domingo 27 de octubre de 2019 - 6:15 PM

Daniel Quintero, el candidato independiente que venció al uribismo en Medellín

Daniel Quintero se acaba de convertir en alcalde de Medellín. Con el 73.07% de las mesas escrutadas en la ciudad, Quintero le gana la Alcaldía a Alfredo Ramos con casi 9 puntos porcentuales de diferencia. Quintero es el ganador virtual con el 38.59% de los votos, frente a 30,29% de Ramos.
Escuchar este artículo

Quintero utilizó como bandera durante la campaña que lo llevó al cargo más importante de la ciudad, un pasado por las calles del barrio Tricentenario, entre la pobreza y las ganas de esquivar, a toda costa, una violencia que se engullía sin piedad a otros como él.

Vendió varitas de incienso y postres, y se refugió en sus hermanos y en la música. Se presentó tres veces a la Universidad de Antioquia, logrando completar una carrera solo en la tercera oportunidad. Su camino, que él se encargó de definir y mostrar en campaña como un trasegar variado, define también su trayectoria política. Es ese tema, sin embargo, fue el objetivo de críticas de sus adversarios.

Lea también: Juan Carlos Cárdenas es el nuevo alcalde de Bucaramanga

El rótulo de independiente que Quintero se dio y construyó a sí mismo con la recolección de poco más de 50 mil firmas, riñó con un pasado partidista que sus adversarios se encargaron de hacer público una y otra vez. En el 2007 se lanzó al Concejo de Medellín por el Partido Conservador, aspiración en la que fracasó con poco más de 2.000 votos.

Tiempo después insistió de nuevo de mano del Partido Verde. Allí tampoco logró ser elegido vía elección popular. Cuando al parecer su camino se alejaba de los cargos públicos, fue llamado por la Casa de Nariño para ser gerente de Inpulsa, una entidad del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo encargada de brindar asesorías a pequeños emprendedores.

Allí se quedó hasta el 2016 cuando fue nombrado viceministro de Economía Digital del Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Un independiente que ha estado en todos los partidos, señalaron sus adversarios. Pese a eso, su campaña fue creciendo poco a poco y se convirtió en el rival más directo del favorito, Alfredo Ramos.

Lea también: Claudia López, la primera mujer en conquistar la Alcaldía de Bogotá por voto popular

Con el candidato del Uribismo se enfrentó en varias oportunidades. No solo su propuesta de construir un metro subterráneo despertó agrias críticas de Ramos, quien la tachó, al igual que otros candidatos, de ser una mentira, también se señalaron mutuamente, de forma indirecta, de ser los responsables de una campaña sucia que enlodó el proceso electoral en Medellín las últimas semanas y que involucró a personajes de talla nacional como Álvaro Uribe y Gustavo Petro.

“No soy de izquierda, ni de derecha, soy independiente” dijo Quintero cuando explicó por qué bloqueó en sus redes sociales a ambos influyentes políticos. Su discurso caló en una ciudad que por segunda elección consecutiva da la sorpresa eligiendo a un político que se presentó sin el respaldo visible y directo de grandes partidos y sin el aval y padrinazgo del uribismo.

Lea también: Carlos Román es el nuevo alcalde de Girón

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad