jueves 14 de noviembre de 2019 - 3:55 PM

Video: Como unos soldaditos valientes, niños con cáncer del HIC vivieron una bella celebración

Soldados de la Quinta Brigada del Ejército Nacional llegaron ‘armados’ de dulces, pelucas, calabazas y muchos regalos al Hospital Internacional de Colombia. Los niños, sus padres y hasta los médicos, disfrutaron de la celebración.
Escuchar este artículo

La actividad inició con un show de mascotas. Distintas piruetas y maniobras que realizaron los animalitos acompañados de artistas que bailaban al unísono con el aro del ula ula, provocaron muchas carcajadas en el público.

Esta fue la parte favorita para Andrea Katherine, una dulce niña de 14 años quien desde diciembre del año pasado es paciente del HIC por un osteosarcoma en rodilla derecha con metástasis pulmonar. Pero su condición no fue impedimento para disfrutar del espectáculo.

“Yo quiero ser diseñadora de modas y oncóloga pediatra para ayudar a los niños enfermos”, contó con ilusión la pequeña quien estaba disfrazada de porrista.

Por su parte, Ángel David, un niño de siete años quién debe estar en silla de ruedas mientras se recupera de un accidente que le afectó gravemente el pie izquierdo, disfrutó al máximo de la algarabía que hacía Mickey Mouse. “Cuando sea grande quiero ser un soldado porque mi primo lo es”, expresó un poco tímido.

Los papitos también disfrutaron

Los papás de estos pequeños también tuvieron su espacio para salir un poco del estrés diario que genera la rutina y se dejaron contagiar de la celebración. Así fue para el señor Leonel Enrique Farido, quien se sumó al baile que incitó uno de los payasos de la fiesta.

Hace dos meses él y su esposa están al pendiente de los cuidados de su bebé de 9 meses a quien le fue diagnosticado un tumor maligno en las glándulas suprarrenales. Esta familia venezolana expresó que ha encontrado un gran apoyo por parte del Hic para la atención de su hijo.

Lea también: ¡Estómago lleno y corazón contento!, así es la labor social de la Posada del Peregrino en Bucaramanga.

“Estamos agradecidos con el hospital porque aquí no hemos tenido que pagar un peso. Tenemos otros dos hijos que están en Aguachica con su abuela, y han tenido la posibilidad de venir a visitar a su hermanito”, dijo entusiasmado el papá.

Los corazones solidarios detrás de esta causa

Con el voluntariado ‘Corazones solidarios’ del HIC y la Fundación Montañas Azules, esta y muchas otras acciones sociales han sido posibles para contribuir a un mejor bienestar durante la estadía de pacientes y sus familias en el hospital.

“Servir es lo único que llena el alma y finalmente lo único que se lleva uno. En Montañas azules propendemos por generar estos espacios de esparcimiento, como fiestas o cumpleaños. Para diciembre estamos organizando las novenas navideñas que son bastante especiales”, comentó Ana María Lian, directora de la fundación.

A esta causa se sumó el Ejército Nacional en vínculo con el HIC con el propósito de cambiar lágrimas por sonrisas.

“Es una labor muy bonita el poder compartir con estos niños que para nosotros ya son soldados porque llevan una batalla incluso mucho más difícil”, manifestó el teniente coronel Óscar Javier Herrera, comandante del Batallón Francisco José de Caldas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad