sábado 09 de marzo de 2019 - 12:00 AM

En el sur de Girón respiran el aire más contaminado del área

Por encima de Bucaramanga y Floridablanca, la estación de monitoreo de Girón registra niveles de contaminación más altos por material particulado respirable. No obstante, en la zona los indicadores no llegan a niveles nocivos.

Los días transcurren en completa normalidad en Santa Cruz, uno de los barrios del sur de Girón que más ha resultado afectado con las emisiones de partículas contaminantes, en las últimas semanas.

Por lo menos, esta situación es la que queda en evidencia con los resultados que se han obtenido de la estación de monitoreo de calidad del aire que, el año pasado, instaló el Área Metropolitana de Bucaramanga, en las instalaciones de la Secretaría del Adulto Mayor.

Lo que llama la atención, más allá de los desfavorables indicadores, es que sus habitantes hasta hace unos días, a través de medios de comunicación como Vanguardia Liberal, se enteraron que el aire que respiran no era el mejor. Nunca les habían dicho nada. Tampoco conocían del equipo de medición ubicado en su sector.

Resultan irónicos los informes de las mediciones, según los residentes de Santa Cruz, Gallineral y Río de Oro, ya que entre todos se han encargado de arborizar la zona para mitigar un poco los impactos ambientales. No más, a pocas cuadras, está el parque Gallineral, uno de los ‘pulmones’ más importantes del casco urbano.

Le puede interesar: Desciende la calidad del aire en el área metropolitana de Bucaramanga

Incluso, este escenario, que recién sufrió una transformación, es el punto de encuentro diario de niños que se divierten junto con sus familias, y de adultos mayores y población en general, que en las mañanas realiza actividad física al aire libre.

“Vengo a caminar a este sitio de lunes a viernes, porque se siente un aire puro. Si va al Rincón de Girón y luego llega acá, notará el cambio de lo que está respirando. En el Rincón pasa una carretera nacional y la polución en grandísima”, sostuvo una de las mujeres que estaba en el parque.

La ciudadanía intenta no desmeritar los resultados entregados oficialmente por el AMB, pero no les convence que el problema sea causado solo por las obras de desarrollo urbanístico que allí se adelantan, como lo justifica la Subdirección Ambiental, durante sus pronunciamientos.

“La obra que está a pocos metros es la de un colegio y va muy avanzada, entonces creo que no es tanto por eso y se deben estudiar otros factores como la zona industrial y las ladrilleras. Una sola estación tampoco alcanza para medir la realidad de un municipio, se necesitan más”, acotó un vecino, con más de 30 años de residencia en Santa Cruz.

“No es de alerta”

Para el AMB, el descenso de la calidad del aire en el territorio metropolitano se debe a cambios de temperatura, humedad y vientos; asimismo, a incendios forestales y emisiones de fuentes móviles y fijas.

La atención en Girón, por parte de los expertos del AMB, se centró en febrero pasado porque el índice de material particulado (PM 2,5) desencadenó variantes nada alentadoras. Es decir, el aire está entre dañino para la salud de niños, mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con enfermedades respiratorias, y nocivo para la salud de la población en general.

Lea también: El área metropolitana podría tener Pico y Placa Ambiental

Industrias

Aprovechando el tema de la afectación ambiental, un importante número de gironeses enfatizan en el tema de los olores nauseabundos, porque es una queja que se sostiene desde hace varios años. Incluso, referencian un problema general de contaminación ambiental, al que no se le ha prestado la atención suficiente y sigue minimizando otras problemáticas.

No olvidan las ladrilleras o chircales a las que le atribuyen otra parte del problema de la afectación del aire.

Eduardo Marín, presidente de la Junta de Acción Comunal de Gallineral, aseguró que su comunidad solicita controles rigurosos sobre estos lugares.

Al parecer, cuando entran en funcionamiento, el humo que emanan es insoportable y generan olores a “hollín de carbono”.

Con exactitud no se conoce desde hace cuántas décadas funcionan estas fábricas de ladrillo, que se ubican en el sector de Bahondo, Llanadas y Lagunetas. Los líderes cívicos afirman que si bien algunas cumplen al pie de la letra los requisitos exigidos por ley, hay otras que no, y son las que más perjudican.

Plan de Acción

María del Pilar Flórez Galvis, secretaria de Seguridad y Gestión del Riesgo de la Alcaldía de Girón, aseguró que se fijaron acciones primarias para controlar el deterioro de la calidad del aire en el municipio.

Las estrategias se implementarán y se evaluarán cada semana; dependiendo de los resultados obtenidos se replantearán o se fortalecerán.

En términos generales, se harán campañas de sensibilización, así como visitas junto con la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, a las ladrilleras para la revisión de la documentación de funcionamiento; aplicará también para todas las empresas que generen algún tipo de contaminación o vayan en detrimento de la calidad del aire.

Se reforzarán los operativos de tránsito para la revisión de las fuentes móviles y de certificación técnico-mecánica.

No se dejará atrás, la revisión de los sitios donde se hacen movimientos de tierra para la ejecución de obras. Y de los establecimientos comerciales que generen algún tipo de emisión.

Le puede interesar: El Pico y Placa se mantine, pero...

Opinó la comunidad

¿Sabía usted que Girón tiene el aire más contaminado del área metropolitana de Bucaramanga?

Eduardo Marín

“No sabíamos porque no hemos percibido que el aire nos afecte. Este es un problema nacional y creo que hay muchos factores que inciden sobre eso”.

Margarita Osorio

“Lo que sentimos son unos olores terribles, que ya no nos aguantamos. Solo hasta hace unos días nos dijeron que en Girón había problemas con el aire”.

Pedro Oviedo

“El medio ambiente en Girón ha desmejorado mucho, los olores son terribles, las enfermedades respiratorias dan seguido”.

Antonio Roa

“Los malos olores surgen constantemente. Las emisiones de las ladrilleras que están muy cerca a nuestro barrio también contaminan, porque el humo escurre hasta la parte baja y se concentra”.

La voz del experto

Iván Solarte, médico internista neumólogo y docente titular de la Universidad Javeriana de Bogotá, explicó que la contaminación del aire es un problema de salud pública.

“En Colombia, los niveles básales que estamos respirando en las ciudades grandes exceden los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud, como saludables”, precisó.

¿Qué enfermedades se adquieren?

-En el mundo, el 90% de los ciudadanos que viven en las grandes ciudades están expuestos a niveles no saludables de aire, que se asocian con enfermedades respiratorias (Enfermedad Obstructiva Crónica - Epoc, asma y bronquitis), cardiovasculares o cerebrovasculares y cánceres (cáncer de pulmón).

Cuando los niveles de contaminantes tienen ’picos’ se pueden presentar afecciones agudas como bronquitis aguda, exacerbación del asma o Epoc, síntomas de infarto del miocardio o isquemia cardíaca.

¿Cuáles son las recomendaciones?

-Las personas no deberían exponerse al aire contaminado, pero cuando trabajan o viven allí se sugiere evitar la actividad física.

Es importante que se salga con protección; por ejemplo usando mascarillas N95, que filtran hasta el 95% de las partículas ultrafinas que causan los daños en el pulmón.

Las mascarillas habituales que se utilizan para contener las secreciones no sirven mucho para contener las partículas.

¿Es posible saber si alguien se enfermó por contaminación del aire?

-No es posible diferenciar ese paciente. La única manera de atribuirlo a la contaminación es con estudios epidemiológicos que evalúen la relación entre los excesos de niveles de contaminación y los casos de enfermedad.

Los síntomas de la enfermedad aparecen uno, dos o tres días después de haberse expuesto a los altos niveles de contaminación del aire.

¿Cuáles son las partículas contaminantes que afectan la salud?

-Las partículas respirables que son las menores de 2,5 micras, una mezcla de diferentes partes de material particulado que vienen principalmente de la combustión de diesel y de otros elementos que sirven para dar energía a motores y fábricas.

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad