lunes 22 de febrero de 2021 - 4:22 PM

Samuel Rodríguez, el empresario santandereano más joven del país

Este joven, en 2015 y con solo 12 años, creó Tecnopac, una empresa de programación web y posicionamiento de diferentes empresas del país. Actualmente su emprendimiento cuenta con centros de desarrollo en Bucaramanga, Bogotá y Medellín.
Escuchar este artículo

Tecnopac es una compañía de software, creada por Samuel Rodríguez, en la que se maneja la programación de las website (páginas web) y el posicionamiento SEO de algunas de las principales empresas de Bucaramanga, Bogotá y Medellín. Hoy su emprendimiento se posiciona como una de las empresas emergentes con mayor crecimiento y proyección en Santander.

La curiosidad en su niñez dio paso a que este sangileño de nacimiento, tuviera un alto interés por los computadores al querer entender cómo funcionaban los sistemas y la forma en la que estos se coordinaban para dar un resultado.

A sus 11 años encontró una revista en la que el empresario informático, Bill Gates, explicaba cómo la programación transformaría el mundo. Por lo que empezó a investigar e incursionó en este mundo gracias a videos de YouTube y foros de Reddit.

El adolescente, un año después de adquirir dichos conocimientos por cuenta propia, inició su emprendimiento con $600.000 provenientes de su trabajo recogiendo café en la finca de sus padres y con el apoyo de su papá. Con ello compró lo básico para montar su negocio: las licencias, el software para el diseño de las páginas web y su propio dominio.

El nacimiento de una oportunidad

“Basado en eso yo conecté lo que sabía hacer con la necesidad del mercado, así nació Tecnopac”, afirma el joven. Allí se dio cuenta de que muchas empresas de San Gil tenían problemas de visibilidad en internet, por lo que fue una a una a ofrecer su servicio. Agencias de turismo, firmas de abogados, consultorios médicos y compraventas, entre otros fueron sus primeros clientes. A ellos les creó sus respectivas páginas web.

“La edad ha sido un obstáculo que he llevado desde el día uno, pues la poca edad genera desconfianza ya que creen que por ser menor el trabajo no tendrá calidad. Fue un reto muy grande que las primeras empresas nos tomaran en serio”, agrega Samuel Rodríguez. No obstante, esto no ha frenado su posicionamiento en el mercado.

En la actualidad Samuel presta servicios de desarrollo web, software a la medida para corporativos, posicionamiento SEO estratégico basado en inteligencia artificial y growth (crecimiento) estratégico para la optimización de negocios.

Samuel Rodríguez, el empresario santandereano más joven del país

Hoy, con 17 años, logró capitalizar su idea de negocio a medio millón de dólares, la cual se encuentra creciendo 12% mes a mes y solo el año pasado facturó más de $534 millones. Además, cuenta con 250 clientes que le representan ventas mensuales de $89 millones. Sus servicios superan los $26 millones al mes.

Pero la pandemia no ha significado un obstáculo en el desarrollo de su empresa. Al contrario, el periodo de confinamiento representó una oportunidad de crecer para Tecnopac.

“En este tiempo la mayoría de empresas voltearon a vernos a nosotros porque se dieron cuenta de la importancia de las soluciones digitales óptimas para que sus negocios no cerraran, por lo que empezamos a crecer no solo en clientes sino en innovación y desarrollo”.

Con la llegada del Covid-19 tenían solo tres colaboradores y terminaron el 2020 con 30; así mismo, contaban con un historial de 50 clientes en marzo, pero cerraron el año con 150. Ahora en su empresa trabajan 45 colaboradores directos, cuya nómina asciende a los $53 millones.

A mediano plazo tiene la proyección de ampliar su portafolio a 1.000 clientes, al igual que ampliar sus servicios y proyectos de importancia en Perú y México. Esto con el fin de superar una facturación anual de 300.000 dólares.

“Yo era muy pequeño con un sueño demasiado grande que cada vez veo más cerca. Lo mejor que pude haber hecho fue apostarle a eso que consideraba que era para mi vida. Vale la pena sacrificarse por lo que uno ama porque definitivamente es algo muy gratificante”, concluye el joven empresario.

Actualmente cursa tercer semestre de Ingeniería en Informática en la Universidad de La Sabana en Bogotá, pero suspendió este semestre mientras desarrolla más proyectos innovadores y potencia su emprendimiento.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad