domingo 25 de agosto de 2019 - 12:00 AM

‘Sí a la promoción turística, pero controlada’, veeduría CCB

Más de 6 mil millones de pesos se invertirán en la terminal de pasajeros de San Gil, con el fin de ofrecer un servicio más seguro y mejores condiciones para los viajeros.
Escuchar este artículo

Con el fin de fortalecer el turismo y ampliar las oportunidades de negocios y desarrollo en la provincia de Guanentá en Santander, empresas de transporte aéreo están ofreciendo vuelos taxis (chárter) desde el Aeropuerto Internacional Palonegro al aeródromo Los Pozos en San Gil y viceversa.

En una pista de 1.400 metros y 30 metros de ancho están despegando y aterrizando aeronaves desde cinco hasta de quince toneladas de peso que transportan en promedio de 5 a 20 pasajeros.

Como aún no existe una terminal aérea (solo la pista), las operaciones son controladas desde Palonegro. Es decir, que en Los Pozos opera como pista no controlada. Situación que ha despertado la preocupación de algunas entidades que piden a los responsables cuidar la seguridad de los pasajeros y el destino.

Lea también: Las tensiones que deja los nuevos aranceles de China

¿Cómo funciona este tipo de operación? Vanguardia habló con Néstor Miguel Ruiz Adarme, gerente de Cotrasangil, una de las empresas que está ofreciendo vuelos comerciales a través de un convenio con la empresa Líneas Aéreas de Norte de Santander, Lans, que cuenta con los permisos de la Aeronáutica Civil para su operación.

“Desde Bucaramanga se determina en qué momento la aeronave despegar y le avisan a la vigilancia privada en la pista de San Gil para el aterrizaje. El servicio se estará prestando de forma no regular, es decir, que cuando se requiera el vuelo”, dijo.

Por su parte, el Capitán Chacón, de la empresa Lans, informó que en Santander hay varios aeropuertos no controlados en Málaga, San Gil, Socorro, Sabana de Torres, Barbosa, entre otros municipios que no cuentan con torre de control y se manejan desde Bucaramanga.

“Contamos con el control y supervisión desde Palonegro y para el aterrizaje por lo general se hace un sobrevuelo sobre la pista para verificar que se pueda aterrizar sin problemas. Eso ha operado así toda la vida. Claro, lo óptimo sería contar con la terminal con torre de control y todos los servicios, ojalá se realicen las inversiones que se han anunciado por parte de la Gobernación”, anotó el Capitán.

¿Qué dice la Aeronáutica?
Lucas Rodríguez Gómez, director jefe de la oficina de transporte aéreo de la Aeronáutica Civil, afirmó que en Los Pozos en San Gil, está permitida la operación de aeronaves pequeñas en vuelos no regulares.
“Recordemos que los vuelos regulares son aquellos que tienen un horario fijo y que puede vender tiquetes en el mercado libremente. Y para su operación se requiere que exista una terminal aérea y la operación no regular (aerotaxis) es esporádica que se dá cuando se vende la totalidad de la capacidad de la aeronave, sin horario fijo, sin día fijo. Y no requiere terminal aérea porque dependen de su propia infraestructura”, explicó a Vanguardia.
Actualmente, explicó Rodríguez Gómez, la empresa Lans cuenta con autorización de la Aeronáutica para estos vuelos chárter, si esta empresa o cualquier otra interesada en ofrecer servicio regular deben acogerse a la resolución 280 de 2019 que le permite a estos operadores operar rutas diarias, pero a la fecha no existen solicitudes para ello.
Ante los posibles riesgos que puede representar ofrecer este tipo de operaciones no controladas, el vocero de la Aeronáutica afirmó que las empresas autorizadas han demostrado su capacidad operacional.
“Para la aeronáutica lo primero es la seguridad. Es decir, que si una empresa no cumple con los requisitos establecidos no vuela. Todas las empresas que operan están cubiertas por las pólizas de seguro, con personal entrenado en cada área que se requiera para la operación, así como para atender cualquier eventualidad que se presente”, concluyó.
¿Y la terminal?
Al respecto, Orlando Enrique Pedroza Niño, ejecutivo de veeduría en obras de infraestructura de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, CCB, asegura que las posibilidades de desarrollo que ofrece este servicio son favorables pero no se puede descuidar el control y la seguridad.
La pista fue dada en funcionamiento por la Aerocivil y entregada al municipio el 21 de diciembre de 2018. Sin embargo, “esta obra no ha tenido mantenimiento y seguridad a pesar de que ya están aterrizando avionetas y helicópteros particulares”, dijo Pedroza Niño.
“En reiteradas ocasiones Cámara de Comercio envió cartas al municipio porque la pista se estaba usando incluso para hacer piques, montar bicicleta y aterrizaje de avionetas clandestinas y hasta el momento no hay una entidad administradora”, explicó.
Según Héctor Julio Fuentes Durán, secretario de Planeación departamental, la Gobernación no tiene competencia en el tema de la operación.
“Estamos trabajando para que se convierta en un aeropuerto que cumpla con todas las condiciones y características técnicas para que el destino no se dañe ante cualquier eventualidad”, explicó.
El secretario añadió, “la inversión de la Gobernación es superior 32 mil millones de pesos en la vía de acceso al aeropuerto y la pista. Lo que hace falta es la terminal aérea por lo que estamos en el trámite para iniciar obras. Logramos la aprobación de más de 7 mil millones de pesos de regalías a través del Ocad del departamento. Estamos en la verificación previa de requisitos para la ejecución para iniciar el proceso contractual de la obra”.
En Colombia existen 186 aeropuertos y aeródromos de los cuales, solo 76 son controlados por la Aeronáutica Civil, 214 son privados, 9 militares, 108 administrados por el municipio o el departamento y, 16 concesionados.
dato
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad