martes 26 de enero de 2021 - 12:00 AM

Los chats que salpican al representante Edwin Ballesteros en supuesta red de corrupción

Se conocen nuevos detalles de la forma irregular como se adjudicó el fallido contrato de construcción del acueducto de Landázuri, Santander, por $4.346 millones por el entonces gerente de la Esant, el representante a la Cámara, Edwin Ballesteros.
Escuchar este artículo

Dos meses después de que la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia abriera una investigación en contra del representante del Centro Democrático, Edwin Ballesteros, por supuestas irregularidades contractuales en 2015 cuando fungió como gerente de la Empresa de Alcantarillado de Santander, Esant, hoy se conocen detalles de las declaraciones y los chats que comprometerían al congresista santandereano y al senador Richard Aguilar, en una supuesta red de corrupción para direccionar contratos públicos.

Además: Corte Suprema abre investigación contra el representante Edwin Ballesteros por irregularidades contractuales

Esta redacción tuvo acceso a la declaración juramentada elevada por el excontratista y esposo de la exsecretaria de Infraestructura de Santander, Claudia Toledo, Lenin Pardo Pulido, en septiembre del 2020, en el marco del principio de oportunidad que adelantan la pareja de esposos dentro del proceso penal que actualmente afrontan por actos de corrupción en la reconstrucción del estadio Alfonso López de Bucaramanga, un contrato superior a los $24 mil millones.

Los chats reveladores

En los folios que reposan en la Fiscalía y la Corte Suprema, Lenin Pardo dio a conocer los chats de mensajería instantánea que sostuvo con el hoy representante Edwin Ballesteros, en julio de 2015, cuando Ballesteros Archila fungí como gerente de la Esant, un mes antes de que la empresa de servicios públicos diera apertura a la licitación pública para la celebración del contrato de obra para la construcción del Acueducto Regional del Río Quiratá en Landázuri. Contrato por $4.346 millones.

En una de las primeras conversaciones del WhatsApp entre Lenin Pardo y Edwin Ballesteros, realizada en julio de 2015 se lee:

Edwin Ballesteros: “Inge. Un saludo. Por fa no olvides agilizar temas. Tiempo corre”.

Según el testimonio de Lenin Pardo, en esa época el exgobernador Richard Aguilar le propuso la posibilidad de adjudicarse un contrato en la Esant para construir el acueducto para el municipio de Landázuri.

Lea también: “No estoy investigado por la Corte Suprema”: Edwin Ballesteros

“Como requisito para que dicho contrato se me adjudicara, yo debía comprometerme a realizar un pago del 15% sobre valor total del contrato, exigencias que en ese momento me hizo el señor Ballesteros Archila. Además, tal y como se lee en el chat de WhatsApp, en esta conversación el Dr. Ballesteros Archila me indica que toca avanzar y agilizar con el tema del acueducto de Landázuri”, relata Pardo Pulido.

El 10 de septiembre de 2015, Ballesteros y Lenin Pardo vuelven a sostener una nueva conversación por chat.

Ballesteros: “Inge, buena tarde. Buen día”.

Ballesteros: “No me olvides, porfa. Mil gracias”.

Ballesteros: “Inge. Inge”.

Pardo: “Hola. Estaba en una reunión”.

Pardo: “Esta tarde se hace efectivo lo que estaba esperando”.

Pardo: “Mañana en la mañana ya puedo ir”.

Pardo: “Se demoró un día más”.

Ballesteros: “¿Inge, a qué horas crees y cuántas personas?”.

Pardo: “Sobre las 10 y más o menos 100 personas”.

Pardo: “¿Vale?

Ballesteros: ¿puedes convocar unas 150?”.

Ballesteros: “Súper”.

Pardo: “No creo alcanzar”.

Pardo: “Nos toca con 100”.

Ballesteros: “Dios”.

“El 2 de septiembre de 2015, el doctor Ballesteros Archila pregunta que a qué hora le llevaba el dinero y cuando me refiere ‘cuántas personas’ realmente me está preguntado es por la suma de dinero que le iba a entregar como producto de una parte de la coima que estaba exigiendo por la adjudicación del acueducto de Landázuri. Yo le respondo que le llevaría 100 personas refiriéndome a $100 millones de pesos. Es por ello, que me pregunta ‘¿puedes convocar unas 150?’ refiriéndose a si podía entregarle una suma superior de $150 millones pesos, yo le manifiesto que no y es por ello que me responde ‘Dios, Dios’”, agrega en su relato Lenin Pardo.

El 11 de septiembre de 2015, una semana después de la conversación entre Ballesteros y Pardo, en la cual se habla de la cantidad de “personas”, la Esant dio aviso de apertura al proceso de licitación del contrato de construcción del acueducto de Landázuri.

Según Pardo Pulido, la totalidad del primer pago del soborno no fue entregado en su totalidad debido a los retrasos en el giro de la coima que debía recibir por el direccionamiento del contrato del estadio Alfonso López, razón por la cual, esos primeros $100 millones le fueron aportados directamente por el señor Julián Jaramillo, exasesor de despacho de Richard Aguilar.

Le puede interesar: Reveladoras declaraciones sobre coimas en contrato del estadio de Bucaramanga

Una obra inconclusa

Tras la entrega de los pagos de las coimas, el 5 de octubre de 2015, la Esant, en cabeza de Edwin Ballesteros le adjudicó la licitación para la construcción del acueducto de Landázuri a la Unión la Unión Temporal Acueducto Landázuri, la cual está conformada por las firmas Proyectos Ingeniería Civil e Industrial de Colombia SAS, con el 48% de participación; Civiles y Ambientales Ingeniero, Ciaming Ltda, con el 51% e Ingecol SA, con el 1% de participación accionaria.

Además de que Lenin Pardo representaba legalmente a la Unión Temporal Acueducto Landázuri, Pardo Pulido también era el dueño de la firma Ciaming Ltda.

Aunque el 4 de diciembre de 2015 se firmó el contrato de la obra entre la Esant y la Unión Temporal Acueducto Landázuri, por $4.346 millones para ser ejecutado en un año, solo hasta el 14 de enero del 2016 se firmó el acta de inicio del proyecto de construcción del acueducto del municipio santandereano.

Ese mismo día, el contratista recibió un anticipo de $1.783 millones, correspondiente al 40% del valor total del contrato.

Además del recibo del anticipo, el mismo 14 de enero 2015 el contratista solicitó una adición en tiempo para la ejecución del contrato, así las cosas, la obra ya no sería entregada el 13 de enero del 2017, sino en septiembre de esa misma vigencia.

Tres meses después, el 3 de marzo de 2015, la Unión Temporal Acueducto Landázuri, solicitó la suspensión del contrato alegando la falta de gestión predial y de servidumbres para la ejecución de la obra,

La obra fue inicialmente suspendida por tres meses, posteriormente dicha suspensión fue prorrogada por siete ocasiones más, hasta abril de 2019.

Según el acta que reposa en el Secop, el 6 de mayo de 2019 se dio reinicio a la obra de construcción del acueducto de Landázuri y se estableció como nueva fecha de entrega de la fallida obra el 12 de mayo de 2019, es decir, seis días después. A hoy, seis años después de la firma del contrato, Landázuri continúa sin acueducto, mientras la fallida obra continúa inconclusa con una ejecución inferior al 50% de la obra física y con un desembolso de recursos del 42% del valor total del contrato, unos $1.849 millones.

La defensa de ballesteros

Ante los señalamientos en su contra, el representante del Centro Democrático, Edwin Ballesteros, aseguró que no ha participado en ningún acto de corrupción a lo largo de su trabajo en el sector público.

Con respecto al fallido contrato del acueducto de Landázuri, Ballesteros afirmó que la falta de ejecución no se debe a su administración.

“Ahí no hubo ningún direccionamiento, si hubiera sido así por qué se presentaron tres oferentes en la licitación. Ahora, el contrato se firmó en diciembre del 2015 pero el acta de inicio fue en 2016, cuando ya había nueva administración y yo ya no era el Gerente de la Esant, si ese acueducto no se ha construido, no es por mi culpa, hay que preguntarle a la gerente de la época, en el 2016, por qué se suspendió por casi dos años el contrato si apenas se comenzaba a ejecutar. Eso no es culpa mía. confío en que la honorable Corte Suprema de Justicia, en derecho, confirmará que nuestro actuar siempre ha sido ajustado a la Ley”, manifestó Edwin Ballesteros.

Así mismo, el representante uribista negó que la Corte Suprema esté indagando por sus bienes inmueble, ni que esté siendo investigado por la Contraloría Departamental.

Pidió levantar la reserva

Por su parte, el senador Richard Aguilar desvirtuó los señalamientos en su contra revelados por la exsecretaria Claudia Toledo y su esposo Lenin Pardo, por supuestos actos de corrupción.

Según Aguilar Villa, junto con su abogado, Iván Cancino, le solicitaron a la Corte Suprema se levantar la reserva del sumario del proceso implantada por el propio tribunal para poderse defender públicamente sobre las acusaciones en su contra.

“Hoy también solicitamos respetuosamente a la honorable Corte Suprema de Justicia que, en aras de mantener mi buen nombre y darme garantías en el proceso, se levante la restricción para que de igual manera, pueda salir a dar declaraciones frente a los medios de comunicación. En estas condiciones, en mi defensa solo puedo decir que han levantado en mi contra un muro de calumnias para contaminar la realidad procesal. ¿Por qué quienes me atacan solo filtran apartes del proceso sin pruebas?”, señaló Richard Aguilar, en entrevista con el TRO.

Así mismo, Aguilar Villa le pidió a la Corte Suprema imponer sanciones a la contraparte por violar dicha reserva sumarial del proceso en su contra.

$!Los chats que salpican al representante Edwin Ballesteros en supuesta red de corrupción
$!Los chats que salpican al representante Edwin Ballesteros en supuesta red de corrupción
$!Los chats que salpican al representante Edwin Ballesteros en supuesta red de corrupción
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad