domingo 05 de enero de 2020 - 12:00 AM

Buscan soluciones para conjurar el paro de los hospitales públicos

Escuchar este artículo

Con miras a conjurar el paro de hospitales públicos de Santander que se avecina, tras la crisis que afrontan por el traslado de los usuarios de la liquidada EPS Saludvida a instituciones privadas, diez gerentes de dichos centros asistenciales viajarán el próximo martes, 7 de enero, a Bogotá para exigirle a la Cartera Ministerial del Ramo acciones concretas.

Así lo informó la recién nombrada secretaria de Salud Seccional, María Eugenia Triana Vargas, quien aseguró que acompañará a los directivos de los hospitales para encontrarles salidas concretas a la difícil situación en la que se encuentra el sector salud de nuestro Departamento.

Vale recordar que en el comienzo de este año, los 160 mil afiliados de Saludvida EPS, en Santander, fueron trasladados a otras Entidades Promotoras de Salud, EPS, tal y como lo había advertido el Ministerio de Salud y Protección Social, tras anunciar su liquidación.

En Santander, Nueva EPS, Coosalud, Sura, Salud Total, Sanitas, Salud Mía, Famisanar y Compensar recibieron los afiliados.

Los gerentes de los hospitales públicos de Santander, agremiados en la Asociación de Empresas Sociales del Estado del Nororiente Colombiano, Asehisan, están muy preocupados pues “en dicho proceso de traslado el Ministerio solo adjudicó el 30 % de los usuarios a la red pública. El 70 % restante fue asignado a EPS privadas”.

Tal decisión, según los directivos de los hospitales, solo llevará a la desfinanciación y al colapso de la red en salud pública de la región y, por ende, desencadenará en la mala prestación del servicio debido a la limitada capacidad financiera en la que quedaron los hospitales.

La otra decisión que tiene angustiados a los directivos de los hospitales públicos es el cese de los aportes patronales, dinero que entregaba el Ministerio para brindar atención a la población de escasos recursos no afiliada y que a partir del pasado 1 de enero del 2020 dejaron de recibir el Departamento y algunos municipios certificados. A Santander le correspondía cerca de nueve mil millones de pesos.

Entre las instituciones hospitalarias más afectadas con esta decisión y cuyos gerentes estarán en la reunión del próximo martes, se encuentran:

La ESE San Juan de Dios, de Floridablanca; la ESE Regional, del Magdalena Medio; la ESE de Barrancabermeja; la ESE Regional de San Gil; la ESE Regional, de Vélez; la ESE Regional de García Rovira, de Málaga; la ESE Regional Manuela Beltrán, del Socorro; así como la ESE del Instituto Salud de Bucaramanga y del Hospital Universitario de Santander, HUS.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad