miércoles 18 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Metrolínea, a las puertas de una segunda oportunidad

En el último año el parque automotor bajó en 27%, que se reflejó para el primer trimestre de este año en una reducción de 8,7% en venta de pasajes. Una vez más Metrolínea se enfrenta a las graves consecuencias que se derivan de graves fallas de dirección, de gerencia, incluso de planeación

El Dane acaba de poner cifras concretas a lo que los usuarios de Metrolínea frecuentes o potenciales, viven diariamente, los primeros dentro del sistema, sometidos a fallas constantes en varias áreas del servicio, y los segundos, los que no lo usan, sometidos también, pero a los peligros que implica tomar cualquiera de los sistemas ilegales de transporte que, por miles, se ofrecen en Bucaramanga y toda el área metropolitana. La situación, a juzgar por la actualización de unos balances que siempre han sido negativos, continúa empeorando como consecuencia lógica de los últimos sucesos vividos al interior de la empresa.

El Dane, en su Encuesta de Transporte Urbano de Pasajeros, del primer trimestre de 2022, encontró que Metrolínea disminuyó en un 39,1% la flota de buses, frente a lo que tenía registrado en el primer trimestre de 2021, producto del fuerte impacto que causó la suspensión del contrato de Movilizamos S.A., ocurrida en junio del año pasado, en una situación a la que no debió llegarse y que ocurrió cuando a ese operador se le cumplió el plazo para allegar la póliza de garantía de cumplimiento del contrato de concesión.

El efecto de Movilizamos, que en la práctica se dio desde diciembre de 2021, fue devastador: Metrolínea es hoy, entre los sistemas similares en el país, el único cuyo balance es negativo en cuanto a vehículos en servicio y pasajeros transportados. En cifras concretas, esto significa que en el último año el parque automotor bajó en 27%, que se reflejó para el primer trimestre de este año en una reducción de 8,7% en venta de pasajes. Una vez más Metrolínea se enfrenta a las graves consecuencias que se derivan de graves fallas de dirección, de gerencia, incluso de planeación previa a la puesta en marcha del Sistema.

La noticia esperanzadora, que matiza este mal balance, es el resultado del estudio técnico, financiero y jurídico que el Banco Mundial le entregó a Metrolínea, que le servirá para estructurar un nuevo modelo operativo y buscar así una verdadera segunda oportunidad, un nuevo comienzo, aunque sea desde esta situación crítica. Un Sitm económico, eficiente, cómodo, seguro, regular, que cubra las necesidades de toda la población del área metropolitana, es la única alternativa real de combatir y, en lo posible, eliminar el transporte ilegal que se ha convertido en el factor más disruptivo para casi todas las actividades económicas y la tranquilidad de los ciudadanos.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete

Etiquetas

Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad