martes 14 de noviembre de 2023 - 4:49 PM

Colombia tendría déficit de energía eléctrica para el 2027: Conozca las causas y consecuencias

Colombia experimentaría falta energía para atender el consumo de usuarios e industria a partir de 2027 debido al aumento de la demanda, el freno en la entrada de nuevos proyectos y la incertidumbre jurídica en el sector.
Compartir

Un análisis de la Universidad Nacional presenta cinco escenarios futuros del sector minero-energético de Colombia, entre los cuales está construir todos los proyectos planeados hasta la fecha (el más positivo); la posibilidad de no realizar aquellos presentes en zonas de conflicto (como La Guajira y Cesar); o desarrollar solo los que no han presentado inconvenientes, arrojó que en 12 años el país afrontaría un déficit de energía eléctrica: mínimo en 2027 y máximo en 2035.

Detalles del estudio

Según la Unidad de Planeación Minero Energética (Upme), el consumo de energía eléctrica crecerá cada año entre un 2,2 % y un 3,4 %. Este incremento hace clave anticipar los desafíos que tendrá el país en cuanto a la expansión de la generación y la transmisión de energía, por lo menos con miras al 2036.

Por eso, con el apoyo de la Asociación Colombiana de Generadores de Energía Eléctrica (Acolgén) y la Facultad de Minas de la Universidad Nacional de Colombia (Unal) Sede Medellín, se realizó este estudio del balance de oferta y demanda.

Colombia tendría déficit de energía eléctrica para el 2027: Conozca las causas y consecuencias

Con datos de la Upme y de XM –administrador del Mercado de Energía Mayorista de Colombia–, como la proyección en la demanda, el estado de los nuevos proyectos de generación de energía, las fechas de puesta en operación, los retrasos, los puntos de conexión asignados, los compromisos de mercado, entre otros, ocho investigadores de la Unal, un equipo de Energética 2030 y dos asesores externos modelaron cinco escenarios futuros.

Del escenario menor, al más crítico

El profesor Santiago Arango Aramburo, adscrito a la Facultad de Minas, explicó que comenzaron con el mejor escenario posible, que sería realizar los 362 proyectos planeados, con los cuales se espera que la capacidad instalada (CI) para generar energía ascienda a los 19.234 megavatios (MG), teniendo en cuenta que, a la fecha, el país tiene una potencia instalada de 19 gigavatios (GW).

El segundo escenario, de acuerdo con el estudio, contempló que solo se adelantaran los proyectos que están fuera de las zonas de conflictos potenciales (La Guajira, Cesar o Magdalena), lo que llevó a que la capacidad instalada se ubicara en 15.187 megavatios.

El tercero contempló que solo operaran los proyectos que no han reportado problemas hasta ahora –no entra, por ejemplo, la etapa 2 de Hidroituango–, con lo que se llegaría a 15.305 megavatios.

Colombia tendría déficit de energía eléctrica para el 2027: Conozca las causas y consecuencias

Para el cuarto escenario, los investigadores tuvieron en cuenta solo los proyectos que no se encuentran supeditados a otros proyectos de generación o transmisión, lo que llevaría la capacidad instalada a tener 8.572 megavatios.

El quinto escenario incluyó los proyectos que tienen Obligación de Energía Firme u otros compromisos de venta de energía adquiridos en subastas, de manera que se alcanzarían solo 3.592 megavatios.

“La energía firme se refiere a la electricidad con la que podríamos contar en todo momento, incluso cuando haya alta demanda o variaciones climáticas. En ese sentido, encontramos que a partir de 2035 habría un balance negativo de energía firme para todos los escenarios evaluados”, detalló el profesor Arango.

Según el estudio, los escenarios más desfavorables fueron el 4 y 5, que presentarían déficit de energía firme en 2027.

“Esto sería así porque el 90 % de los proyectos eólicos y el 55 % del total de los proyectos están condicionados a la finalización de otras obras, entre ellas, la expansión de la red de transmisión nacional. Además de que el 54 % del total de proyectos se encuentran en el Caribe colombiano, región con mayor número de conflictos con comunidades y retrasos reportados en las obras”, concluyeron los investigadores.

Colombia tendría déficit de energía eléctrica para el 2027: Conozca las causas y consecuencias

Demandas y consumo

De hecho, hace unos meses XM, el administrador del mercado eléctrico del país, informó que ese incremento de más del 5 % en la demanda de energía ejerce presión adicional sobre el sistema, lo que sería contraproducente teniendo en cuenta que hay redes de transmisión regional que presentan “agotamientos”.

Germán Corredor, del Departamento de Ingeniería Eléctrica y Electrónica de la Unal, le dijo a El Colombiano que el panorama no es tan desolador, pues considera que si bien la demanda ha crecido, la oferta también lo ha hecho.

“Las plantas térmicas están disponibles porque a partir de ese racionamiento y esa experiencia pasada se han tomado medidas, como pagos por confiabilidad y se hacen pruebas permanentes para que estén disponibles en los momentos en que se requieran. Entonces, desde el punto de vista energético, yo veo con optimismo y no veo una posibilidad actual de racionamiento, salvo que el fenómeno de El Niño se extienda más de lo normal, dado el cambio climático. Eso sí nos puede llevar a situaciones complejas”, dijo.

Colombia tendría déficit de energía eléctrica para el 2027: Conozca las causas y consecuencias

Sobre la alerta de XM, Corredor insistió en que las redes están saturadas debido a la falta de inversión: “La Costa Caribe, en materia de distribución, ha sido atendida fundamentalmente por empresas privadas, con muy baja inversión. Hace unos tres años se le entregaron esas redes a Air-e y Afinia, pero resolver ese problema de atraso de inversión en redes no es a corto plazo. Y eso nos podría llevar a ciertos cortes puntuales en momentos en que la demanda de potencia crezca”.

¿Habría déficit incluso en el escenario más favorable?

Los investigadores coincidieron en que el pronóstico no mejora ni en el escenario más favorable –el 1–, pues en este habría un inicio de déficit de energía firme en 2034; para el 2, el déficit iniciaría en 2033, y para el 3 en 2030.

“Todos los escenarios muestran la relevancia de concluir los proyectos, además de expandir la red de transmisión, es decir, el ‘esqueleto vital’ que permite distribuir la energía en el país, pues entre 2023 y 2032 se espera la conexión de 437 proyectos de generación, destinados a 236 puntos diferentes”, acotó el profesor Santiago Arango Aramburo.

Otro hallazgo de la investigación fue que si los proyectos en regiones de conflicto no operan, ni aquellos condicionados, se reduciría especialmente la potencia eólica.

“Asimismo, en los escenarios más críticos –4 y 5– la potencia hidráulica, térmica y eólica no alcanzaría a cubrir la demanda, por lo que se requerirá del soporte de la potencia solar, lo que representa un desafío en horas de demanda máxima nocturna”, agregó el experto.

En ese sentido, se prevé que para 2036, el 30 % de la capacidad de la potencia, que equivale a 3 de cada 10 megavatios, sean de origen solar. “Por eso, y en vista de que las plantas solares y eólicas no ofrecen niveles de energía firme comparables a los de plantas hidroeléctricas o térmicas, es necesario planificar un margen de potencia, en el que el almacenamiento de energía sería una buena opción”.

El estudio concluyó que es esencial planificar inmediatamente la expansión de la red de transmisión, además de mitigar el riesgo de demanda no atendida en áreas operativas como el Caribe y Chocó.

“Específicamente el área oriental requiere la estructuración de proyectos de expansión lo antes posible para reducir el riesgo de demanda no atendida hacia 2025-2026. Asimismo, son proyectos clave: Colectora I, en La Guajira (con 4 proyectos condicionados a su finalización) y Sahagún, en Córdoba (con 9 proyectos)”, puntualizó el profesor Arango.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista económico en Vanguardia. Ganador del premio Simón Bolívar a mejor reportaje en audio en 2023. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, de la Universidad Pontificia Bolivariana.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad