domingo 06 de octubre de 2019 - 12:00 AM

Comienza Metrobici

Metrobici plantea también la necesidad de empezar a respetar al usuario de bicicleta como un participante más de la movilidad y no como una especie de “invasor” de los corredores viales.
Compartir

Esta semana los bumangueses utilizaron por primera vez Metrobici, el sistema público de bicicletas, que les permite a los ciudadanos movilizarse por la capital santandereana gracias al préstamo gratuito de este medio de transporte. A través de 12 estaciones dispuestas en puntos estratégicos de Bucaramanga, cualquier persona mayor de 16 años podrá tomar una de las bicicletas, previo registro como usuario, y pedalear por la ciudad.

Esta es sin duda una apuesta novedosa de fomentar el sistema de transporte alternativo en nuestra ciudad, que la pone al nivel de muchas otras capitales del mundo, donde la ciudadanía está habituada a movilizarse de esta forma.

Metrobici es el primer proyecto que se implementa en Santander para incentivar la movilidad urbana accesible y sostenible, y fue posible gracias a una alianza entre el Área Metropolitana de Bucaramanga, la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, la Alcaldía de Bucaramanga y Metrolínea.

Se trata sin duda de una gran apuesta, en aras de cambiar los hábitos de movilidad en una ciudad como Bucaramanga, que a pesar de ser pequeña, maneja unos niveles de congestión y de contaminación por uso de vehículos que no tienen coherencia con el tamaño de nuestra ciudad. Movilizarse dentro del área metropolitana se convirtió en un constante reto a la paciencia y a no caer en el desespero.

Por eso, Metrobici es una iniciativa que los bumangueses debemos recibir e intentar. Solo de nosotros depende evolucionar como ciudad y dejar de pensar en pequeño. Este proyecto, habitual en países más desarrollados culturalmente, plantea un gran reto como ciudadanos: entender que lo público nos pertenece a todos y, como tal, es responsabilidad de todos cuidar y preservar este sistema. A su vez, es necesario trabajar en la seguridad del usuario, de forma tal que no se víctima de robos, pero también en fuertes sanciones a quienes se atrevan a hurtar las bicicletas.

Metrobici plantea también la necesidad de empezar a respetar al usuario de bicicleta como un participante más de la movilidad y no como una especie de “invasor” de los corredores viales, como es tratado muchas veces por los conductores. Pero a su vez exige también a los usuarios de este medio alternativo de transporte con disciplina y responsabilidad al movilizarse, pues muchas veces quienes están sobre una bicicleta consideran que no deben cumplir las normas de tránsito, cuando en realidad se trata de un medio de movilización que debe integrarse de manera completa al transporte de la ciudad.

Si como capital lográramos integrar este sistema a una ciclorruta diseñada de la mejor manera y un sistema de transporte masivo eficiente, avanzaremos décadas en el desarrollo ciudadano. Pero esto requiere pensar a largo plazo y sobre todo empezar a cambiar nuestra mentalidad ciudadana. Por ahora el primer paso es querer, respetar e impulsar Metrobici.

editorial
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad