lunes 15 de abril de 2019 - 11:15 AM

Fundación Cardiovascular implantó corazón artificial a la paciente más joven en Suramérica

La Fundación Cardiovascular de Colombia fue el primer centro médico en realizar un implante de corazón en Suramérica hace cinco años y con la cirugía de Carol Mariana Acosta ya completan 19 implantes de corazón artificial.
Escuchar este artículo

Carol Mariana Acosta es la dueña del nuevo corazón artificial implantado por la Fundación Cardiovascular, FCV. La pequeña de 10 años es la paciente más joven en toda Suramérica en someterse a este procedimiento que le devolvió la ilusión de continuar con una vida normal, luego de ser diagnosticada a los seis años con un cáncer hepático.

Liliana Castellanos, madre de la pequeña bogotana, manifestó que este fue solo un paso más en la batalla por la vida de Mariana, dado que solo esperaban un milagro luego de haber sido sometida a varias sesiones de quimioterapia que, aunque ampliaron sus esperanzas de vida, causaron daños en su corazón.

$!Fundación Cardiovascular implantó corazón artificial a la paciente más joven en Suramérica

“Yo luché por estar con ella, tuvimos que esperar mucho con la EPS, pero esta era la única esperanza que yo tenía. Todos los médicos acá nos ayudaron mucho, solo eran palabras de aliento y de sí se puede, y eso nos devolvió las ganas de intentarlo otra vez. Vinimos esperando un trasplante, pero acá nos ofrecieron el implante que ha sido un éxito”, agregó Liliana Castellanos.

Lea también: Instituto Cardiovascular de la FCV es acreditado por cuarta vez

Mariana fue remitida el 15 de marzo desde la Fundación Hospital de la Misericordia, de Bogotá, con una falla cardíaca severa. Llegó a la ciudad con la idea de estar en la lista de espera para trasplante de corazón, pero en la FCV evaluaron la posibilidad de un implante. El 11 de abril le realizaron un procedimiento que duró entre ocho y 12 horas y que para el cuerpo médico fue desafiante, porque debían acomodar el corazón en el pecho de la pequeña.

Leonardo Salazar, médico cirujano y director del programa de corazón artificial, fue el encargado del procedimiento que consistió en poner el corazón artificial dentro del pecho de la menor, conectarlo a un cable que sale por el abdomen y que va conectado a una pequeña consola.

Fundación Cardiovascular implantó corazón artificial a la paciente más joven en Suramérica

Aunque Mariana deberá llevar con ella el aparato, en un lugar seguro, podrá continuar con su vida estudiantil, caminar, realizar actividades físicas sin ningún problema, y tener una dieta sin restricciones. Lo único que deberá sacrificar será un día en piscina o en la playa, dado que debe cuidar las baterías del aparato, que le permiten controlar el corazón, y cuidarlo de que no se moje.

La Fundación Cardiovascular enviará a un grupo de su personal médico a Bogotá para que expliquen el manejo del aparato a la clínica donde trataran a la menor, y allí puedan hacerle el seguimiento básico.

Le puede interesar: Los niños ‘pintaron’ la historia del barrio San Miguel, en Bucaramanga

Mariana deberá viajar cada dos meses a Bucaramanga para monitorear el avance de la operación, y llevar control de los medicamentos que deberá tomar para que la sangre no forme coágulos dentro del dispositivo.

Carol Mariana Acosta se recupera de la cirugía y recibe la atención médica necesaria para poder regresar a Bogotá, en aproximadamente dos meses. Entre lágrimas agradece a sus doctores y con un “por fin tengo mi corazón” agradeció el poder tener una vida por fuera de las clínicas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad