jueves 14 de julio de 2022 - 12:00 AM

Los 18 exfuncionarios y contratistas investigados por irregularidades en construcción del puente Hisgaura

Varios años de juicio tardará el proceso de responsabilidad fiscal que comenzó ayer la Contraloría contra 18 personas, entre funcionarios, exfuncionarios y particulares, por las irregularidades en la ejecución de la megaobra.

La Contraloría General de la República anunció la apertura de un proceso de responsabilidad fiscal contra 18 personas, (15 naturales y 3 jurídicas), por las irregularidades en el contrato de construcción del puente Hisgaura, en la vía que de Curos conduce a Málaga, en Santander, una megaobra que tuvo un costo de $107.663 millones.

Además: Sobrecostos del Puente Hisgaura sobrepasan los $27 mil millones

Según el ente de control, el daño fiscal alcanzaría los $23.308 millones y tendría como principales responsables a tres exgerentes del Fondo Adaptación: Carmen Elena Arévalo, Iván Fernando Mustafá y Edgar Ortiz Pabón. También serán vinculados el actual director del Invías, Juan Esteban Gil, su antecesor, Carlos Alberto García, el contratista de la obra, Sacyr Construcción, y las firmas interventoras, WSP ingeniería Colombia y Estudios Técnicos y Asesorías.

La decisión de apertura del proceso de responsabilidad fiscal por parte del ente de control está sustentada en un informe técnico de la Contraloría Delegada para el Sector de Infraestructura, emitido tras la reapertura de la indagación preliminar por las presuntas irregularidades que se dieron en la ejecución del contrato, suscrito en diciembre de 2013, entre el Fondo Adaptación y el contratista Sacyr Construcción para la construcción del puente Hisgaura.

Según el documento, resulta imprescindible concluir que la carpeta asfáltica del tablero del puente Hisgaura tendrá que ser reparada e incluso reemplazada totalmente de forma periódica, durante la vida útil del mismo, ocasionando costos muy superiores a los previstos para la operación y mantenimiento de la estructura, causando que la proyección de vida útil del proyecto, en este caso la carpeta asfáltica, sea inferior a la presupuestada en los diseños del contratista Sacyr.

A penas inicia el proceso

Aunque para dar apertura al proceso de responsabilidad fiscal la Contraloría tuvo que dar trámite a varias auditorías que terminaron con informes de observaciones y hallazgos, solo hasta ahora comienza la discusión técnica y legal entre el ente de control y los 18 presuntos responsables fiscales, para tratar de recuperar los $23.308 millones por deficiencias y daños en la construcción del puente Hisgaura.

“Eso significa que ya se hizo una auditoría y se hicieron unos hallazgos. Cuando se tienen los hallazgos se trasladan a la entidad competente y allí se revisa si hay mérito o no para comenzar el proceso. Sí hay mérito, se inicia el proceso para establecer si existió o no responsabilidad fiscal por parte de algunos implicados”, explicó a Vanguardia un experto en procesos de control fiscal.

Un proceso de responsabilidad es el conjunto de actuaciones administrativas adelantadas por las contralorías con el fin de determinar y establecer la responsabilidad, que los servidores públicos y los particulares, tengan al haberse causado por acción u omisión, en forma dolosa o culposa, un daño al patrimonio del Estado.

“Son procesos de varios años, unos tres o cinco años en promedio, y en los que la Contraloría debe demostrar el dolo por parte de cada uno de los presuntos responsables, determinando el daño, la cuantificación y la causa del mismo”, según el experto consultado.

Lea también: Puente Hisgaura: poco qué celebrar

Los daños

El informe de la Contraloría señala que las principales afectaciones patrimoniales se produjeron en el reemplazo del tablero principal, que alcanzarían un valor de $21 mil millones.

“Con base en las pruebas recogidas, se tiene que el valor pagado por este elemento es de $21.064 millones, según las actas de obra mensuales, suscritas por la interventoría y el constructor, sin incluir IVA, y cuyos valores se encuentran sin indexación a la fecha”, dicta el informe conocido por esta redacción.

De la misma manera, la Contraloría señala que habría existido un daño fiscal avaluado en $1.897 millones por parte del Fondo de Adaptación, al ordenar el pago por el mencionado monto al contratista Sacyr, por el sistema de Instrumentación del puente Hisgaura, aunque éste no fue puesto en funcionamiento ni entregado a la entidad contratante o al Invías.

Puente de sobrecostos

Un año y medio después de finalizar su construcción y tras presentar unos sobrecostos de $27.600 millones frente a su contrato inicial, el Instituto Nacional de Vías (Invías) puso en operación el puente Hisgaura, ubicado entre el kilómetro 45 al kilómetro 47, en la vía Málaga - Los Curos,

Con el viaducto en funcionamiento, en el acta de entrega también se reveló el aumento en los costos finales frente a lo planteado inicialmente. En el informe se estableció que si bien el contrato se pactó por $80.040 millones, lo cierto es que toda la obra llegó a costar $107.663 millones.

La megaobra fue duramente criticada por deficiencias estéticas como por ejemplo que el tablero principal se asemejaba aun acordeón.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Oscar Iván Rey

Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana. Reportero de la página Política y miembro de la Unidad Investigativa desde el 2015.

Desde estos espacios ha llevado a cabo una serie de trabajos de investigación periodística sobre las estructuras del poder político en la región y desnudar las diferentes formas de corrupción que se presentan en el sector público de Santander.

@oscarivanrey

orey@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad