viernes 24 de enero de 2020 - 2:30 PM

Recuento de los problemas que retrasaron por dos años la entrega del puente Hisgaura en Santander

Tras seis años de labores y fuertes críticas, este viernes entró en funcionamiento el puente Hisgaura, la estructura atirantada más alta de Suramérica. Vanguardia hace un recuento de los tropiezos por los que ha pasado esta obra ubicada en la provincia García Rovira de Santander, que alcanza los $100 mil millones.
Escuchar este artículo

En diciembre de 2017 debió entregarse el puente Hisgaura, una obra que mejoraría la movilidad entre el área metropolitana de Bucaramanga y Málaga, lo que favorecería a los habitantes de la provincia García Rovira.

Dos años después de dicho plazo, el Invías recibió por parte del Fondo de Adaptación la megaestructura que tiene una altura de 148,3 metros y una longitud de 653 metros. No obstante, se sigue cuestionando la funcionalidad de la obra debido a que la carretera continúa en malas condiciones y se desconoce con certeza cuándo estará completamente pavimentada. Se estima que esta carretera estaría pavimentada dentro de siete años.

Lea también: Video: Ya se encuentra habilitada la movilidad por el puente Hisgaura

Hace un mes Danil Román, abogado y veedor de la vía, señaló a Vanguardia que solo se han pavimentado cerca de 40 kilómetros y restan aún 84 kilómetros que permanecen en pésimo estado desde hace varios años. “Gran parte de la vía entre Curos y Málaga presenta gran deterioro. Hay cráteres que ya parecen volcanes. Se invirtieron $100 mil millones en un puente cuando la vía es precaria...”.

Igualmente la obra fue fuertemente criticada cuando a simple vista se observaban ondulaciones similares a las de un acordeón. Tras esta situación el contratista colocó unos faldones para que estéticamente no fueran visibles las ondulaciones, que según expertos, no afectarían la estabilidad del puente.

Incluso el actual gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, anunció que no participará en la entrega del puente al señalar que no hay garantías en la estructura. Pese a la decisión del mandatario, la obra será recibida por el Invías, puesto que estuvo a cargo del Gobierno Nacional.

Lea también: ¿Y la pavimentación de la vía a Málaga?

Seis años de espera

La construcción del puente Hisgaura se inició en 2014 con un costo de $100 mil millones. De acuerdo con el plan de trabajo establecido se tendría que haber entregado a finales de 2017.

En octubre de 2018 finalizó la construcción. Sin embargo, las autoridades y la opinión pública pusieron la lupa sobre la obra porque el puente presenta ondulaciones en los costados, que generaron dudas sobre su funcionamiento. También se conocieron fotografías que mostraban fisuras en sus laterales. Para corregir el defecto, la compañía encargada de la construcción instaló unos faldones metálicos, pero se creía que podría haber problemas más de fondo.

En marzo de 2019 la Sociedad Colombiana de Ingenieros recomendó no recibir el puente, hasta que se tuviera pruebas adicionales de su calidad.

En abril de 2019 la Contraloría General advirtió que habría sobrecostos en la construcción del puente Hisgaura. “Existe mayor costo del proyecto ,$5.670 millones, que corresponden a la suma de los costos por ajustes pagados y el costo de la interventoría desde diciembre de 2016 hasta septiembre de 2018”.

Igualmente el ente de control aseveró que las deficiencias en el proceso constructivo del puente Hisgaura no permitieron la entrega de la obra ante la incertidumbre que existe de momento sobre la durabilidad y resistencia del tablero del puente.

Lea también: Contraloría advierte fallas y detrimento patrimonial en puente Hisgaura

Pruebas y visto bueno

Luego de que la firma constructora Sacyr practicara una prueba de carga estática y dinámica en diciembre del 2018, que según lo informado por la interventoria ETA arrojó resultados satisfactorios, el Instituto Nacional de Vías, Invías, la Sociedad Colombiana de Ingenieros y la interventoría alertaron sobre posibles fisuras en la cara inferior del tablero.

Tras detectar estas anomalías y para proteger los recursos públicos y garantizar la seguridad de los usuarios, se determinó la necesidad de realizar una patología en la cara inferior del tablero del puente.

Dicha prueba, aceptada y contratada por la firma española Sacyr, fue realizada por una firma francesa apoyada en una brasilera, entre en julio y octubre de 2019.

Lea también: El Puente Hisgaura se ajusta a las condiciones técnicas: Invías

En diciembre de 2019 el Invías junto a la Sociedad Colombiana de Ingenieros consideraron que las condiciones técnicas del puente se ajustaban a las normas y se emitió un concepto favorable.

Este visto bueno se dio luego de que la interventoría ETA emitiera un concepto favorable sobre la patología, el estado estructural del puente y la estabilidad de este lugar, con base en el informe presentado por el experto internacional del contratista sobre las reparaciones realizadas.

No obstante, quedaron algunos pendientes. En el informe entregado por la interventora se precisa un método de reparación en sellado de fisuras, que según Juan Esteban Gil, director del Invías, no comprometen la estructura. Estos arreglos tendrían que estar listos a más tardar en marzo.

En su momento, el gerente del Fondo Adaptación, Edgar Ortiz Pabón, aclaró que el recibo del puente Hisgaura no implica para el Estado renunciar al derecho que tiene de hacer las reclamaciones técnicas, jurídicas o económicas a que haya lugar ante las instancias competentes.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad