jueves 09 de julio de 2020 - 12:00 AM

En 2021 estaría lista la conexión del embalse de Bucaramanga

La construcción de la línea de aducción que permitirá transportar agua desde el embalse, registra un avance del 75%. La Gerencia del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga entregó a Vanguardia un balance sobre la ejecución de este proyecto.
Escuchar este artículo

En noviembre de 2016 se completó el llenado del embalse de Bucaramanga. Sin embargo, hasta el momento no ha sido posible que los usuarios aprovechen dicha reserva de agua, debido a que aún no existe la infraestructura que se requiere para transportar el preciado líquido hasta una de las plantas de tratamiento del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, amb.

Habrá que esperar por lo menos, un año más para que esté lista la línea de aducción de 2,6 kilómetros de tubería que conectará a dicha represa. Vanguardia conoció que lo proyectado es concluir la obra a mediados de 2021.

Lea también: Bucaramanga tendrá nueva planta de tratamiento de agua en 2020

Además de los cerca de $259 mil millones que costó dicho embalse, también se realiza una inversión que ronda los $24 mil millones para construir tal conexión desde la represa.

Zoraida Ortiz, gerente del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga, indicó que esta tubería permitirá que “el caudal del embalse alimente a la planta de tratamiento de Angelinos.

“En la línea de aducción estamos en una ejecución de un 75%. Esperamos que en diciembre ya se efectúe el empalme de la tubería actual con la planta Angelinos, que en su primera fase tendrá una capacidad de suministro de 600 litros por segundo”, agregó la funcionaria.

En el segundo semestre del año pasado se pusieron en marcha los trabajos correspondientes a los 2,6 kilómetros de tubería, que permitirá transportar más de dos mil litros por segundo desde el embalse.

Inicialmente, lo proyectado fue que dicha línea de aducción se entregara entre agosto y octubre de 2019.

¿Y la planta Angelinos?

La conexión del embalse y la construcción de la planta de tratamiento de Angelinos “son los dos proyectos más importantes que este año tiene el Acueducto”.

El amb invierte cerca de $44 mil millones para la construcción de dicha edificación, que permitirá expandir y mejorar el suministro de agua potable en el Norte de Bucaramanga, en la Zona Industrial, en Girón y en Lebrija.

La Gerente del Acueducto precisó que, lo planeado es que la planta de Angelinos se culmine antes de que esté lista la tubería del embalse.

Ortiz precisó que en esta obra “vamos en un 20% y está proyectado poner en marcha esta planta a finales del primer semestre del año entrante. Una vez esté en funcionamiento, haremos unos trabajos para la optimización del sistema.

Cuando esté lista la planta de Angelinos los primeros que se beneficiarán serán los habitantes del Norte de Bucaramanga, en donde varias comunidades tiene deficiencias en el servicio o no cuentan con el mismo.

La funcionaria explicó que “se adecuarán algunos puntos en el Norte, en donde actualmente el agua debe ser devuelta a la meseta para ser tratada y luego debe ser reenviada. Con la planta Angelinos vamos a tener un servicio directo y mucho más eficiente”.

La construcción de Angelinos permitirá que más barrios de Girón tengan el servicio, y que el amb pueda atender a Lebrija. Sin embargo, también es necesario ejecutar obras relacionadas con la expansión de redes.

La Gerente del Acueducto precisó que “para poder suministrar agua a zonas de expansión, sobre todo en Girón, se deben hacer otros tramos de tubería.

“Seguimos construyendo y ejecutando el plan de regulación del embalse de Bucaramanga. El siguiente tramo a ejecutar es el de la planta Angelinos, hasta Ferrovías, y se habilitarán las áreas adyacentes a este colector”, explicó la funcionaria.

Se trabaja en varios frentes señaló Ortiz. Mientras se adelantan obras para terminar la conexión del embalse y dicha planta de tratamiento, “ya estamos haciendo tareas adicionales para que cuando Angelinos opere hagamos las conexiones lo más pronto”, dijo.

50 años de suministro

El embalse de Bucaramanga tiene un espejo de agua que se extiende por 54 hectáreas, y capta el preciado líquido del río Tona.

De acuerdo con la información técnica suministrada por el Acueducto, esta mega estructura almacena alrededor de 18 millones de metros cúbicos de agua y cuenta con una presa de 106 metros de altura.

Se calcula que dicho embalse garantizará el abastecimiento de agua para el área metropolitana de Bucaramanga durante los próximos 50 años.

Se necesitaron cerca de siete años de obras para culminar esta edificación, cuya construcción se inició en 2010.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad