jueves 25 de junio de 2020 - 10:00 AM

Así es el protocolo de sepelio para quienes fallecen por Covid-19 en Santander

Estrictos protocolos se han establecido en Santander para darle un manejo adecuado a los cuerpos de fallecidos por COVID-19 o de casos sospechosos.
Escuchar este artículo

Cuando recién comenzaron a confirmar casos de COVID-19, en el país las rutas de atención no eran claras. Entre marzo y abril hubo conmoción en Santander por varios cadáveres que duraron hasta más de un día esperando el debido levantamiento. Las autoridades y los servicios funerarios no se hacían responsables o desconocían los procedimientos, se 'pasaban la papa caliente'.

Debido al malestar que generó esta situación en la comunidad, la Gobernación de Santander organizó en el Puesto de Mando Unificado una reunión para aclarar los roles que deben cumplir diferentes actores cuando una persona diagnosticada con COVID-19 fallece o se sospecha que su muerte pudo ser desencadenada por el coronavirus.

De esta forma, en abril pasado las rutas de manejo de cadáveres dispuestas fueron socializadas con el personal de salud, funcionarios de las alcaldías, prestadores de servicios de salud, facultades de medicina, asociaciones científicas, funerarias, cementerios y autoridades judiciales como el CTI y Medicina Legal.

Ingrese aquí para conocer las rutas para el manejo de cadáveres con muerte sospechosa o confirmada por COVID-19.

Luis Felipe González, gerente departamental para la Estrategia COVID-19, reconoció que en los primeros días de la pandemia se registraron algunas irregularidades en el levantamiento de los cadáveres. “Había mucho temor y falta de respuesta. Luego, de que nos sentamos todos los actores se establecieron todas las responsabilidades”.

Las autoridades diseñaron diferentes rutas para proceder cuando ocurre alguna muerte sospechosa o confirmada de COVID-19 en el hospital, de manera violenta o muerte natural. “Era necesario que todos los actores se pusieran en sintonía para brindar una buena respuesta. El personal de servicios funerarios debe tener apoyo del prestador de salud para retirar el cadáver cuando la muerte sucede en el hospital, en cuanto el certificado de defunción y demás asuntos legales ”.

El funcionario resaltó que en la región no ha dejado de morir personas por enfermedades comunes como los infartos. “Que alguien se desplome en la calle no implica que sea por COVID-19. Necesitábamos quitar el temor y más bien hablar de los protocolos de bioseguridad y la ruta del levantamiento del cadáver. Después de la reunión no volvimos a presentar ese tipo de inconvenientes ”.

Además, González detectó qué tras la reapertura económica en la región ya se volvieron a generar muertes violentas. “Ya se han registrado muertes por arma de fuego o heridas con arma blanca. Entonces, ya el CTI y la Fiscalía están preparados frente a esas circunstancias ”.

Lea también: Así es el protocolo con los cuerpos de quienes mueren por COVID-19 en Colombia.

Buen comportamiento ciudadano

El pasado fin de semana llamó la atención la forma el féretro de una persona que murió por COVID-19 fue abierto por sus familiares, poniendo en peligro su integridad y salud en Malambo, Atlántico.

Lea también: Video captó momento en el que abren ataúd de muerto por COVID-19.

Luis Felipe González señaló que por suerte no se han registrado hechos similares en Santander, donde contabilizan 13 fallecidos por el coronavirus. “No se ha reportado esa falta de cultura. En este departamento han sucedido situaciones de este tipo. En la costa tienen más ritos y otras manifestaciones ”.

Casos sospechosos

Cuando alguien fallece y se sospecha que su deceso fue motivado por coronavirus, el proceso para la familia es muy doloroso. El pasado fin de semana Albeiro Hornelo sufrió esta experiencia cuando la mujer con la que compartió su vida por 20 años murió en Piedecuesta.

El hombre cuenta que su esposa sufrió una crisis por el asma que padecía en la noche del domingo 14 de junio. “Le dio un ataque normal como los que le daban, así que la llevé al Hospital de Piedecuesta porque estaba bastante mal. Al poco tiempo de ingresada me dijeron que había muerto ”.

Lea también: Pese a oposición de su familia tuvieron que cremarla sin confirmar si tenía Covid-19.

Hornelo lamentó que lo único que se le informó fue que debido a que su cónyuge había ingresado con problemas respiratorios iba a ser tratada como un caso sospechoso de COVID-19. “Nos dijeron que ya estaba embalada según los protocolos, así que no la dejaron ver. No nos dieron ninguna otra alternativa ".

El hombre propuso que el cuerpo fuese ubicado en una nevera mientras salía el resultado de la prueba de COVID-19, pero le negaría esta posibilidad. “Aseguraron que había que cremarla. Prácticamente me obligaron a firmar ... Días después llegaron los resultados, la prueba que le practicaron a ella y la mía salieron negativas ”, relató Hornelo.

Lea también: El protocolo que se debe aplicar cuando alguien muere en la calle o una casa en Santander.

El gerente de la Estrategia COVID-19 en Santander afirmó que no conoce de primera mano los detalles de este caso, sin embargo, supone que el centro hospitalario pudo actuar bajo los lineamientos del Ministerio de Salud que ordenan que se debe facilitar la ruta para la disposición final del cadáver. “Ante la eventualidad de pandemia que tenemos en este momento y si hay disposición de hornos crematorios, el cuerpo se lleva allí. Desafortunadamente el Ministerio no ha sido muy específico frente a casos sospechosos”.

Muchas enfermedades son sospechosas de COVID-19 al tener la misma sintomatología. “Ahí viene la dificultad porque como la prueba de venta hasta tres días después, entonces si hay horno crematorio en el municipio la idea sería cremarlo lo antes posible. Eso se interpreta como facilitación de la ruta. Si no hay horno crematorio se procederá con la inhumación, cumpliendo con los protocolos que prohíben las aglomeraciones. Las funerarias en Santander lo tienen bien establecido ”.

El funcionario respondió que cuando hay un fallecido con diagnóstico confirmado de COVID-19 el paciente debe ser cremado lo antes posible. "El Ministerio ha sido enfático que para no exponer a la población ya los familiares se debe facilitar esta ruta trasladando el cuerpo para su cremación, evitando aglomeraciones frente a manifestaciones religiosas".

De esta forma, González considera que se evitarían situaciones como las de Malambo. "Seguramente allá no se facilitó esta ruta y por el contrario el cadáver se llevó al cementerio donde había toda esa trifulca".

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad