viernes 04 de octubre de 2013 - 12:01 AM

El candidato en duda

Mucha gente habla de Fredy Anaya en la ciudad. Unos bien y otros mal. Genera controversia el hombre, desde sus épocas de Contralor Municipal o desde su paso por la dirección de la CDMB. Después se convirtió en un empresario político de grandes negociaciones y apoyos electorales, aunque nunca se ha sabido con claridad si es militante del conservatismo, de Cambio Radical o de algún improvisado movimiento.

Lo señalan como el gran elector, el de alianzas habilidosas, pero a juzgar por los resultados en elecciones populares, cada vez ha sido derrotado en sus aspiraciones políticas. Tanto, que en la pasada contienda declinó competir contra Luis Francisco Bohórquez para terminar apoyando esa campaña.

Es tal su ambivalencia política que todavía mucha gente no cree en su postulación a la Cámara de Representantes, precisamente porque su palabra ha perdido certidumbre; hoy sí, mañana no, de pronto en coalición o tal vez como patrocinador. En esta última posición parece astuto y eficaz, convirtiéndose en el contratista, el nominador, el perfecto socio político y económico. Porque eso sí, todos coinciden en afirmar que tiene un enorme poder económico.

En su palmarés se le reconoce el dominio de temas urbanos y que carece de antecedentes penales. Algunos dicen que tiene calidad intelectual. El problema es que se le cuestiona su calidad ética. No goza de prestigio ni prestancia, tampoco de admiración, y casi siempre se le identifica con negocios politiqueros, andanzas dudosas y exfuncionarios aliados de pésima reputación, antes que con la imagen de político recto y responsable.

Aunque su imagen ha cambiado, claro está. En su apariencia física se notan cirugías estéticas asociadas al rejuvenecimiento facial, como todo un Michael Jackson criollo. Puede que eso le sirva para cautivar al electorado, de la mano de un buen discurso sobre basuras y servicios públicos.

¡Puede que sí, puede que no! Siempre en duda, aunque la duda debe resolverse en favor del sospechoso.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad