jueves 03 de octubre de 2019 - 12:00 AM

El Ejército de Liberación Nacional – ELN

Escuchar este artículo

Ante le difícil situación internacional que atravesamos, luego de la grave equivocación del Gobierno, con la entrega en las Naciones Unidas de documentación adulterada, para hacer con ella una merecida acusación de las arremetidas y atropellos del Nicolás Inmaduro, Venezolano, por su acogida al Eln; la situación es tal como para haber llevado al retiro del General Oswaldo Peña del Ejército.

Siguiendo la clásica enseñanza “el que no conoce la historia se ve obligado a repetirla”, valga un poco de historia sobre el siniestro Eln, cuya conformación obedeció al programa de exportación de la revolución ideado por Fidel Castro y Ernesto El Che Guevara desde Cuba, con el patrocinio de la Unión Soviética; y fueron ellos directamente los encargados de organizarlo, armarlo, entrenarlo y financiarlo en sus comienzos. Sobre la aparición del Eln dice El Tiempo, 1965:

“Un grupo armado desconocido hasta ahora, autodenominado Ejército de Liberación Nacional (Eln), atacó la población santandereana de Simacota y dejó un saldo de cinco militares muertos y varios heridos.

El grupo repartió luego entre la población un documento, el ‘Manifiesto de Simacota’, en el que anunciaba la lucha armada contra el sistema dominante, según los postulados de Ernesto ‘Che’ Guevara.

Es la primera lucha armada conocida de este grupo que, al parecer, está dirigido por los hermanos Fabio y Manuel Vásquez, Ricardo Lara Parada, Víctor Medina Morón y Jaime Arenas. El grupo había sido formado el 4 de julio de 1964 en una finca de ese mismo departamento.”

El Eln se sitúa en el contexto stalinista internacional importado desde Cuba por Fabio Vásquez Castaño. Una vez Fidel Castro logró consolidar su revolución, fue eliminando a todos los compañeros que en una u otra forma pudieran hacerle sombra, siendo Camilo Cienfuegos el más significativo entre los cientos que murieron por esta causa.

En la militancia del Eln participaron estudiantes universitarios, especialmente de la UIS: Julio César Cortés, Víctor Medina Morón, Heliodoro Ochoa, Jaime Arenas, Juan de Dios Aguilera, Ricardo Lara Parada. “La mayor parte de los cuadros estudiantiles son fusilados a comienzos de los años setenta en el marco de ‘juicios internos’ basados en acusaciones diversas.”

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad