miércoles 23 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Cínico y mentiroso

En su discurso, intentó mostrarle al mundo, con afirmaciones y estadísticas falsas, un país completamente distinto al que vivimos, percibimos y sufrimos a diario los colombianos.
Escuchar este artículo

Quedé perplejo cuando escuché el discurso del presidente Duque ante la Asamblea General de la ONU cuyo eje central este año es la protección del medio ambiente.

En su discurso, intentó mostrarle al mundo, con afirmaciones y estadísticas falsas, un país completamente distinto al que vivimos, percibimos y sufrimos a diario los colombianos.

Dijo, por ejemplo, que durante su gobierno “se han recuperado más de 6.000 hectáreas de Parques Nacionales Naturales y se impidió que 23.000 hectáreas de bosque fueran deforestadas”, lo que no dijo, es que según un análisis del Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP) publicado en la revista Semana, durante los últimos seis años la Amazonía nacional perdió 552.600 hectáreas de bosque primario por causa de la deforestación y que según un estudio de la Fundación para la Conservación y Desarrollo Sostenible (FCDS) publicado por el periódico El Tiempo en junio de este año la deforestación se incrementó significativamente en los primeros cuatro meses de 2020 superando las 75.000 hectáreas.

Pero la farsa no llegó hasta ahí: luego dijo que su gobierno estaba comprometido con la defensa de los páramos. Como si los colombianos no supiésemos del compromiso de su gobierno con el modelo extractivista en favor de la gran minería y el fracking. Con pasmoso cinismo pidió ayuda a la comunidad internacional para proteger “el hogar de la mitad de los páramos del mundo”.

Luego como todo un adalid de la lucha contra el narcotráfico hizo un “vehemente” llamado a luchar contra este flagelo, que supone uno, entiende él como fumigar campesinos con glifosato y capturar microtraficantes, pues los grandes capos en este país financian campañas presidenciales, se sacan fotos con coroneles de “Alerta Aeropuerto” y sus pilotos transportan candidatos que luego llegan a ser presidentes.

Pero lo que colmó mi paciencia fue cuando le dijo al mundo que está apoyando a los excombatientes y las víctimas del conflicto rindiendo “homenaje” a los líderes sociales, sí, los mismos que le asesinan todos los días mientras él deja plantadas a las víctimas y se pone chaquetas castrenses.

Autor
Este artículo obedece a la opinión del columnista. Vanguardia Liberal no responde por los puntos de vista que allí se expresen.
Otras columnas
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad