jueves 25 de agosto de 2022 - 12:00 AM

470 familias de Lebrija pasaron de la leña a la llama para cocinar

Habitantes del sector rural de este municipio, que por años tuvieron que preparar sus alimentos ‘a punta’ de madera o pipeta, les llegó el servicio del gas por tubería. Estas son algunas de sus historias.

Rosa María Rueda es una adulta mayor que reside en la vereda Puyana de Lebrija, tiene 96 años y durante gran parte de su vida tuvo que recoger madera para poder preparar la comida para ella y sus sobrinas.

Doña Rosa recuerda que cada día se tenía que levantar antes de las 6:00 a.m. para ir a recoger la cantidad de leña necesaria para preparar el desayuno, las medias nueves, el almuerzo, las onces y hasta la comida, ya que se aseguraba con su provisión, por si llovía.

Lea también: Lebrija invierte en la gasificación de la zona rural

La mujer dijo que después de muchos años comenzó a transitar cerca de su casa el carro que transportaba las bombonas de gas. Sin embargo, este sólo duraba un mes y si el vehículo no pasaba el día que se acababa, tenía que salir nuevamente a buscar leña.

En otro punto de la geografía lebrijense, en la vereda Santa Rosa, Emérita Delgado, expresó que ante su imposibilidad de cocinar con leña, por cuestiones médicas, “cocinaba con gas de pipeta. Me valía $226 mil y me alcanzaba para dos meses y medio. Me veía muy acosada pero me tocaba”.

Por su parte, Gloria Santos Peñaloza, hija de don Juvenal y Doña Lucila, afirmó que “era muy incómodo para mis padres salir a buscar y cargar leña para traerla a casa. Después llegó el gas de pipeta pero si se acababa tocaba salir corriendo a ver dónde se conseguía uno nuevo. Además, el humo de la madera resulta dañino”.

Le puede interesar: Con proyecto, llegaría el gas natural a 30 municipios del sur de Santander

‘Llegó el gas’

El pasado 28 de julio, la alcaldía de Lebrija llegó para instalarles el medidor que conecta la tubería subterránea con sus cocinas y al abrir la llave se les encendió por primer vez la llama del gas licuado por tubería.

En total, 2.000 personas que hacen parte de 470 familias de las veredas Santa Rosa, Puyana, La Aguirre y El Progreso fueron beneficiadas con este proyecto de gasificación rural.

Al respecto, el alcalde de Lebrija, Luis Carlos Ayala, manifestó que “familias de estratos 1, 2 y 3 se beneficiaron y esperamos extender la iniciativa para que esta llegue a cerca de 700 familias veredales, en la primera fase”.

Ayala Rueda explicó que “la inversión fue de aproximadamente $1.500 millones con la empresa Improgas y se instalaron 46 kilómetros lineales de tubería para conducir el gas”.

Lo primero que preparó doña Rosa María Rueda con el gas nuevo fue un tinto, lo probó, lo compartió y dijo que “estoy muy feliz, ya podré cocinar sin afán al desayuno, caldo, café con leche y pan y para el almuerzo mi sopita y mi arroz”.

En el caso de la señora Emérita, afirmó que “si nos habían prometido que llegaría el gas pero hoy ver que es realidad nos llena de una inmensa felicidad. Ya no me tendré que preocupar por los altos valores del que viene en la bombona”.

En la casa de don Juvenal y doña Lucila, señalaron que “ya no tenemos que estar pendiente si el gas se va acabar. Estos son los proyectois que deben existir, que sean buenos y que beneficien a todo el pueblo”.

En esta vivienda agregaron que ya no tendrán que usar pipeta, que les representaba un peligro inminente, y que en su finca San Alberto, la que se adorna con garzas y águilas a la entrada “podremos tomarnos un tintico con esta hermosa vista porque se nos encendió la llama del progreso”.

Cabe destacar que el ahorro mensual en un hogar que hacía uso de una bombona de gas de 30 libras, comparado con la misma cantidad de este nuevo servicio es de cerca de $60 mil, ya que este servicio tiene incluidos subsidios por parte del Gobierno Nacional y de la Alcaldía. Es decir, los costos se disminuirían en un 70%.

En Santander más de 122 mil hogares usan gas licuado de petróleo y son Bucaramanga, Girón, San Gil, Lebrija, Los Santos, Barrancabermeja, Piedecuesta, Cimitarra, Floridablanca y Barbosa, los municipios que más lo consumen.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Milton Velosa

Comunicador social - periodista egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Llega a Vanguardia en el 2012 al equipo web, trabajando en temas de movilidad e infraestructura. Ganador del premio departamental de periodismo Luis Enrique Figueroa en la categoría mejor trabajo audiovisual para internet, en los años 2016 y 2021 y del Premio Silvia Galvis 2021.

@milvelosa

mvelosa@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad