jueves 09 de enero de 2020 - 12:00 AM

La peligrosa apuesta de Trump

El presidente estadounidense está ante un momento decisivo, tras ordenar el sorpresivo asesinato de una figura clave iraní, que demostrará el peso de sus acciones. La crisis abre una nueva fase en la pugna regional que libran varios actores y que tiene en jaque la seguridad mundial.
Escuchar este artículo

Con la llegada de Donald Trump a la Presidencia, Estados Unidos introdujo una política exterior de máxima presión sobre Irán: primero se retiró unilateralmente del acuerdo nuclear, luego impuso duras sanciones económicas y ahora, por voluntad propia, ordenó eliminar al segundo hombre más poderoso de ese país, el general Qasem Soleimani.

Sus acciones, que muchos califican están dominadas más por la emoción que por la razón, tienen al mundo al borde de una guerra a escala mayor en la región petrolera más estratégica del mundo.

Además, han desatado una crisis geopolítica de consecuencias impredecibles en Medio Oriente, que tiene actualmente al mundo en estado de alerta.

La decisión de asesinar a Soleimani, a juicio de Manuel Alejandro Rayran, profesor de la Facultad de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad Externado de Colombia, “evidencia la excesiva confianza del propio juicio y desprecio del consejo y crítica ajena” que hace al presidente Trump pasar líneas rojas innecesarias.

Una cosa que caracterizado a su gobierno es que no escucha a sus principales asesores, agrega Rayran, lo que lo ha llevado a cometer muchos errores y matar a Soleimani es “la prueba reina” de ello.

Para él, una de las pocas constantes del enfoque de Trump ha sido tomar malas decisiones y equivocarse a cada paso en lo que respecta a Irán.

Los males de Trump

En ese sentido, Benjamín Herrera, profesor del Departamento de Relaciones internacionales de la Universidad Javeriana, considera que Trump es un individuo totalmente incoherente.

“Afirmar que no quiere guerras y ordenar el asesinato de un general de alto rango iraní es una acción de guerra; decir que no desea guerras y apoyar al régimen saudí en su guerra en Yemen es similar”, ilustra Herrera, al señalar que los ejemplos son muchos para corroborar la absoluta inconsistencia entre el discurso y los hechos en la Administración Trump.

Por otro lado, Rayran observa que esa rectitud “moral” de las actuaciones de Trump y de EE.UU. han llevado a creer innecesario estudiar los costos y los resultados de sus decisiones en Medio Oriente y otras regiones del mundo.

Ahora bien, Catalina Miranda, analista en defensa y seguridad, cataloga esta jugada de Trump como una apuesta riesgosa que puede salirse muy costosa, o que puede beneficiarlo si en Estados Unidos y en el mundo occidental, siguen fortaleciéndose discursos xenófobos, anti-islámicos y totalitarios.

“El miedo a una amenaza externa, incluso con tanta facilidad de información que tenemos en pleno siglo XXI, sigue siendo un arma por excelencia para justificar guerra y violencia”, se lamenta la experta.

“Bomba de tiempo”

En su opinión, Medio Oriente siempre ha sido una “bomba de tiempo”, especialmente desde la Guerra Fría, y la fundación del Estado de Israel.

Lo que pasa es que ahora no son únicamente EE.UU. y la Unión Soviética (hoy Rusia) en disputa por sus “patios traseros”, afirma Mirada, pues destaca el enorme poder de Irán en la región, y más por la presunta posesión de armamento nuclear.

Iraq, lejos de ser una república aislada, ha recibido apoyo material y diplomático de Rusia y China. Incluso, Irán ha construido la mayor reserva de misiles balísticos en Medio Oriente. Tampoco hay que olvidar que esta orgullosa civilización persa ha sobrevivido más de 2.000 años.

En efecto, esta agresión directa a Irán traerá como consecuencia una influencia más fuerte de Rusia en Medio Oriente, haciendo que EE.UU. pierda mayor presencia regional, anota Rayran.

Otro elemento fundamental, dice, es que la decisión unilateral de Trump afectará directamente la seguridad de sus militares en la zona y a sus principales socios regionales, Arabia Saudí e Israel.

“Va a generar un movimiento geopolítico en la región, y aquí tiene mucho que hablar Rusia, que tiene una influencia en la guerra contra el Estado Islámico y la guerra en Siria”, remarca el docente universitario.

Un dato importante: según la experta Miranda, es cómo esta disputa, que en principio es geopolítica, afectará el precio del petróleo y del dólar, hecho que impactará todas las economías del mundo.

Mauricio Reyes, docente de la Facultad de Derecho de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional, no descarta un escalamiento de la tensión entre Irán y EE.UU. como un pulso de fuerzas geopolíticas.

Sin embargo, sostiene que Teherán deberá mostrar un gesto de paz so pena de que Trump se salga con la suya, porque a nivel interno tiene una posición muy fuerte y de todas maneras la comunidad internacional no está dispuesta a que un país tome represalias sin acudir a la legalidad internacional.

Por último, Rayran se refiere a que la actitud de Trump no es solo para desviar la atención por el “impeachment”, también considera que es su “inclinación narcisista” de ver el mundo como un escenario donde puede ejercer su poder y buscar la gloria y no “como un lugar con problemas que requieren planteamientos pragmáticos”.

Lea además: Medio Oriente, en vilo

$!La peligrosa apuesta de Trump

Cronología de una enemistad histórica

2016

El nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insiste en que quiere cancelar el “Plan de Acción Integral Conjunto”, PAIC, como se conoce oficialmente el acuerdo nuclear internacional suscrito en 2015, pese a que Irán estaba cumpliendo dicho pacto.

2018

Mayo 8

Trump anunció la retirada unilateral de EE.UU. del acuerdo nuclear internacional, a pesar de protestas de la Unión Europea, Rusia, China y también de Irán, que se mantuvieron fieles al pacto.

Agosto 7

EE.UU. reactiva las sanciones contra Irán: los fondos en bancos estadounidenses quedan congelados y se prohíbe el comercio de materias primas.

2019

Abril 8

Washington declara a la Guardia Revolucionaria Iraní una organización terrorista. En respuesta, Teherán declara a Estados Unidos como un “patrocinador estatal del terrorismo”.

Mayo

Estados Unidos acusó a Irán de estar detrás de los ataques contra dos petroleros sauditas. Trump fortalece masivamente la presencia de tropas estadounidenses en la región del Golfo y amenaza a través de Twitter con destruir Irán.

Junio 13

Estados Unidos culpa a Irán de atacar dos petroleros en el golfo de Omán.

Junio 20

La Guardia Revolucionaria derribó un dron estadounidense en el estrecho de Ormuz, alegando que entró a su espacio aéreo en misión de espionaje.

Julio 19

Teherán capturó dos buques petroleros, el británico Stena Impero y el Mesdar, con bandera de Liberia, ambos en el estrecho estratégico de Ormuz.

Septiembre 14

El bombardeo de las instalaciones de la refinería Abqaiq, el centro de procesamiento de petróleo más grande del mundo, destruyó la mitad de la producción de Arabia Saudí, fue atribuido a los hutíes, la milicia chiíta de Yemen vinculada a Irán.

Agosto 26

El presidente francés, Emmanuel Macron, intenta, sin éxito, propiciar un encuentro entre EE.UU. e Irán durante la cumbre del G7 en Francia.

Noviembre 4

El Departamento del Tesoro anunció que Washington impuso sanciones contra el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Irán y contra nueve ciudadanos iraníes, incluido Mojtaba Jameneí, hijo del líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jameneí.

Diciembre 31

Seguidores de la milicia iraquí Multitud Popular -coalición formada principalmente por milicias chiítas proiraníes- asaltaron la Embajada estadounidense en Bagdad.

2020

Enero 3

Con un ataque aéreo cometido con un dron, Estados Unidos mata al comandante de la Guardia Revolucionaria iraní y líder de la fuerza de élite Quds, el general Qasem Soleimani, y a otras siete personas, cerca del aeropuerto en la capital iraquí, Bagdad. El líder espiritual de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, amenaza con “una severa venganza”.

$!La peligrosa apuesta de Trump

Irán no entregará cajas negras del Boeing estrellado a EE.UU.

EFE, TEHERÁN

La Organización de la Aviación Civil de Irán anunció que no entregará a Estados Unidos, de donde es originario el fabricante Boeing, las cajas negras del avión de Ukraine International que se estrelló ayer a las afueras de Teherán, causando 176 muertos.

“No le daremos las cajas negras al fabricante, a los estadounidenses, y todavía no está claro a qué país serán enviadas para su lectura”, dijo el jefe de esta Organización, Alí Abedzadeh, pese a que el fabricante debe estar presente en este proceso.

La negativa a EE.UU. se debe a la escalada de la tensión con este país tras el asesinato en un bombardeo selectivo estadounidense del general iraní Qasem Soleimani.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad