viernes 08 de noviembre de 2019 - 10:38 AM

América, dividida por embargo de 57 años de EE. UU. sobre Cuba

La votación en la Asamblea General de Naciones Unidas para condenar el embargo de Estados Unidos significó dos virajes en la política exterior de países Latinoamericanos.
Escuchar este artículo

Desde 1962, la administración de John F. Kennedy en EE. UU. impuso un embargo a Cuba que se ha recrudecido en 57 años de vigencia. Como contrapeso a esa sanción norteamericana, la Asamblea General de Naciones Unidas ha votado durante 28 años una resolución, no vinculante, en la que el organismo condena el embargo.

Los que sufragan son los estados miembros y ayer se efectuó esa definición en el pleno del organismo. 187 estados votaron a favor de condenar el embargo, mientras que tres (Estados Unidos, Israel y Brasil) lo respaldaron. Entre tanto, hubo dos abstenciones: Colombia y Ucrania.

Lea también: ONU pide a EE.UU. por mayoría que levante el embargo contra Cuba.

Así, por primera vez, el país se marginó del bloque casi mayoritario que condena el bloqueo a Cuba que la administración de Donald Trump ha aumentado. El argumento, según el canciller Carlos Holmes Trujillo, es que ese país refugia a “terroristas colombianos confesos” y su apoyo al “régimen tiránico y dictatorial de Nicolás Maduro”.

Trujillo se refiere a los miembros del Eln que quedaron en la isla después de la ruptura de los diálogos con el gobierno de Iván Duque en enero. Además de la relación que mantiene el presidente Miguel Díaz-Canel con el chavismo en Venezuela, a pesar de que la mayoría de países del continente desconocen la administración de Maduro y consideran que el presidente legítimo es Juan Guaidó.

A juicio de la profesora de Ciencia Política de la U. de los Andes, Sandra Borda, “el gobierno optó por la vía media, lo mínimo que podían hacer en un contexto adverso para mantener el equilibrio”. Y es que en los últimos meses la relación con Cuba parece llegar a un punto de no retorno por el asunto del Eln.

Borda lee la votación como una medida coyuntural, mientras que el diplomático e internacionalista Marcos Peckel asegura que “la política internacional del país ya ha cambiado y el reflejo de eso está en la votación. La abstención también es tomar partido”.

Le puede interesar: Colombia se abstuvo de votar decisión sobre bloqueo comercial a Cuba en la ONU.

¿Condena inútil?

La Asamblea lleva 28 resoluciones condenando el embargo, pero la sanción de Estados Unidos se mantiene y la situación de Cuba sigue igual. Incluso, en este 2019 el país pasa por una nueva fase de escasez. Por eso, el internacionalista y profesor de la U. Externado, Javier Garay, afirma que esa medida “no tiene dientes frente a un actor como Estados Unidos, pero es un voto simbólico que testea los bloques en el ámbito internacional”.

Al interior de la isla, el régimen muestra esa disposición como un triunfo. El director del Centro de Estudios Políticos y de Alternativas para la transición democrática, Énix Berrío, asegura que se convierte en propagada con la que el Partido Comunista dice que el mundo los apoya, “pero ese mundo que vota no puede presionar a Estados Unidos para que cambie su postura”.

Por el contrario, la administración norteamericana sí influye en nuevas vertientes. Uno de sus partidarios más fieles en los últimos meses es el gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil y ese país por primera vez en la historia votó a favor del embargo, convirtiéndose en la tercera nación después de Estados Unidos e Israel que respaldan la medida.

Así, con resultados inéditos, la Asamblea sumó una votación más sobre la crisis de Cuba con el fantasma de las resoluciones anteriores que, en términos prácticos, nada cambiaron en la isla.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad