viernes 14 de junio de 2019 - 2:55 PM

El drama que viven 85 niños en Puerto Parra, Santander, para poder estudiar

Para cerca de 85 niños de Bocas del Carare, en Puerto Parra, Santander, estudiar es toda una odisea. Los pobladores denuncian que las instituciones están en mal estado, no tienen profesores suficientes, no cuentan con transporte escolar y que a diario los pequeños deben caminar por más de 11 kilómetros para llegar a sus lugares de estudio. El Colegio Las Montoyas reconoce que tiene falencias por mejorar.
Escuchar este artículo

Para ir al colegio, 85 niños de Bocas del Carare, una vereda de Puerto Parra, Santander, deben levantarse desde tempranas horas de la mañana, comer un poco, alistarse y emprender, con los bolsos a cuestas, un camino de cerca de 11 kilómetros para llegar a sus puntos de estudio.

Para la mayoría de ellos, la aventura es a pie y solo unos pocos pueden movilizarse en moto o en algún medio de transporte alternativo. De vez en cuando tienen la compañía de un adulto, aunque casi siempre son los hermanos mayores los que deben cuidar de los más pequeños, quienes hacen lo posible por cumplir los horarios y no faltar a clase.

Pero según denuncian los pobladores de la zona, el sacrificio es mucho mayor cuando llega la temporada de lluvias y causa deslizamientos en el camino como consecuencia del mal estado en el que se encuentran la vías y trochas por donde transitan a diario.

Lea también: Por riesgo de colapso, 125 niños deben abandonar su colegio en Bucaramanga

Muchos de ellos no cuentan con servicio de transporte escolar y sus padres tampoco tiene recursos suficientes para llevarlos hasta el colegio en un medio más seguro.

“Las carreteras son destapadas y cuando llueve es un peligro. Muchos padres no los pueden acompañar porque trabajan y los niños están dejando de ir a clase porque los papás no tienen plata para enviarlos y tampoco les dan los almuerzos del PAE”, denunciaron los pobladores de la vereda.

El drama que viven 85 niños en Puerto Parra, Santander, para poder estudiar

“No hay profesores”

Otro de los problemas que denuncian es la presunta falta de docentes, especialmente para los estudiantes de secundaria, es decir, los que asisten a la sede A del Colegio Las Montoyas.

“El problema con los profesores de turno es que llegan por un tiempo y luego se van y los chicos quedan perdidos. No hay profesores de química, filosofía ni inglés. Cuando los niños de secundaria tienen que presentar las Pruebas Saber, en Barrancabermeja, les va muy mal porque no tienen ni siquiera computadores para aprender bien”, contó una de las mujeres de Bocas del Carare.

Los niños de primaria, que asisten a la sede B en Bocas del Carare, solo cuentan con dos profesores para 55 menores, por lo que los padres consideran que hay una falta de personal docente.

Le puede interesar: Polémica por video de niños que reciben clase en colegio inundado de Santander

“No hay docentes para tantos niños, solo dos profesores para 55 estudiantes, es muy poco. No son cargos fijos, hacen contrato por unos meses y se van. A muchos profesores no les gusta quedarse porque acá no hay señal de Internet, no hay mucho por hacer y les toca viajar hasta otros municipios cada fin de semana para ver a sus familias”, agregaron.

Debido a la falta de mantenimientos, las sedes a las que asisten los niños no cuentan con la infraestructura adecuada ni el mobiliario suficiente.

Bocas del Carare está bañada por los ríos Carare, Magdalena y San Juan, por lo cual es una zona de bosque tropical cuya temperatura y características propician la proliferación de mosquitos y pone en riesgo a los niños. No obstante, los pobladores dicen que en los colegios “no hay ni siquiera ventiladores”.

El drama que viven 85 niños en Puerto Parra, Santander, para poder estudiar

¿Qué dice la institución?

Flor María Durán Durán, coordinadora del Colegio Las Montoyas, aseguró que si bien las ocho sedes tienen problemas por solucionar, la situación no es grave.

Sobre el tema del transporte escolar de los niños, manifestó que “en Bocas del Carare no hay servicio porque todos los niños viven dentro del cacerío. Para los pequeños de la sede B sí hay transporte pero el servicio era hasta el 6 de junio. Como los estudiantes salen a vacaciones, esperamos que al retomar las clases el próximo 8 de julio ya haya convenio”.

En cuando al problema de la falta de docentes, la funcionaria reconoció que en primaria solo hay dos profesores para atender a los 55 niños.

Lea además: Unas 20 escuelas han resultado afectadas por la temporada de lluvias en Santander

“Hay solo dos docentes porque eso es lo que está establecido en los parámetros del Ministerio de Educación, dice que por 40 estudiantes se nombran dos docentes. En la sede principal sí nos hace falta el nombramiento de los profesores de química y el de humanidades y lengua castellana. Habíamos contratado a uno y renunció”, indicó Durán Durán.

En cuanto a los almuerzos del PAE, desmintió que los menores están sin el servicio y dijo que todas las sedes cuentan con el programa de alimentación, pero reconoció que algunas sedes requieren de mantenimiento.

El drama que viven 85 niños en Puerto Parra, Santander, para poder estudiar

“Todas las escuelas se van deteriorando y necesitan mantenimiento. Estamos cumpliendo con todos los parámetros pero entendemos que hay veces en que los niños llegan al colegio en moto y que por las lluvias se tienen que exponer a muchos riesgos, pero esa es una responsabilidad de los padres”, concluyó la Coordinadora del Colegio Las Montoyas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad