sábado 15 de junio de 2019 - 12:00 AM

Usuaria de Coomeva en Bucaramanga lleva más de un año esperando que le retiren un catéter del riñón

Durante 15 meses, Ana Patricia Rincón, usuaria de Coomeva EPS, ha luchado contra la entidad para que le retiren un catéter, ubicado en su riñón izquierdo.

El ‘viacrucis’ de esta mujer comenzó el 3 de marzo de 2018. Ese día tuvo que ser intervenida de urgencia, ya que su vida corría peligro a causa de una sepsis causada por un cálculo.

Ante la gravedad de su estado, los médicos decidieron ubicar un catéter en el riñón para sostener el cálculo, que ya estaba afectando el órgano.

“El cálculo no lo pudieron extraer debido a la severidad de la infección. Lo que hicieron los médicos fue sostenerlo con el dispositivo para atacar la infección con medicamentos, luego retirar el catéter y el cálculo. Esto es lo que estoy esperando desde hace más de un año”, relata Ana Patricia.

Según los médicos, el catéter debía durar en el organismo tres semanas, máximo dos meses. Sin embargo, ya completa un año, tres meses y 14 días en el cuerpo de Ana Patricia.

Lea además: El drama que viven 85 niños en Puerto Parra, Santander, para poder estudiar

“El 12 de abril de 2018 tuve cita con el urólogo para que me autorizara la extracción del catéter, pero no ha sido posible porque Coomeva no tiene convenio con la Clínica Comuneros y Uromédica, que es donde me pueden hacer el procedimiento”, explicó Ana Patricia.

Según cuenta, ahora no tiene un solo cálculo sino varios. Vive constantemente con infección en la vejiga y en el riñón.

“El catéter se convirtió en un imán para las infecciones. Me está afectando porque no puedo caminar bien, tengo irritación vaginal, dolor abdominal y además incontinencia urinaria, por ese motivo tuve que dejar de trabajar”, señala.

A pesar de haber interpuesto una acción de tutela, tres incidentes de desacato, quejas a la Supersalud y constantes visitas a Coomeva, la EPS no le ha dado solución.

¿Qué dice Coomeva?

A través de un comunicado, la EPS se refirió al procedimiento médico pendiente.

“Nos encontramos realizando las gestiones administrativas pertinentes con las IPS que garanticen los servicios que su patología requiere, para llevar a cabo dicha intervención”, se lee en el documento.

La desesperación de Ana Patricia con esta situación ha sido tanta que a pesar de los costos, ha pensado en realizarse el procedimiento de manera particular, para lo cual solicita la solidaridad de las personas.

Si usted desea colaborarle puede comunicarse con ella al teléfono 313 4303271.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad