miércoles 14 de agosto de 2019 - 12:00 AM

Tras la huella de Galán

La lucha contra el narcotráfico, fue una de las principales batallas de Luis Carlos Galán, cuyo recuerdo aún perdura en los colombianos.
Escuchar este artículo

El próximo domingo se cumplen 30 años del asesinato del líder político Luis Carlos Galán Sarmiento, quien para 1989 era candidato a la presidencia de Colombia.

Pese al paso de los años, la recordación de este gran líder sigue en la memoria de muchos colombianos, así como algunas de sus luchas, la principal de ellas contra el narcotráfico, que fue lo que lo llevo a la muerte.

El exsenador Juan Manuel Galán, manifiesta que “lo más importante en relación en lo que ha pasado con él como personaje es que pasados 30 años de su asesinato la gente sigue recordándolo con el mismo cariño, es impresionante cómo el recuerdo emocional que dejó en los colombianos ha logrado sobrevivir”.

Le puede interesar: Así se conmemorarán los 30 años del magnicidio de Luis Carlos Galán en Bucaramanga

Una de las frases que más se recuerda de este líder político es “a los hombres los pueden asesinar pero a sus ideas no”. Y teniendo en cuenta esto, el exsenador dice que precisamente en la conmemoración del aniversario número 30 de su asesinato se busca rescatar, para las nuevas generaciones, cuáles fueron las ideas de Galán, sus principios, los valores de la defensa en la manera de hacer política, una política con vocación de servicio, transparente y pensando en el interés general, en el bien común, pero también con una serie de contenidos en su propuesta para modernizar a Colombia, para lograr la integración en el territorio, que es un desafío que no ha podido resolver.

Política conservadora

Aunque han pasado ya 30 años desde el asesinato de Galán, Colombia sigue siendo un país muy conservador en la forma de hacer política, pese al intento que se tuvo con las últimas elecciones presidenciales, considera Aaron Taus, Docente Ciencias Políticas de la Universidad Nacional, sede Medellín.

De otra parte, se tiene el tema relacionado con el asesinato selectivo que se sigue produciendo en Colombia, las cosas han cambiado un poco, pero con el proceso de paz, cuántos excombatientes de las Farc han sido asesinados, cuántos líderes sociales, así como defensores de los derechos laborales. Entonces, Colombia sigue siendo uno de los países más peligrosos en el mundo para la política de ideas alternativas, precisa Taus.

Rechazo al narcotráfico

Una de esas ideas de Luis Carlos Galán, era básicamente “el rechazo que debía asumir la sociedad frente al narcotráfico y sobre todo a los dineros mal habidos y del poder que se obtenía a través de esos dineros”, ó sea poder político o económico eso fue muy claro, recuerda Carlos Alfonso Velásquez Romero, Docente de La Sabana.

Sin embargo, dice Velásquez, “mirando un poquito atrás, el asesinato de Rodrigo Lara no fue suficiente detonante para que la sociedad despertara de ese letargo de ver al narcotráfico, los narcotraficantes y los amigos de ellos casi como algo normal, pero después del asesinato de Galán sí”.

Recuerda que después de la muerte de Galán vino la caída de Pablo Escobar, el proceso Ocho Mil y fue cuando el país se dio cuenta de hasta dónde había llegado esa complacencia con las elites del narcotráfico.

De acuerdo con el docente de La Sabana “las ideas de Galán funcionaron e hicieron su efecto, pero el detonante lamentablemente fue su asesinato y se puede decir que fue un mártir de la democracia”.

Ideas sin líder

“El mensaje de cansancio y protesta con la corrupción política y el clientelismo político tradicional le llegó muy profundamente al ciudadano típico y el rol histórico más importante de Galán es que él fue, de alguna manera, el iniciador de todo el sentimiento de protesta que en las últimas décadas ha habido en Colombia con respecto al clientelismo y la corrupción y así fue que el lanzó su movimiento político”, recuerda Andrés Mejía, Analista Político.

Mejía considera que “con la muerte de los hombres las ideas pierden un poco, porque las ideas tienen la capacidad de perdurar, pero en ocasiones requieren de un liderazgo que no todos se lo pueden dar. En igual medida, las ideas de Galán después de su muerte quedaron sin un liderazgo claro y a pesar de que han perdurado en el corazón de los colombianos, se quedaron sin el líder que las abanderaba”.

De igual manera, “la persona en quien simbólicamente se depositaron las banderas de Galán, de acuerdo con las palabras de su hijo Juan Manuel en el sepelio, Cesar Gaviria, quien hoy por hoy se volvió un barón del clientelismo electoral, todo aquello contra lo cual luchó Galán”.

Dos miradas
El exsenador Juan Manuel Galán, manifiesta que hay dos maneras de dar una mirada a las ideas que dejó Luis Carlos Galán Sarmiento.
Hay una forma de mirarse que es muy esperanzadora porque hay una mina de ideas y propuestas que pueden ser fuente de inspiración para nuevos liderazgos políticos en Colombia sobre lo que necesitó el país para modernizarse y ser un verdadero Estado Social de Derecho.
También tiene una mirada negativa, porque cuando repaso los vídeos es como si no hubiera pasado un solo segundo desde que fue asesinado... como si lo que estuviera diciendo lo hiciera en tiempo real y eso tiene una mirada triste y es que el país no ha avanzado nada.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad