viernes 08 de marzo de 2019 - 12:00 AM

Choque de Duque y Santos sobre uso de glifosato contra coca

El presidente Iván Duque y su antecesor, Juan Manuel Santos, expusieron ayer sus diferencias en la lucha contra las drogas en una audiencia en la Corte Constitucional en la que se debatieron las aspersiones aéreas con el herbicida glifosato.

Mientras que para el Gobierno las plantaciones de coca son un problema de “seguridad nacional” que debe enfrentarse con todas las herramientas disponibles, incluidas las aspersiones con glifosato, actualmente suspendidas, hay sectores que consideran que estas no deben ser retomadas.

El escenario de la discusión fue la audiencia pública convocada por la Corte Constitucional para hacer seguimiento a una sentencia suya sobre el uso del químico por los riesgos potenciales para la salud y el medioambiente ya que cuando se fumiga desde el aire puede caer más allá de los cultivos ilícitos.

Lea también: El Consejo de Estado condenó al Gobierno por uso de glifosato en Cauca

Duque, que fue el primero en intervenir en una audiencia que incluyó a varios de sus ministros y otros funcionarios, así como académicos, expertos en salud y medioambiente, pidió a la Corte Constitucional “una modulación de la sentencia” que regula el uso del herbicida.

“La verdadera discusión es sobre la amenaza y los riesgos que enfrenta hoy nuestro país por cuenta del crecimiento vertiginoso, en los últimos años, de los cultivos ilícitos, y las consecuencias que esto trae para el orden público, la seguridad nacional, la protección y el tutelaje de los derechos fundamentales de los colombianos”, manifestó el presidente.

“La única forma efectiva y duradera de combatir la producción de hoja de coca en nuestro país es mediante procesos de sustitución voluntaria que ofrezcan oportunidades a los campesinos en la economía legal”, manifestó por su parte Santos a los magistrados.

Según el expresidente, sería “un error” si se llega a retomar la aspersión con glifosato porque, considera, “es una estrategia que ya demostró su ineficiencia e ineficacia”.

“Colombia ha luchado contra las drogas como ningún otro país. Una guerra que no se ha podido ganar en medio siglo es una guerra fracasada o, por lo menos, destinada al fracaso. Mientras haya consumo y prohibición, habrá mafias que se lucren de las rentas ilícitas”, añadió.

Duque defiende el uso del químico

Duque reforzó su argumento con la tesis de que el crecimiento agigantado de los cultivos de coca implica amenazas a la economía legal pues “entraña un negocio que puede estar trayendo al país de manera indebida cerca de 14.000 millones de dólares” en contrabando y lavado de activos, entre otros.

Según el mandatario, con el cultivo de coca y la producción de cocaína también sufre el medioambiente, en especial la selva tropical, porque a ella llegan unos 4,1 millones de litros de ácido sulfúrico usados en la transformación de la hoja en droga, además de otros químicos contaminantes.

Le puede interesar: La inusual propuesta del Fiscal para frenar los cultivos ilícitos

Sin embargo Santos, que intervino unas cuatro horas después, le salió al corte y dijo que más fumigaciones no son iguales a menos cultivos ilícitos.

“Entre 2008 y 2013 la aspersión bajó y la producción también. El año 2013 ha sido el de más baja producción de este siglo. Estas cifras dicen que no se puede establecer una correlación entre aspersión y producción”, explicó.

Santos promovió en su mandato un cambio de enfoque en la lucha contra las drogas que incluyó el combate a los capos del narcotráfico con todas las fuerzas disponibles, que el consumo fuera tratado como un problema de salud pública y que los eslabones más bajos de la cadena del tráfico de estupefacientes fueran abordados desde un punto de vista no punitivo.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad