martes 02 de abril de 2019 - 12:19 PM

Hombre acusado de asesinar a una joven venezolana se entregó a las autoridades

Los cuatro menores de edad que el señalado asesino se había llevado consigo fueron hallados sanos y salvos en Aguachica, Cesar. Esta persona tendrá que responder por el delito de feminicidio.

José Luis Otálvarez Cáceres, el hombre que es acusado de haber asesinado a su excompañera sentimental, Luisana Geraldine Polo González, en el asentamiento humano Zarabanda, en Bucaramanga, se entregó de forma voluntaria a las autoridades.

Lea además: Joven venezolana fue asesinada a puñaladas por su pareja en Bucaramanga

Judith González, madre de la joven venezolana víctima de estos hechos, confirmó a Vanguardia.com que el señalado asesinó se presentó en una estación de Policía del municipio de Aguachica, Cesar, luego de haber huido en de la capital santandereana con cuatro menores de edad.

“Nos llamaron de la Sijín a avisarnos que el asesino se había entregado a la Policía de Aguachica. El tipo dejó a los niños con la mamá y luego se entregó”, informó la mujer.

Tres de los menores de edad son hijos de Otálvarez Cáceres de una relación pasada y una niña de siete años fue producto de la unión con Luisana Geraldine, la cual se prolongó por ocho años.

“Gracias a Dios todos están bien. Yo voy a viajar a Aguachica a recoger a mi nieta. Esperamos pague por lo que hizo”, agregó Judith.

El crimen

El asesinato tuvo lugar aproximadamente entre las 6:00 y las 8:00 de la mañana de ayer, al interior de una habitación de la casa 37 del asentamiento humano Zarabanda, en Bucaramanga.

Sin embargo, el hecho sólo quedó al descubierto hacia la 1:00 de la tarde, cuando Judith González halló el cadáver de su hija.

Según conoció esta redacción, esta mujer recibió un mensaje de voz en celular en el que su exyerno, oriundo de Gamarra, Cesar, le pedía perdón por lo que había hecho y le afirmaba que se iba a entregar.

La joven de 20 años fue hallada sin vida sobre la cama, tenía una puñalada en el cuello y una en una pierna. La habitación estaba revolcada, había ropa por todas partes y las gavetas estaban abiertas.

Aunque las causas del asesinato aún son materia de investigación, Vanguardia pudo conocer que la ciudadana venezolana había decidido acabar la relación hace dos meses. Desde entonces el hombre se encontraba insistiendo en que regresaran.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad