jueves 17 de octubre de 2019 - 12:00 AM

¿Apretujados en Bucaramanga?

Por cada bumangués existen 3,6 m² de espacio público, pero deben ser 10 m². Bucaramanga no está ni cerca de alcanzar el estándar que fijó la Nación en materia de espacio público. Vanguardia le informa cúal es la realidad de la ciudad, en comparación contras ciudades.
Escuchar este artículo

Al caminar por ciertos sectores de la capital santandereana tal vez habrá sentido que no goza de suficiente espacio para caminar y que existen ciertas dificultades para los desplazamientos de la población, sobre todo si se trata de ciudadanos en condición de discapacidad.

Pero no se trata de percepción o de un simple parecer. Las cifras evidencian que la ‘Ciudad Bonita’ tiene varios problemas y deficiencias en materia de espacio público.

En cuestión de espacio, la Organización Mundial de la Salud, OMS, advierte que ciudades como Bucaramanga, en donde la población supera los 100 mil habitantes, deben tener un mínimo de espacios públicos para lograr una convivencia sana y saludable.

Lo idóneo es que este tipo de urbes cuente con 10 metros cuadrados o 15 m² de espacio público por cada habitante.

A partir de tal indicador, la Nación también fijó un estándar para el país. Según la Política Nacional de Espacio Público, en Colombia deben existir 10 m² por habitante.

En Bucaramanga tal índice apenas es de 3,62 m²/hab, de acuerdo con el estudio más reciente contratado por la Alcaldía de Bucaramanga, y que quedó plasmado en su Plan Maestro de Espacio Público 2018.

Según dicho documento, la capital de Santander cuenta actualmente con un millón 910 mil 750 metros cuadrados de espacios públicos.

Parques, plazas y plazoletas, senderos peatonales, andenes y zonas verdes forman parte del espacio construido para el deleite del peatón.

Se requiere el triple del espacio actual

En el promedio de 3,62 metros de espacio público por cada habitante en Bucaramanga, no se tiene en cuenta el grave problema de ocupación o de invasión que existe en la ciudad, por parte de las ventas informales y del parqueo indebido de automotores.

Es decir, el poco espacio público que tienen los bumangueses además es usurpado por los comerciantes irregulares y por los conductores que dejan sus vehículos en andenes y lugares exclusivos para peatón.

Como si fuera poco, los transeúntes se ven obligados a sortear obstáculos que se hallan en medio de los andenes, como postes para el cableado de la energía eléctrica o de compañías telefónicas, avisos publicitarios y hasta señales de tránsito obsoletas que aún no se retiran ni se renuevan.

Sumado a esto, en casi todas las comunas de la ciudad se incumple el ancho mínimo de aceras, que debería ser de dos metros. En varias zonas del Centro, como en la calle 41, los andenes no tienen ni 30 centímetros de anchura.

Para que la ‘Ciudad Bonita’ cumpla con el estándar fijado por el Gobierno Nacional en dicha materia, todavía faltan por adecuarse tres millones 369 mil 250 metros cuadrados de espacios públicos.

En su Plan Maestro de Espacio Público, el Municipio reconoce dicha problemática y argumenta que este considerable rezago obedece a la forma irregular y desordenada en la cual creció o se expandió la ciudad.

Zonas ocupadas por asentamientos precarios o informales, invasiones de áreas naturales protegidas, y legalizaciones de barrios que no cuentan ni con andenes, han hecho parte de este problema que se remonta a casi medio siglo, cuando la capital de Santander comenzaba a posicionarse como una de las más importantes del país.

Para tener el espacio público que aún falta, además de la ampliación de andenes y construcción de más senderos peatonales, dicho Plan también contempla la intervención de áreas naturales protegidas.

Lo proyectado es que allí se creen rutas ecoturísticas, proyectos para potenciar el paisajismo en los escarpes y cerros orientales, miradores turísticos, parques ecológicos, corredores ambientales, y ciclorrutas recreativas.

$!¿Apretujados en Bucaramanga?

¿Qué pasó con las zonas azules?

Desde hace más de tres años el Municipio anunció la implementación de ‘Zonas Azules’ para el parqueo de automotores, un proyecto que pretendía brindar algo de solución para la problemática de mal parqueo que existe en numerosas zonas.

Sin embargo, pasó el tiempo y la Administración desistió de tal iniciativa, que buscaba adecuar, fijar y regular puntos específicos de estacionamiento en determinados horarios.

“La Alcaldía presentó varias veces al Concejo este proyecto, pero fue negado por el Cabildo. Desafortunadamente el Concejo no permitió que Bucaramanga implementara las Zonas Azules, sobre todo en aquellos lugares en donde no existen parqueaderos”, afirmó Manuel Azuero, alcalde (D) de Bucaramanga.

Intervenciones de la Alcaldía

Con el ánimo de recuperar espacios para el peatón, la Alcaldía de Bucaramanga adoptó en los últimos dos años intervenciones con urbanismo táctico en siete puntos de la ciudad: Calle de Los Estudiantes, Calle de Las Letras, Avenida González Valencia, calle 55a con carrera 26, carrera 20, ‘Cuadra Play’ y calle 32 con carrera 26.

El Alcalde (D) de Bucaramanga, Manuel Azuero, destacó que “intervinimos con transformaciones más de 30 parques y con renovaciones más de 90 espacios públicos. Sitios que eran muy oscuros, inseguros, deteriorados y poco atractivos.

“Brindamos espacios más integrales, en lugares que tenían un solo uso o que brindaban atracciones para solo un tipo de población”, agregó Azuero.

Diseñado por: Nelson Caviedes

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad