miércoles 12 de enero de 2022 - 12:00 AM

Motorizado fue arrollado mientras escapaba tras un robo en Barrancabermeja

Ayer en cercanías al barrio Ramaral del ‘Puerto Petrolero’, un joven de 21 años fue arrollado mortalmente por una volqueta mientras huía en moto de las autoridades. Habría atracado a un ciudadanos cuadras atrás.

Un golpe en seco y un cuerpo destrozado paralizaron la rutina en la intersección que conduce al antiguo matadero de Barrancabermeja, cerca de la entrada al barrio Ramaral, este martes hacia las 11:30 de la mañana.

Solo metros adelante pudo frenar la volqueta de cabezote naranja y placas TAR-097, que acababa de pasar sobre el cuerpo de Jhon Jairo Villegas, quien se le atravesó de manera sorpresiva en su motocicleta.

Jhon Jairo quedó con el rostro bocabajo; el resto de su ser, vestido de camiseta gris con mangas largas y una sudadera camuflada de color rojo, estaba irreconocible por el violento accidente.

El pavor no ‘cabía’ en las expresiones de los testigos, desconcertados por la fragilidad del ser humano ante la muerte; pero luego llegó el segundo asombro.

Lea también: Este trío venía desde Medellín a robar en establecimientos comerciales de Bucaramanga

Habría cometido un hurto y escapaba...

No era cualquier motorizado, entre los restos de Villegas y los pedazos de motocicleta regados en el suelo, resaltaba la figura de un arma junto a un bolso negro tipo canguro.

Jhon Jairo - según las autoridades – venía huyendo de la Policía, pues momentos antes habría cometido un hurto cerca del barrio La Esperanza.

El mayor Carlos Ardila, comandante del Primer Distrito de Policía del Magdalena Medio, indicó que “se recibió el llamado por un atraco, dijeron que un sujeto intimidó con arma traumática a un ciudadano y lo despojó de 150 mil pesos y de un celular.

“La patrulla se encontraba a escasos metros, empezó la persecución y el hombre emprendió la huida a alta velocidad. Ahí omitió la señal de Pare, las reglas de tránsito, e impactó contra un vehículo de carga pesada”.

El golpe y luego la presión de las llantas fueron definitivas, dejándolo sin aliento.

Luego, las expresiones de desdén abundaron entre la ciudadanía, al resaltar el delito que presuntamente había cometido el joven antes del siniestro vial. Pero sin duda, una familia hoy siente su mundo devastado por esta pérdida.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad