jueves 02 de mayo de 2019 - 2:00 PM

Cóndor hallado muerto en el páramo del Almorzadero fue atacado a tiros

Tras una investigación de cerca de dos meses, expertos veterinarios del parque Jaime Duque develaron un informe que muestra detalles del ataque y muerte de uno de estos animales en vía de extinción que vive en esta zona de Santander.
Escuchar este artículo

La información fue confirmada por el veterinario de la fundación Neotropical, Carlos Grimaldos, quien informó a Vanguardia que “el cuerpo en descomposición del cóndor hallado en el sector La Angostura de la vereda El Mortiño, en Cerrito, Santander, recibió varios impactos de perdigones, que fueron hallados tras el proceso de autopsia”.

Grimaldos explicó que “dos impactos fueron detectados en una de sus alas y el tercero alojado en uno de sus ojos”. Se presume que el animal fue atacado mientras sobrevolaba la zona y los tiros lo hicieron caer.

Lea también: Investigan muerte de cóndor en el páramo del Almorzadero en Santander

Sin embargo, como el cuerpo del animal fue hallado en avanzado estado de descomposición y sin sus órganos, los expertos no pudieron determinar si la causa de la muerte fue provocada por los impactos o si también pudo ser envenenado, hipótesis que se manejaba al momento del hallazgo del cóndor.

El animal muerto es un cóndor macho subadulto de entre tres y cuatro años de edad y se descartó que el animal sea uno de los dos ejemplares liberados el pasado 17 de enero, luego de haber sido envenenados.

Dos ataques en tres meses

Durante la mañana del 21 de noviembre de 2018, el llamado insistente de campesinos de la vereda Corral Falso del Cerrito, Santander, alertó a las autoridades del Cerrito quienes rescataron a dos cóndores, Illika y Dasán, dos cóndores que fueron envenenados y tuvieron que ser trasladados a Bogotá para ser tratados.

57 días después del envenenamiento, el pasado 17 de enero, en la vereda Cruz de Piedra, los dos cóndores, envenenados con plomo, fueron liberados. Las dos aves son monitoreadas con receptores satelitales instalados en sus cuerpos.

El más reciente ataque, con final trágico, es el del mencionado cóndor reportado por la comunidad en la vereda El Mortiño. En ninguno de los dos casos han sido hallados o castigados los responsables.

Los protectores de los cóndores en la zona aducen estos ataques a manos de algunos campesinos que aseguran que estas grandes aves atacan a sus rebaños de ovejas y cabras. En la mayoría de los casos, los cóndores son atacados con carne envenenada y en el más reciente caso se conoce ataque con armas.

En los tres últimos años han muerto dos cóndores en la zona del páramo del Almorzadero.

Se estima que los cerca de 20 cóndores que habitan el páramo del Almorzadero, constituyen cerca del 30% de la población de estas aves en el país.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad