miércoles 22 de noviembre de 2023 - 11:24 AM

Ocho retos en transporte masivo deberá enfrentar el próximo Alcalde de Bucaramanga

Además de gestionar la constitución del nuevo Ente Gestor para el manejo del Sistema Masivo, en reemplazo de Metrolínea, el mandatario electo de Bucaramanga también tendrá la responsabilidad de trabajar en la definición de nuevos operadores de transporte, recaudo de dinero y control de pasajeros.
Compartir

Por ahora se desconoce cuándo se iniciarían los análisis y las discusiones en el Concejo de Bucaramanga sobre la disolución y liquidación de Metrolínea. Mientras ocurre dicha liquidación y se constituye una nueva empresa, las autoridades locales deberán garantizar el servicio de transporte masivo en la ciudad.

En las últimas horas el Alcalde de Bucaramanga, Juan Carlos Cárdenas, se refirió a la crisis que atraviesa el Sistema Integrado de Transporte Masivo, Sitm, además de señalar varios asuntos y problemáticas que deberá atender el mandatario entrante, Jaime Andrés Beltrán.

Son múltiples las adversidades, los rezagos y las fallas que deberán intervenirse para lograr soluciones en el corto y mediano plazo, con el fin de salvar al Sitm y garantizar un servicio óptimo para los miles de usuarios.

De hecho, Cárdenas indicó que la responsabilidad de liquidar a Metrolínea e iniciar el proceso de conformación de un nuevo Ente Gestor para el manejo del Masivo estará a cargo de Beltrán, teniendo en cuenta el poco tiempo que resta del actual periodo de gobierno.

“Será el nuevo alcalde el encargado de avanzar en este trámite, para que se cumpla y se liquide una entidad que por sus pasivos es inviable”, señaló el Alcalde Juan Carlos Cárdenas.

Por hablar solamente de los pasivos relacionados con condenas judiciales en su contra, actualmente Metrolínea adeuda cerca de $439.056 millones.

Además de la liquidación de dicha empresa, el próximo Alcalde de Bucaramanga deberá enfrentar los siguientes ocho retos para salvar el Sistema Masivo y hacer posible su continuidad.

1. Continuidad en la prestación del servicio:

De acuerdo con los datos suministrados por la Alcaldía de Bucaramanga, en medio de la pandemia la cantidad de usuarios de Metrolínea cayó en cerca del 75 %, pasando de 105.000 pasajeros diarios en promedio a cerca de 26.000 viajeros.

Esta situación, según el Alcalde de Bucaramanga, generó que el Gobierno Local tuviera que hacer inversiones por alrededor de $45.000 millones, para garantizar la continuidad del Sitm.

Ante la falta de flota por parte de Metrolínea, el nuevo alcalde deberá gestionar acuerdos comerciales con las empresas de transporte público colectivo, con el propósito de mantener la prestación del servicio con el apoyo de buses convencionales.

$!Ocho retos en transporte masivo deberá enfrentar el próximo Alcalde de Bucaramanga

2. Adquisición de nueva flota

En los últimos años Metrolínea perdió el 85 % de su flota. En la actualidad, la compañía dispone de cerca de 30 buses, y apenas seis articulados para atender la autopista.

El alcalde entrante deberá gestionar y apalancar recursos ante el Gobierno Nacional, con el fin de poder adquirir la flota que requiere el Sitm en el área metropolitana de Bucaramanga.

Los cálculos preliminares de las autoridades locales señalan que se requieren alrededor de $130.000 millones, para la compra de 80 buses que permitan atender los recorridos con mayor demanda de usuarios.

3. Contratación de nuevos operadores

Desde el principio el Sitm ha sido administrado a través de un Ente Gestor, que a su vez ha contado con empresas operadoras encargadas del manejo de los buses, además del recaudo de dinero y venta de pasajes.

En 2025 se terminarán los contratos existentes con los operadores, por lo cual también se deberá gestionar una nueva contratación al respecto.

Estos operadores representan un componente clave para las operaciones diarias del Sistema Masivo.

$!Ocho retos en transporte masivo deberá enfrentar el próximo Alcalde de Bucaramanga

4. Constitución del nuevo ente gestor

Lo que han informado las autoridades locales es que, de forma paralela al proceso de liquidación de Metrolínea, simultáneamente se deberán adelantar gestiones con miras a la constitución del nuevo Ente Gestor.

Se deberá conformar y seleccionar una nueva compañía para administrar, dirigir y proyectar el funcionamiento del Sitm.

5. Incorporación de tecnología

Desde su creación, los usuarios criticaron y se quejaron por la falta de puntos habilitados para recargar las tarjetas. En muchas ocasiones los usuarios manifestaron problemas para la compra de pasajes.

Los ciudadanos señalan que ya es hora de que se implementen nuevas tecnologías, que permitan a los usuarios recargar en línea o con pagos electrónicos.

Uno de los retos que tiene el masivo es justamente facilitar el acceso de los viajeros para la compra de pasajes y tarjetas.

También se busca unificar los sistemas de recaudo, para facilitar que los pasajeros puedan abordar buses del sistema colectivo y del masivo, con el pago de un solo pasaje.

$!Ocho retos en transporte masivo deberá enfrentar el próximo Alcalde de Bucaramanga

6. Recuperación de la infraestructura

Actualmente las mini estaciones localizadas sobre las carreras 33 y 27 se ven en abandono y registra graves daños locativos. Varias son usadas como refugio por parte de habitantes de calle, y la mayoría se ven desaseadas.

Este tipo de estructuras también se deben intervenir, con el fin de brindar mayor comodidad a los pasajeros y contrarrestar los problemas de suciedad.

Varias de las estaciones del Sitm también requieren cuantiosas inversiones, para recuperar puestas, vidrios y sistemas de información.

7. Lograr la intermodalidad

El Sitm se concibió con la idea de que algún día los pasajeros puedan hacer uso de diversos modos y medios de transporte para llegar hasta sus destinos. Como, por ejemplo, abordar un bus para recorrer una distancia larga y que exista un sistema interconectado de bicicletas, para que el usuario complete su recorrido pedaleando trayectos cortos.

A pesar de que los últimos dos mandatarios locales prometieron esta intermodalidad, hasta la fecha no ha sido posible que la ciudadanía goce de tal beneficio.

8. Mantener el beneficio tarifario

Estudiantes, adultos mayores y población con discapacidad actualmente se benefician con un descuento del 50 % sobre el valor del pasaje.

Esta tarifa diferencial ha favorecido y facilitado los desplazamientos de rutina en miles de hogares de escasos recursos y que afrontan diversas condiciones de vulnerabilidad.

Dicho beneficio tarifario fue implementado por el gobierno actual, y las comunidades beneficiadas esperan que el subsidio se pueda mantener durante los próximos cuatro años.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad