domingo 06 de junio de 2021 - 12:00 AM

¿Continuismo o cambio en Girón?

El proceso electoral en Girón es atípico, claro que sí, pero además de atípico es desigual, pues es clarísima la injerencia de funcionarios y contratistas en favor de la candidata Yulia Rodríguez.
Escuchar este artículo

El municipio de Girón se prepara para unas elecciones atípicas, extrañas, incluso hasta confusas, después de que el Consejo de Estado decretara la nulidad de la elección de Carlos Román, su anterior alcalde. En 15 días se celebrará la jornada electoral, con tres candidatos al primer cargo.

La señora Yulia Rodríguez, esposa o exesposa del exalcalde John Abiud Ramírez, pues no se tiene mucha claridad sobre su actual estado civil; Oscar León, quien ocupó el segundo lugar en las pasadas elecciones; y el joven abogado Mario Morales, inscrito por la Alianza Democrática Afrocolombiana. Ellos se disputarán el voto de los gironeses para reemplazar a Román. Las fuerzas políticas están divididas, pero la fuerza politiquera la ostenta la señora Yulia, auspiciada obviamente por John Abiud, quien hoy se desempeña como director administrativo de la Cámara de Representantes.

La maquinaria está con Yulia y obvio, también todo el aparato burocrático que en su momento armó Carlos Román, en un municipio con más de 20 secretarías de despacho y muchos contratistas por prestación de servicios. La sucesión política es evidente: John Abiud Ramírez fue alcalde, luego impuso a Carlos Román, y destituido Román, ahora aparece en escena su esposa o exesposa, para hacer imperar el continuismo en la comarca.

El proceso electoral en Girón es atípico, claro que sí, pero además de atípico es desigual, pues es clarísima la injerencia de funcionarios y contratistas en favor de la candidata Yulia Rodríguez. Están ofreciendo el “cielo y la tierra” para seguir con su hegemonía en el municipio, todos los contratistas están compelidos a hacer campaña a riesgo de perder su contrato, y además están utilizando abusivamente a los beneficiarios de programas sociales como “adulto mayor”, “jóvenes en acción” y el “Sisben” para presionar su voto en favor de la señora Rodríguez. La maquinaria bien aceitada para no perder el poder.

Y detrás de todo esto, sin duda, está John Abiud Ramírez, “amo y señor” de esa municipalidad, con músculo financiero, muchos recursos, muchas influencias, y también con sus gustos estrambóticos y todas sus excentricidades.

Girón debe decidir entre la continuidad de esa “nueva casta política” o el cambio, un cambio que para muchos está representado en el exconcejal Oscar León, como figura independiente con propuestas serias y un discurso renovador. ¡Los gironeses deciden!

Otras columnas
Publicidad
Publicidad
Publicidad