jueves 28 de enero de 2021 - 12:00 AM

Los contratos que tienen al senador Richard Aguilar en la mira de la Corte Suprema

Claudia Toledo, exsecretaria de Infraestructura del gobierno Richard Aguilar, señaló al hoy Senador de haber orquestado el direccionamiento de tres contratos por cerca de $500 mil millones cuando era Gobernador.
Escuchar este artículo

Claudia Toledo, quien fue asesora y secretaria de Infraestructura durante la gobernación de Richard Aguilar, reveló en testimonio, juramentado ante la Fiscalía General y la Corte Suprema de Justicia, la supuesta red de corrupción en la que se vio envuelta durante su paso por la administración departamental y que hoy la tienen a punto de recibir una condena por las irregularidades contractuales en el contrato de reforzamiento del estadio Alfonso López en Bucaramanga, por valor superior a los $24 mil millones.

Además: Reveladoras declaraciones sobre coimas en contrato del estadio de Bucaramanga

En su testimonio ante las autoridades judiciales, Toledo Bermúdez afirmó que el exgobernador y hoy senador de la República por Cambio Radical, Richard Aguilar, no solo direccionó el millonario contrato del estadio Alfonso López, sino además intervino en la adjudicación direccionada de otros tres contratos de megaproyectos de infraestructura, como el Corredor vial San Gil - Charalá – Límites; el Corredor Agroforestal y el Tercer Carril en Bucaramanga, contratos que superaron los $478 mil millones.

Corredor vial para el ‘primo’

Como parte de su testimonio, la exsecretaria Claudia Toledo entregó a consideración de la Fiscalía y la Corte, su teléfono celular para que extrajeran las conversaciones que vía WhatsApp sostenía con el exmandatario departamental para “cuadrar” el direccionamiento de cada contrato.

Vanguardia tuvo acceso a la transcripción de dichas conversaciones, vía mensajería de texto.

En un primer chat, el cual se llevó a cabo en septiembre del 2014, Toledo y Aguilar conversan sobre la adjudicación del Corredor vial San Gil - Charalá – Límites, contrato por más de $185 mil millones.

* Claudia Toledo: “Gobernador buenas noches, se adjudicó San Gil Charalá al consorcio conectividad vial San Gil, por si le preguntan los medios. Fue muy complicado”.

* Claudia Toledo: “Respecto al tema del paro... Se avecinan situaciones muy, pero muy difíciles, Dios quiera llegue rápido”.

*Richard Aguilar: “Sí señora, esas audiencias son complejas!”.

*Claudia Toledo les aseguró a las autoridades judiciales que “respecto al tema del paro.... ‘Se avecinan situaciones muy pero muy difíciles, Dios quiera llegue rápido’. En esta conversación me estaba refiriendo a uno de los procesos que hacían parte del Contrato Plan, puntualmente del Corredor San Gil – Charalá - Límites, que concluyó con la adjudicación del Contrato No. 2670 del 2014. Lo anterior, está relacionado con una instrucción que había dado el exgobernador Aguilar Villa a Julián Jaramillo y a mí, la cual, consistía en otorgarle ese contrato como fuera a un familiar de él, en específico, al señor Aureliano Naranjo, de quien Aguilar Villa se refería como ‘el primo’”.

Según la exfuncionaria, a pesar de estar todo cuadrado para que dicho contrato se le fuera adjudicado al “primo” de Aguilar Villa, un error en la propuesta presentada por el consorcio apalancado por Aureliano Naranjo impidió dicha adjudicación.

“El Sr. Naranjo se presentó a la licitación del contrato anteriormente mencionado por interpuesta persona, puntualmente, por medio de la propuesta promesa de Sociedad Futura Troncal de la Libertad SAS, conformado por Vergel y Castellanos, Mellan y Concitop (Cuyo representante es el señor Camilo Alberto Osorio Peláez). Luego, en el trámite de evaluación, dicha Promesa de Sociedad (con la cual se presentó Aureliano Naranjo) cometió un error técnico en uno de los análisis de precios unitarios, específicamente en el ítem de señal vertical para tránsito, al cambiar la unidad de UND a M2, lo que ocasionó que este proponente no pudiera quedar en el primer orden de elegibilidad. Situación que molestó demasiado al Sr. Aureliano Naranjo”, agregó Toledo Bermúdez.

Finalmente, el millonario contrato le fue adjudicado al Consorcio Conectividad Vial San Gil, conformado por Carlos Alberto Solarte - Cass Constructora CIA - VG Constructores - Constructora Valderrama y Valco Constructores. Estas dos últimas empresas, representadas por los hermanos Valderrama, reconocidos socios de Aguilar Villa.

Contrato de consolación

Debido a la imposibilidad de adjudicar el contrato del Corredor vial de San Gil – Charalá – Límites, pocas semanas después el exgobernador Richard Aguilar habría dado la orden para que desde la Secretaría de Infraestructura se le entregara el contrato del corredor Agroforestal a Aureliano Naranjo, “primo” de Aguilar Villa. Contrato que superaba los $180 mil millones.

Así quedaría demostrado en un chat de fecha 23 de septiembre del 2014, en el cual Aguilar Villa comenzaría a presionar por el direccionamiento del contrato del corredor vial, como parte de su regalo de cumpleaños.

* Richard Aguilar: “Ya está plantilla César ya las mandó”.

* Richard Aguilar: “Mi regalo de cumpleaños”.

* Claudia Toledo: “Estaba hablando con César en este momento”.

* Richard Aguilar: ilegible

* Claudia Toledo: “Ya viene para acá para implantar en las plantillas el presupuesto, etc”.

* Claudia Toledo: “Se nota que está de buen genio jejeje”.

* Richard Aguilar: “Mensaje subliminal”.

* Claudia Toledo: “Eso es matoneo”.

* Richard Aguilar: “Jeje”.

* Claudia Toledo: “Ya nos vamos a reunir para eso”.

Según el relato de Toledo Bermúdez ante la Fiscalía y la Corte, César, César Castro Villaveces es un ingeniero que pertenecía al grupo de apoyo encargado de direccionar la contratación de la Gobernación de Santander en la administración Aguilar Villa. Grupo que era liderado por Julián Jaramillo Díaz.

“El Ingeniero Castro Villaveces era una de las personas que participaba en la elaboración de las plantillas de los formatos de los pliegos de condiciones, específicamente en lo correspondiente a la parte técnica. Estos profesionales, una vez estaban listas las plantillas de los pliegos de condiciones, trabajaban sobre las condiciones generales de los requisitos habilitantes, y de manera irregular después de reunirse con los futuros adjudicatarios de los contratos, trabajaban sobre las condiciones puntuales de experiencia, cantidades de obra, equipos, personal, entre otros, que tenían los contratistas, previamente a la publicación de los pre pliegos de condiciones, con la finalidad de garantizar al 100% la adjudicación del contrato que previamente había sido direccionado por el Gobernador”, agrega la exfuncionaria.

Lea también: Los chats que salpican al representante Edwin Ballesteros en supuesta red de corrupción

A pesar del presunto amarre en el pliego de condiciones para favorecer al “primo” de Richard Aguilar, un error de cálculos por parte del oferente puso nuevamente en riesgo que el contrato del corredor Agroforestal le fuera entregado al ungido de Aguilar Villa, tal y como quedó registrado en el Secop, donde los requisitos habilitantes de los pliegos de condiciones del proceso fueron modificados a tan solo siete días de cerrarse la licitación.

* Claudia Toledo: “Gobernador buen día, César y Silvia nos tocó decirles con Julián que ud nos citaba hoy a las 6:30 am para que madrugaran porque están como pesimistas del proyecto, por favor llamarlos por el Avantel de Julián y hablarles que nos ayudemos, y que no alcanzamos a ir ahora en la mañana por favor”.

Claudia Toledo explicó que cuando “le digo que ‘con Julián nos tocó decirles que madrugaran porque están como pesimistas del proyecto’, acá me estaba refiriendo a que el Gobernador ayudara a presionar, dándole la orden a los ingenieros César Castro y Silvia Oviedo Sánchez, del grupo de Julián Jaramillo, de que colaboraran en la revisión de las propuestas del Corredor Agroforestal, para ver de manera genérica cómo estaban, antes de que los demás proponentes empezaran a pedir copias de las propuestas, ya que si faltaba algún documento a la propuesta que presentaban, ellos arreglaban de manera irregular los defectos que presentara la propuesta con el fin de que los demás proponentes no notaran fallas en sus propuestas”.

Al final, el contrato le fue adjudicado a la Promesa de Sociedad Futura Unidos por Santander, quienes serían los ungidos Aureliano Naranjo, conocido como el “primo” de Richard Aguilar.

Le puede interesar: Corte Suprema citó a 32 personas a declarar en proceso contra el senador Richard Aguilar

Intereses en el Tercer Carril

Para la adjudicación de las obras del Tercer Carril entre Bucaramanga y Floridablanca, el gobernador Richard Aguilar envió a Claudia Toledo a gestionar recursos a Bogotá mientras que Julián Jaramillo, su asesor de despacho, se encargaba de la adjudicación del contrato que tuvo un costo superior a los $113 mil millones.

Según el testimonio de la exfuncionaria a pesar de que dicho contrato ya estaba direccionado por el exgobernador Aguilar Villa para que le fuera otorgado al señor Reynaldo Bohórquez, quien se presentó por medio del Consorcio Viaducto 2014, del cual hacía parte la empresa Construvicol S.A, de propiedad de la familia de Reynaldo Bohórquez, Toledo Bermúdez se negaba a adjudicarles el millonario contrato toda vez que la propuesta de Bohórquez contenía unos errores técnicos en unos análisis de precios unitarios y en las exigencias de los equipos, lo que le ocasionó que dentro de la evaluación técnica se le otorgará menor puntaje en su calificación y no se ubicara en el primer orden de elegibilidad.

El 10 de septiembre del 2014, tan solo unos días antes de la adjudicación del Tercer Carril, Aguilar Villa al parecer continúa insistiendo en la necesidad de adjudicarle a su ungido.

* Claudia Toledo: “Gobernador buenas noches, todo igual ... Podrían darse los tres gimnasios, pero el del barrio Bellavista de último, y para Virolín de primeras, ósea todo como estaba”.

* Aguilar: “Entonces?”.

* Richard Aguilar: “Se puede hacer en Bellavista?”.

* Claudia Toledo: “No sr .... O se haría de últimas”.

En su declaración, Claudia Toledo les aclara a las autoridades que Vilorín es un nombre clave que le dieron a los Valderrama dentro de este proceso licitatorio, así mismo Bellavista fue el seudónimo para Reynaldo Bohórquez, mientras que el término “tres gimnasios” hacía referencia al Tercer Carril.

“Por el problema que se presentaba para adjudicar el contrato de “Tercer Carril” al Sr. Bohórquez, y según el resultado del informe final del Comité evaluador, debía adjudicársele ese contrato del Tercer Carril a la propuesta Consorcio Vial Puerta del Sol, del cual era integrante dos empresas de la familia Valderrama. Se evidencia que el exgobernador Richard Aguilar me insiste “se puede hacer en Bellavista”, refiriéndose a que si aún se le podía adjudicar a Bohórquez. En igual sentido, se evidencia que en esta conversación estábamos hablando en clave, pues para esa fecha de la vigencia del 2014, ningún contrato tenía como objeto o relación alguna con el suministro o instalación de gimnasios en el sector/barrio Bellavista o para el sitio Virolín”, acota Toledo Bermúdez.

Reserva procesal

Por su parte, el senador Richard Aguilar desvirtuó los señalamientos en su contra revelados por la exsecretaria Claudia Toledo y su esposo Lenin Pardo, por supuestos actos de corrupción.

Según Aguilar Villa, junto con su abogado, Iván Cancino, le solicitaron a la Corte Suprema se levantar la reserva del proceso penal en su contra dictada por el alto tribunal para poderse defender públicamente sobre las acusaciones en su contra.

“Hoy también solicitamos respetuosamente a la honorable Corte Suprema de Justicia que, en aras de mantener mi buen nombre y darme garantías en el proceso, se levante la restricción para que, de igual manera, pueda salir a dar declaraciones frente a los medios de comunicación. En estas condiciones, en mi defensa solo puedo decir que han levantado en mi contra un muro de calumnias para contaminar la realidad procesal. ¿Por qué quienes me atacan solo filtran apartes del proceso sin pruebas?”, señaló Richard Aguilar, en entrevista con el TRO.

Así mismo, Aguilar Villa le pidió a la Corte Suprema imponer sanciones a la contraparte por violar dicha reserva sumarial del proceso en su contra.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Suscríbete
Image
Oscar Iván Rey

Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana. Reportero de la página Política y miembro de la Unidad Investigativa desde el 2015.

Desde estos espacios ha llevado a cabo una serie de trabajos de investigación periodística sobre las estructuras del poder político en la región y desnudar las diferentes formas de corrupción que se presentan en el sector público de Santander.

@oscarivanrey

orey@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad