sábado 29 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Prass, una estrategia que podría salvar vidas en Santander

La meta es que se puedan realizar 900 pruebas diarias, adicionales a las que practican con regularidad los laboratorios colaboradores del departamento como son los de la UIS, Udes, ICA y HIC; asimismo, los de carácter privado que tienen convenio con las EPS.
Escuchar este artículo

Prass que significa Pruebas, Rastreo y Aislamiento Selectivo Sostenible, es la estrategia que se implementa en Santander, bajo la coordinación de la Secretaría de Salud Departamental, para interrumpir las cadenas de transmisión del COVID-19 y desacelerar el contagio. El Gobierno Nacional mediante el Decreto 1109 de 2020 la reglamentó.

De esta manera, aseguran las autoridades, se puede llegar a las personas, identificar contactos y actuar de manera rápida en cuanto aislamientos en hogares. No obstante, los epidemiólogos aseguran que es un avance frente a esta nueva etapa de la pandemia.

Javier Alonso Villamizar Suárez, secretario de Salud Departamental, confirmó que inicialmente el Prass se implementará en el área metropolitana de Bucaramanga, donde justamente –hasta el 27 de agosto- se registraban 12.114 casos positivos.

“Iniciamos con una prueba piloto el fin de semana anterior, en el barrio Mutis, de Bucaramanga. Ya tenemos identificadas las comunas y los barrios con mayor número de casos. Esos son los que estamos interviniendo con un convenio de cooperación que se estableció con 13 EPS y la Gobernación de Santander y las alcaldías de Bucaramanga, Piedecuesta y Girón”, subrayó el funcionario.

Con este convenio, según información suministrada, las entidades promotoras de salud disponen de 260 agentes comunitarios, quienes tienen la gran responsabilidad de tomar las muestras. Entre tanto, la Administración Departamental entregó tabletas digitales, a esos agentes comunitarios, para facilitar el diligenciamiento de las encuestas cuando se hace la visita casa a casa.

“La invitación es a que la comunidad participe y reciban en sus viviendas a estos agentes comunitarios para que hagan la encuesta y la prueba. Cabe aclarar que si es necesario y si se presenta un paciente asintomático, de inmediato, se aísla al núcleo familiar porque para esto no debemos esperar el resultado de la prueba; es decir, independientemente del resultado que llegue o no llegue, la persona debe estar aislada desde el momento en que se sospecha y no solo debe ser la persona sino todo la familia”, precisó Villamizar Suárez.

Quien, por otro lado, anunció que Santander está en el proceso de adquisición de pruebas antigénicas, unas pruebas rápidas avaladas por el Ministerio de Salud y Protección Social, Instituto Nacional de Salud y el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima. Los resultados estarían en 30 minutos aproximadamente.

“Las tomas de estas pruebas se harían inicialmente con la población más vulnerable, migrante y habitantes de calle, también donde se presenten aglomeraciones como centros carcelarios, plazas de mercado, centros de adulto mayor y gremio de taxistas. La idea es tener mayor control y tratar de prevenir de una mayor manera el COVID-19 en Santander”, indicó el secretario de Salud.

Lea también: Gobernador alista medidas para reactivar a Santander

En Bucaramanga

Tal y como lo confirmó el funcionario de la Gobernación de Santander, en la capital santandereana hace una semana arrancó el rastreo ampliado que fortalece el trabajo hacia la detección, aislamiento definido y una trazabilidad.

Frente al tema, el alcalde Juan Carlos Cárdenas Rey comunicó que con el Prass se llegará a “ciertas zonas geográficas en particular y algunos barrios de la ciudad. Contamos con información georreferenciada y del Dane, lo que nos permitió entender cuáles son las tasas de contagio y en dónde están las concentraciones de casos positivos activos de las últimas dos semanas para llegar con este equipo. La persona que nos ha estado asesorando en búsqueda activa comunitaria es quien lideró el proceso en Barranquilla y Cartagena”.

El mandatario manifestó que, con los laboratorios de la Universidad Industrial de Santander, UIS; Universidad de Santander, Udes; Instituto Colombiano Agropecuario, ICA; y el del Hospital Internacional de Colombia, HIC, se están haciendo todos los esfuerzos para aumentar la capacidad del procesamiento de pruebas diarias. La meta es alcanzar las 2.000 diarias.

“Bucaramanga tiene cerca de 4.000 pruebas por cada 100 mil habitantes. Sin embargo, es muy importante ampliar la capacidad en estos momentos cuando estamos empezando a tener un incremento considerable de los casos positivos, en la ciudad”, expresó Cárdenas Rey.

Cabe destacar que cuando se identifica un caso o hay sospecha de una persona asintomática, se le toma la muestra, así como a toda su familia, y se aísla.

“A las personas que estén laborando se le va a dar el tratamiento como si fuera una incapacidad laboral para que se puedan quedar en casa. El aislamiento es de 14 días. Eso en cuanto a las personas que están en el régimen contributivo, porque quienes estén en régimen subsidiado recibirán una ayuda económica de $205.000 por parte del Estado para que puedan mantenerse durante las dos semanas en aislamiento”, explicó el alcalde de Bucaramanga.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad