sábado 02 de febrero de 2019 - 12:00 AM

Feminicidio en Bucaramanga: Hombre asesinó a su pareja

Como violento y celoso, calificaron los familiares de Audelith del Carmen Ávila Martínez, la víctima, a su compañero sentimental, el señalado asesino.
Escuchar este artículo

Dolor, tristeza, rabia e impotencia eran algunos de los sentimientos que ayer se experimentaban en el barrio Betania Etapa 11, en el norte de Bucaramanga, luego de atroz asesinato de Audelith del Carmen Ávila Martínez, de 29 años de edad, a manos de su pareja.

Este crimen, de acuerdo con testigos, se empezó a tejer sobre el mediodía, cuando la víctima llegó de sus clases de estética y se encontró con su esposo, un hombre de 32 años, en el primer piso de la casa 38 del sector antes mencionado.

La pareja subió por unas empinadas escaleras e ingresó al apartamento en el que vivían junto a sus tres hijos desde hace casi un mes.

A eso de la 1:00 de la tarde, al interior del inmueble inició una fuerte discusión entre las partes, que poco a poco fue llamando la atención de los vecinos, más aún cuando se empezaron a escuchar desesperados gritos de auxilio de la mujer.

“Un vecino escuchó los gritos y el ruido, por lo que llamó a la Policía. Ellos llegaron y el tipo había echado seguro, no abría, entonces tumbaron la puerta y los sacaron”, afirmó Emironel Wilches, padrastro de Audelith, quién minutos después estuvo en el lugar para auxiliar a su hijastra.

Le puede interesar: Indignación por feminicidio: Joven fue asesinada por su pareja en Bucaramanga

Luego del llamado de la comunidad y de haber tumbado la puerta, uniformados de la Policía Metropolitana de Bucaramanga hallaron a Ávila Martínez tendida en el suelo gravemente herida.

Su compañero sentimental, al verse atrapado por las autoridades, se propinó una puñalada en el abdomen y se cortó las venas en la muñeca derecha.

Los uniformados bajaron a la pareja hasta la vía pública a la espera de una patrulla para llevarlos a un centro asistencial. A su vez, cientos de vecinos salieron de sus residencias a mirar lo que ocurría.

“Ningún carro paraba, de suerte paró uno y la llevamos. Cuando llegamos al Hospital Local del Norte todavía tenía vida pero ya se había desangrado mucho”, agregó el padrastro.

A pesar del esfuerzo del personal médico, Audelith falleció. Según las autoridades, tenía aproximadamente cinco puñaladas en varias partes del cuerpo.

Entre tanto, el señalado agresor fue llevado en una patrulla al Hospital Universitario de Santander, HUS. Ayer en la tarde permanecía en delicado estado de salud.

Feminicidio en Bucaramanga: Hombre asesinó a su pareja

La relación

Según conoció esta redacción, la pareja se ganaba la vida laborando en una venta de comidas rápidas en un puesto ambulante, localizado a pocos metros de su vivienda. En la mañana vendían arepas y por la noches comidas rápidas.

“Ellos se veían muy bien siempre, trabajaban juntos. Ella estudiaba y llegaba era estar con él y trabajar. Uno nunca se imaginó algo así”, afirmó una vecina de la familia.

Audelith del Carmen y su esposo, ambos oriundos del departamento de Magdalena, vivían en Bucaramanga desde hace dos años. Antes de llegar a Santander esta familia residió en Bogotá.

Lea también: Así fue el asesinato de un joven cuando festejaba su cumpleaños

“Hace un mes se habían pasado para ahí, antes vivían conmigo en las torres de Campo Madrid, desde que llegaron hace dos años”, informó el padrastro.

Producto de este matrimonio nacieron tres hijos (de 9, 7 y 3 años). Ávila Martínez, de una anterior relación, tenía un niño de 13 años.

“Era celoso y posesivo”
De acuerdo a las indagaciones de las autoridades, la relación venía deteriorada desde el pasado diciembre cuando ella descubrió que, al parecer, su compañero tenía una relación extramarital.
Ante este panorama, Audelith quería terminar la relación, sin embargo, él no lo permitía y además la celaba constantemente.
“Cargaba muchos celos con ella últimamente, era posesivo. Decía que ella tenía amante, pero era al contrario, el que tenía otra mujer era él”, aseguró Emironel.
Según las autoridades, cuando la pareja vivía en Bogotá, los maltratos físicos eran constantes y la mujer llegó a denunciarlo. Pese a esto, la relación continuó y se vinieron para Bucaramanga.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad