lunes 07 de marzo de 2022 - 8:50 AM

Esta es la historia de antiguos cazadores quienes ahora son guías de avistamiento de aves en Lebrija

En Lebrija hay tres proyectos turísticos que participaron en la Vitrina Turística de Anato: la Reserva Natural Manantial de La Aurora, la Red Paraíso Natural de Lebrija y la Fundación el campo emprende. Vanguardia cuenta sus historias.

Hemos transformado antiguos cazadores, quienes eran los mejores de la zona, a guías de avistamientos de aves y baquianos defensores de ecosistemas en Lebrija. Sus hijos han cambiado las caucheras por binoculares para ser guardianes de las aves. Tenemos un semillero con niños y niñas. Los adultos se están formando en Tecnología en Guianza”.

Estas palabras son de Claudia León, directora del proyecto de avistamiento de aves de la Reserva Natural Manantial de La Aurora, en la vereda El Cerro de la Aurora en Lebrija. Lo dice porque se ha dedicado a que las personas de la zona comprendan que es más rentable cuidar y vivir de lo que la misma naturaleza provee, que acabar con ella.

Esta es la historia de antiguos cazadores quienes ahora son guías de avistamiento de aves en Lebrija

Hace 14 años llegó junto con su esposo a la vereda y desde entonces por inspiración de su papá, quien falleció, le ha apostado a la preservación de bosques y a potenciar el aviturismo como una excusa para generar otras actividades económicas turísticas, así redunden en la economía local.

De este proyecto turístico se han desprendido otros como el semillero para niños y niñas de aviturismo, con el objetivo de hacerle entender a la comunidad que se debe preservar el medioambiente para el desarrollo local.

Esta es la historia de antiguos cazadores quienes ahora son guías de avistamiento de aves en Lebrija

También está la oferta de productos producidos en la vereda para que los turistas hagan mercado. Un vecino tiene un proyecto de avistamiento de estrellas. Un guía, además de ofrecer sus servicios, tiene una zona llamada bosque de la vida, donde siembran árbol nativos en honor de personas fallecidos. Una mujer tiene un proyecto de una droguería natural con plantas de la zona.

Hoy la Reserva Natural cuenta con un censo de 264 especies de aves y hace parte del Plan Decenal de Turismo de Lebrija, elaborado por la Alcaldía. También fueron certificados por el Ministerio de Ambiente como negocio verde por su impacto social y ambiental.

Esta es la historia de antiguos cazadores quienes ahora son guías de avistamiento de aves en Lebrija

Turismo rural y comunitario

En la vereda San Gabriel, también en Lebrija, está Ciro Mayorga, quien es el coordinador de la Red Paraíso Natural de Lebrija, un proyecto de turismo rural y comunitario, que se fortaleció por los aportes de la Alcaldía, Gobernación, Sena y Universidad Santo Tomás.

“Este proyecto involucra a 80 familias de la vereda, que tienen emprendimientos consolidados que ofrecen servicios de turismo experiencial al interactuar con la naturaleza a visitantes, con actividades en el campo, turismo gastronómico con recetas y sabores ancestrales”.

Marelis Celis Silva, directora del proyecto Red Paraíso Natural de Lebrija, precisa que este es un proceso campesino y comunitario que recoge nueve emprendimientos productivos de turismo y 48 expresiones relacionadas con procesos productivos de la zona rural.

“Logramos a partir de la articulación y coordinación promover el desarrollo social y económico de la vereda. Los proyectos van desde fincas y haciendas, cuidado de alimentación, aventura y deporte extremo, hasta miradores turísticos, recreación criolla. Las ganancias del turismo se quedan en el territorio”.

Lea: “Colombia tiene una posición privilegiada en medio de la crisis energética porque no importa gas”: presidenta de Naturgás

Artesanas

Las mujeres también están aportando al turismo local de Lebrija, donde se unieron para ofrecer productos.

Laura Juliana Medina es la representante de la Fundación el campo emprende, que agremia a 10 mujeres artesanas y campesinas, que le apuestan al empoderamiento de la mujer rural.

“Nuestra fundación, además de ofrecer productos, tiene como finalidad enseñar lo que valen las mujeres. Son madres solteras y cabeza de hogar, provienen de varias veredas de Lebrija. Nos asociamos porque somos más fuertes, si estamos más juntas”.

Cada una tiene su especialidad y manualidad. Por ejemplo, doña Nidia tiene la línea de bolsos ecológicos a mano, “su historia nos ha llegado al corazón porque es sobreviviente al cáncer de mama”. Doña Amparo ofrece zapatos tejidos, otras hacen sombreros personalizados pintados a mano, figuras religiosas en yeso, cerámica y madera; café y chocolate artesanal, salsas y mermeladas, collares y pulseras.

“Los turistas estaban visitando a Lebrija y no se llevaban ningún producto, entonces decidimos tener esa oportunidad de negocio para el municipio, que el visitante compre y tenga un recuerdo”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad