellos es Freddy Pinzón, quien asegura que no votará porque “ya aquí no se cree en política, aquí queremos trabajar, progreso, calidad de vida; creemos en hechos, no en palabras”.

Dice que el chavismo está débil, pues ya el apoyo del pueblo ha disminuido un alto porcentaje, “les toca acomodarse o los acomodan, es muy duro manejar un país con un sistema como el de Cuba, ya eso no funciona” y por desgracia “estamos aprendiendo a los golpes”.

El investigador Ronal Rodríguez advierte en ese sentido una alta abstención, porque menos del 40% de la población realmente se siente representada políticamente.

En lo que respecta al Gobierno, la situación es más compleja, porque lo que busca es legitimarse de cara al futuro, apunta Rodríguez.

Estas elecciones tendrán, por primera vez en 15 años, observadores de la Unión Europea (UE).

Según el investigador, el regreso de observadores internacionales, si bien el manejo es muy limitado en el caso de la UE, le permite al gobierno de Nicolás Maduro “mostrar al mundo que es un país que vuelve a la democracia y así tener algo de viento de cola para las próximas presidenciales”.

A eso le apunta el chavismo, a la credibilidad del sistema electoral, insiste.

La experta Mairene Tobón se refiere, igualmente, a que Maduro, quien se reeligió en 2018, tiene plena confianza en movilizar su plataforma comunitaria porque está mucho más dispuesta a ejercer el voto.

$!Venezuela: Una contienda electoral con mucho en juego
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Ángela Castro Ariza

Periodista de Vanguardia desde 1996. Egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo de la página internacional. Editora nocturna.

@acastro72

acastro@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad