viernes 22 de marzo de 2019 - 12:00 AM

Se abrió la primera Casa Universitaria en Santander para jóvenes vulnerables

Según informó el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, el próximo semestre se ampliaría el número de cupos para más beneficiarios.

Aquellos jóvenes que crecieron en hogares sustitutos y bajo la protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Icbf, ahora tienen la oportunidad de ingresar al programa ‘Casa Universitaria’, mediante el cual reciben apoyo integral para la culminación de estudios profesionales.

Tal iniciativa se inauguró este jueves en Santander, en donde 23 jóvenes ya se benefician de esta estrategia que les ayuda a desarrollar, de forma autónoma, su proyecto de vida.

Con el trabajo realizado en conjunto por el Icbf y Aldeas Infantiles SOS, este grupo de estudiantes se favorece de alojamiento, alimentación, transporte, educación, y vestuario, sin tener que pagar un solo peso.

Margy León, directora del Icbf en Santander, manifestó que “nuestros jóvenes pueden elegir la universidad y la carrera que deseen. Ellos están matriculados en las diferentes instituciones que operan en la ciudad, estudiando ingeniería, administración, psicología, entre otras carreras. Ya tenemos proyectado que para el segundo semestre de 2019 podamos aumentar la cobertura de la ‘Casa Universitaria’”.

“La cuarta del país”

Juliana Cortés, directora Nacional de Protección del Icbf, informó que “la Casa Universitaria de Santander es la cuarta que se abrió en el país. Las otras tres están en Bogotá (2) y Tolima”.

“La idea es fortalecer y potenciar los proyectos de vida de cada uno de los jóvenes beneficiados”, indicó Cortés.

El Alcalde de Floridablanca, Héctor Mantilla, estuvo presente durante dicha inauguración y anunció que “ya apropiamos recursos por cerca de $500 millones, que entregaremos a Aldeas Infantiles el próximo semestre”.

Ángela Rosales, directora Nacional de Aldeas Infantiles, expresó que “buscamos generar soluciones, acorde a las edades y a las oportunidades que necesitan nuestros jóvenes, para que logren una vida autónoma y autosuficiente”.

“Es un apoyo crucial para lograr nuestra independencia”

Luz Jiménez, de 23 años de edad, está a solo dos semestres de recibir su título como profesional en microbiología industrial.

Ella habló sobre el apoyo que ha recibido. “Ingresé al Icbf hace como unos diez años. Primero estuve en hogares sustitutos, y después me apoyaron con mi universidad. Actualmente voy en octavo semestre en la Udes”.

“La Casa Universitaria nos brinda la oportunidad de desarrollar nuestras vidas con mucha más independencia”, agregó Luz.

Otro de los 23 beneficiarios es Cristian Castañeda, quien hace dos años aproximadamente inició su formación como chef profesional.

Según Cristian, “hace 12 años llegué al Icbf. Estaba trabajando en la calle con un par de hermanas, y unos policías nos llevaron al Instituto. En la actualidad estudio gastronomía en la Unab”.

“La Casa Universitaria es un proyecto formidable. Además de todo el apoyo, nos dan pautas y orientación para tomar las mejores decisiones”, añadió Castañeda.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad