lunes 01 de mayo de 2023 - 12:00 AM

Estas son las preocupaciones de los fondos privados frente a la reforma pensional en Colombia

Además del ahorro y la inversión, desde Asofondos también han visto otros temas que consideran preocupantes frente al proyecto de reforma, como el aumento de la deuda del Estado, incrementos de impuestos de los salarios medios y altos, eliminación de la posibilidad de elección y discriminación en contra las mujeres.
Compartir

En medio de las turbulencias de la economía en el mundo y con una proyección de desaceleración del Producto Interno Bruto (PIB), Colombia avanza este año en la discusión de las diferentes reformas sociales que plantea el Gobierno del presidente Gustavo Petro, entre ellas el proyecto que busca modificar el sistema pensional.

Este fue uno de los principales temas que se trató esta semana en la edición 16 del Congreso de Asofondos, que se realizó en Cartagena, donde quedaron al descubierto las diferentes posturas de los actores del sector y las mayores preocupaciones de los fondos privados de pensiones frente al proyecto de ley, que ya está radicado en el Congreso.

“Desde Asofondos hemos dicho con firmeza y convicción que sí es necesaria una reforma y que sí estamos de acuerdo en que necesitamos evolucionar”, señaló la presidente de Colfondos, Marcela Giraldo, quien resaltó el compromiso que tienen desde el sector de acompañar la discusión desde “las experiencias y el conocimiento para nutrir un debate trascendental”.

La reforma plantea un cierre de brechas de género, un nuevo sistema de pilares, una ampliación de la cobertura y la garantía de una renta básica para los adultos mayores sin posibilidad de pensionarse. El documento, tal y como está planteado, trae la creación de cuatro pilares fundamentales: solidario, semicontributivo, contributivo y ahorro voluntario, en el que Colpensiones y las diferentes Administradoras de Fondos de Pensiones y Cesantías se complementan, con lo que se acaba la competencia y se unifica el trabajo del sector.

“Aplaudimos las propuestas enfocadas en ampliar el pilar solidario, con el fin de aumentar los recursos para los colombianos más necesitados, pero hacemos un llamado para que estos subsidios no se financien con los recursos de las cotizaciones de los trabajadores”, señaló Giraldo, al tiempo que resaltó el avance de eliminar la competencia.

Los fondos privados también destacaron que se limiten los subsidios a las pensiones altas, la figura de pensión en la que se puede continuar cotizando aún pensionado, así como mantener el ahorro voluntario como mecanismo para planificar de manera efectiva el reto que supone para todos los trabajadores el cierre de la brecha pensional.

Pero más allá de las coincidencias que guardan en algunos temas, existen otros aspectos en los que muestran su preocupación, por lo que es desde allí donde debe partir el debate que se tendrá que dar en el pleno del Congreso de la República, para que se logre llegar a un documento que reúna lo mejor para la protección de la vejez en Colombia.

Ahorro, principal preocupación

“Como está planteada, esta reforma no ahorra”, sentenció el presidente de Asofondos, Santiago Montenegro, y precisó que esta es la principal preocupación. Aseguró que lo que se plantea con un sistema de reparto es que al final se termine aumentando la edad de pensión, el incremento de las semanas de cotización y las cotizaciones.

Montenegro resaltó que, aunque la propuesta como está plantea la creación de un fondo de ahorro, todavía existen muchas dudas sobre cómo está estructurado este fondo, ya que si no se ahorra caería en un “reparto puro”, lo que traería efectos negativos de la transición demográfica.

“Esta reforma traslada a todos los afiliados al régimen de reparto, y solo un 12 % tendrá un componente de ahorro. Y esto, digamos, es grave, muy grave, porque cuando los jóvenes de hoy sean adultos mayores, no habrá suficientes jóvenes para pagarles a ellos sus pensiones”, dijo.

En la misma línea se pronunció el presidente de Protección, Juan David Correa, al señalar que una reforma debe estar centrada en el ahorro, teniendo en cuenta la forma en la que se viene desarrollando el país en materia demográfica. “Realmente lo que vamos a vivir, nuestra consideración de edad biológica es que la economía no se va a construir en un año”, señaló.

Para la presidente de Colfondos, Marcela Giraldo, definitivamente la reforma del Gobierno plantea regresar de “facto” a un esquema donde más del 80 % de la población queda asignada al sistema de reparto. “¿Vamos a ignorar los aprendizajes del camino recorrido? ¿Vamos a hacer oídos sordos al sentimiento ciudadano de los colombianos que contribuyen para tener protección en su vejez?”.

¿Reforma insuficiente?
El director de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, también compartió la preocupación sobre el ahorro en la reforma en estudio, pese a que destacó los esfuerzos que se han venido haciendo desde el Gobierno Nacional por tratar de mantener un fondo de ahorro.
“Como está planteada hoy la reforma, el ahorro es claramente insuficiente. El ahorro más o menos actualmente plantea 0,6 % del PIB, pero nuestros cálculos nos dicen que en un modelo donde se mantenga un umbral de tres salarios mínimos, el ahorro debería ser anual en términos del PIB, cercano al 1,5 %; un esfuerzo muy grande que no creemos que sea viable”, precisó Mejía.
Para el director de Fedesarrollo, el problema se resuelve con la reducción del umbral de tres salarios mínimos a 1,5 salarios, que es la propuesta que han venido haciendo desde el centro de pensamiento. “Si se reduce ese umbral, las cifras de ahorro que plantea el proyecto, que está entre 0,6 y 0,7 del PIB, parecen ser consistentes con ese esquema”, dijo.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad