jueves 16 de mayo de 2019 - 5:26 PM

Masacre del 16 de mayo en Barrancabermeja: 21 años “de resistencia y dignidad contra el olvido”

Han pasado 21 años desde aquel 16 de mayo, cuando la muerte se ‘paseó a sus anchas’ por Barrancabermeja, dejando a su paso sangre y dolor... 7 muertos y 25 personas desaparecidas.

Luego de 7 mil 665 días, muchas de las familias siguen esperando verdad, justicia y reparación. Aún se desconoce el paradero de 17 de las personas desaparecidas en esa horrible noche. El olvido no hace parte de esa lucha.

A Jaime Peña, ese 16 de mayo le cambió la vida para siempre. Su hijo Jaime Yesid, un muchacho inquieto y algo introvertido, fue una de las víctimas.

Todo el día había notado movimiento de la fuerza pública, por eso, al ver que a Yesid se lo llevaban unos uniformados, lo primero que pensó fue que quizá el Ejército estaba reclutando jóvenes.

Pero la historia era otra, en realidad se trataba de una incursión paramilitar, en la que asesinaron y secuestraron a quienes ellos consideraban informantes o simpatizantes de la guerrilla.

El propósito: enviar un mensaje de terror a la ciudadanía. Miraron caras y, a dedo, hombres encapuchados fueron señalando a cada una de las personas que se llevaron.

Masacre del 16 de mayo en Barrancabermeja: 21 años “de resistencia y dignidad contra el olvido”

“Son 21 años de resistencia y dignidad contra el olvido. Los familiares tenemos muy presente la fecha, para que no solo Barranca no olvide, sino el país en general”, dice don Jorge con resiliencia pero con el dolor aún intacto.

Lea también: Hincha del Alianza Petrolera fue asesinado en Barrancabermeja por dos del Atlético Nacional

No ha sido fácil, a pesar de la lucha, sigue esperando darle un adiós digno a su muchacho, “eso (la investigación y trabajos de exhumación) está quieto, no se sabe nada, tal vez los paramilitares no han dicho nada.

Hoy en su imaginario dibuja el que pudo haber sido el presente de Yesid, el menor de sus hijos. “De acuerdo a lo que marcaba, se inclinaba por el arte, le gustaba dibujar, tenía un grupo de teatro, era un chico inquieto, un poco introvertido, pero con su línea trazada en lo que quería para el futuro, estaba empezando a vivir.

“Desde ese día, en todas las familias sigue siempre la unidad, seguimos en resistencia, buscando verdad y justicia”.

Precisamente este jueves, como lo hacen todos los años, se reunieron para conmemorar la fecha trágica. Esta vez 200 jóvenes de cinco colegios del Puerto Petrolero, participaron de la actividad. Bien dicen que quien no conoce su historia está condenado a repetirla, por eso realizaron un “conversatorio, un acto de reflexión y memoria contándoles a los jóvenes cómo y por qué ocurrió la masacre del 16 de mayo, ellos preguntaban para obtener respuestas”.

La versión de ‘El Panadero’

En octubre de 2010, en versión libre, Mario Jaimes Mejía, alias ‘El panadero’, relató la historia que desencadenó la masacre.

Dijo que empezó a fraguarse en febrero de 1998. “Previo me comuniqué con varios integrantes de la Policía, el Ejército y el DAS para coordinar el desarrollo de la masacre.

“Me reuní con el comandante Camilo Morantes y él me dijo ¡vaya y dígale a esa gente que necesitamos incursionar en Barrancabermeja y acabar con ese cáncer que es la guerrilla, dígales que necesito seriedad o habrá problemas conmigo!”.

De acuerdo con el relato, la historia de terror tenía como centro de mando el corregimiento de San Rafael de Lebrija, en el bajo Rionegro, desde donde se ‘craneó’ toda la operación.

Mario Jaimes Mejía, alias ‘El panadero’
Mario Jaimes Mejía, alias ‘El panadero’

¿Quién ayudó?

En la versión, ‘El panadero’ relató que la masacre habría sido perpetrada con ayuda de una capitán del Ejército quien laboraba en el Batallón Nueva Granada de Barrancabermeja, un capitán retirado quien laboraba entonces como supervisor en Ecopetrol, con un coronel, comandante de la Policía y una agente de la Sijin, entre otros.

“Fuimos al Batallón Nueva Granada en varias oportunidades, hablamos con el capitán Prada y le dijimos que la misión era dar de baja a la guerrilla en Barrancabermeja y que necesitábamos su ayuda.

“Acordamos que él hablaría con un mayor para que el día de la masacre no hubiera reacción por parte de los militares.

“Luego nos reunimos con el capitán retirado y me dijo que ya tenía todo coordinado y que fuera a hablar con el Director del DAS. Fui y le manifesté que necesitaba que no hubiera ninguna reacción por parte de ellos y que ante cualquier llamado de la comunidad no acudieran al lugar”...Sin embargo, se presume que el Director del DAS envió un comunicado al Ejército manifestándoles que las autodefensas pretendían incursionar en Barrancabermeja.

En su relato, ‘El Panadero’ dijo que le informaron al Comandante de la Policía sobre la masacre y él les respondió “si van a hacerlo, háganlo, pero no me dejen muertos, si lo van a hacer llévense todos los cuerpos”... Les habría dado 45 minutos para perpetrar el crimen.

Lea también: Habilitada la vía entre Bucaramanga y la Costa, luego de fatal accidente de tránsito

¿Cómo seleccionaron a las víctimas?

Según narró ‘El panadero’, “el capitán Prada me presentó a alias ‘Michael’ un desmovilizado de las Farc que nos dio información. Él me dijo que el kiosco billar que había frente a la cancha de El Campín y en La Tora se reunían todos los sábados, entre 10 y 15 guerrilleros, que allí podíamos ir y que no perdíamos el viaje.

‘Michael’ fue quien dio ‘dedo’ para seleccionar a las víctimas de la masacre. “También nos dijeron que nos pasáramos por El Llanito y El Tropezón, que por ahí se la pasaba la guerrilla.

“Antes de la masacre también habíamos intercambiado información con el capitán Prada y otros de inteligencia, ellos también aportaron algunos nombres para la lista”...así se creó la lista de nombres que uno a uno fueron enunciados en la cancha El Campín, el 16 de mayo de 1998.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad