sábado 22 de junio de 2019 - 12:00 AM

¿Por qué los niños son agresivos en el aula de clase?

Un estudio realizado por un grupo interdisciplinar de la Universidad Pontificia Bolivariana ratificó que aspectos como la agresión física y verbal, la victimización y la indisciplina, son asistentes permanentes del día a día en las instituciones educativas.
Escuchar este artículo

La respuesta a esta pregunta buscan resolverla docentes de la Universidad Pontificia Bolivariana, UPB, quiénes a través de un estudio encontraron que los altos índices de agresión y acoso escolar registrados al interior de las aulas de clase son el reflejo de lo que sucede en el entorno íntimo de los estudiantes.

El análisis de la escala de convivencia escolar, implementado con aproximadamente 70 estudiantes de octavo grado del colegio Miguel Sánchez Hinestrosa, de la vereda Acapulco en Girón, permitió llegar a estos resultados.

Dicho estudio, identificó los elementos que más afectan la convivencia dentro del aula y cómo estos problemas impactan el entorno de los estudiantes en los demás ambientes del plantel.

Lea también: Piden que Bucaramanga regule la venta de armas blancas

“El análisis psicológico del proceso nos permite evidenciar que el trasfondo de estas agresiones se encuentra en disfunciones familiares, que llegan al aula a través del comportamiento agresivo de los estudiantes. Como resultado de la descarga emocional de estos problemas se presentan los llamados de atención que son el punto de partida de este ciclo problemático” mencionó Giovanny Bohórquez, docente acompañante del proyecto.

Al respecto, José Gustavo Quintero, docente y otro de los integrantes del proceso investigativo, explicó que dichos comportamientos van más allá de las malas palabras en el estudiante o el malgenio de los docentes y padres de familia.

Factores como la cultura, la economía y el medio ambiente estarían relacionados de manera directa con el comportamiento agresivo de los estudiantes.

“En el buen sentido de la palabra, la escuela es un hervidero social, es una muestra de lo que nos está pasando. En muchas ocasiones nos encontramos con algunos menores que a las 10:00 de la mañana no habían desayunado, un niño con hambre es un niño que está alterado, que psicosomáticamente no está bien. También encontramos niños que llegaban a la casa a la hora del almuerzo y no había nadie en la casa, como otros que se alimentan bien pero también se comportan de manera agresiva”, explicó el docente.

La investigación analizó ocho dimensiones de comportamiento dentro del aula: gestión inter positiva, victimización, disruptividad, red social de iguales, agresión, indisciplina, ajuste normativo y gestión docente.

Ser, decir y hacer es la ruta

Ante los resultados presentados, el equipo investigador plantea como estrategia de intervención la ruta antibullying ‘Ser, decir y hacer’, que será implementada a modo de prueba piloto, con los estudiantes de octavo grado del colegio Miguel Sánchez Hinestrosa, de Girón.

Dicha ruta involucra a los diversos actores inmersos en la problemática, padres, docentes, directivos y estudiantes.

“Planteamos un ejercicio integral, participativo y de trabajo en conjunto para reducir al máximo el fenómeno. La idea es trabajar con estos alumnos hasta grado once, acompañarlos y mirar cómo avanzan en el proceso. A través de talleres de biodanza con los estudiantes, capacitación y actualización con los docentes y charlas informativas con los padres de familia, hemos avanzado en la sensibilización de la problemática, haciendo que todos nos vayamos comprometiendo con la solución”, manifestó Giovanny Bohórquez.

“Los niños están viviendo la irresponsabilidad de los adultos”

Adela Silva, secretaria de Educación de Girón, manifestó que la problemática social que hay en las instituciones educativas es alta.

“Desafortunadamente los niños están viviendo la irresponsabilidad de los adultos. La desintegración familiar es un factor vital, como no tienen familia no hay quien los forme, los eduque, los acompañe... Las consecuencias se viven en el colegio.”

Combatir la agresión escolar es prioridad para la Secretaría de Educación de Girón.

Escuela de padres, para incentivar la responsabilidad parental, mesas de conciliación, para identificar debilidades y aportar soluciones así como prestar especial atención a la salud mental de padres e hijos, es el trabajo que se ha adelantado por parte de la Secretaría.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad