viernes 15 de febrero de 2019 - 11:00 AM

Cerca de 70 hectáreas de bosque nativo se consumieron tras incendio en Santander

Un incendio consumió entre 60 y 70 hectáreas de bosque en un sector de la vereda Bocas de la Colorada, en Barrancabermeja. Por las llamas, tortugas, culebras, pájaros y otros animales murieron.
Escuchar este artículo

De acuerdo con el comandante del cuerpo de Bomberos de Barrancabermeja, Alexander Díaz, una llamada los alertó del incendio el pasado miércoles 13 de febrero en horas de la tarde.

“Como el sector es alejado, tuvimos que verificar si todavía era jurisdicción de Barrancabermeja. La comunidad nos informó que las llamas habrían iniciado cinco días atrás. Gracias al apoyo de los vecinos del incendio, las llamas no se propagaron. De lo contrario la afectación hubiera sido peor”, explicó el funcionario.

Como el sector donde se presentó el incendio queda retirado de las vías principales, los 13 bomberos destinados a controlar la emergencia tuvieron que viajar en canoa y caminar cerca de 300 metros para llegar al sitio.

“Por la lejanía del sector, a los bomberos les tocó apagar el incendio con herramientas como el bate fuegos y bombas de espalda, pues no se encontró un sitio del cual bombear agua con las bombas portátiles”, dijo Díaz.

Para controlar las llamas, los 13 bomberos trabajaron de 5 de la mañana a 5 de la tarde del pasado 15 de febrero.

“El daño ambiental es grande. Mucha fauna y flora quedó incinerada. Queremos agradecer a la comunidad porque nos colaboró y trabajaron guiados por el personal del Cuerpo de Bomberos. Sin la ayuda de ellos, el incendio se hubiera propagado y el daño ambiental sería peor”, expresó el Comandante.

Otro daño ambiental

Un incendio registrado el pasado 5 de febrero en el Páramo del Almorzadero también causó graves daños a la fauna y flora de este importante ecosistema cerca a los municipios de El Cerrito y Concepción, Santander.

Aunque las autoridades ambientales del departamento no han informado sobre el daño ambiental, se estima es incalculable ya que las llamas consumieron cientos de frailejones. Esta planta cumple con la función de mejorar el ecosistema, ya que sus hojas absorben la humedad de la neblina y la liberan a través de sus raíces, permitiendo también la circulación de este líquido hacia las quebradas y ríos.

Los frailejones crecen entre 1 y 2.5 centímetros al año, por lo que, según ambientalistas, el daño que generó el incendio en el Páramo del Almorzadero se repararía en 200 años.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad