domingo 06 de noviembre de 2022 - 12:00 AM

El talentoso joven bumangués de 18 años que trabaja para la industria aeroespacial

Juan Felipe García Peña tiene 18 años y desde hace dos pertenece a la división juvenil de innovación de la industria aeroespacial.

De pequeño, el mayor anhelo de Juan Felipe García Peña era ser astronauta. Ahora, con 18 años, este bumangués se hace camino en la industria aeroespacial. Aunque ya no aspira a ser tripulante de ninguna misión, sí sueña seguir vinculado a esta industria.

Desde hace dos años, Juan Felipe es líder juvenil de innovación e investigación de proyectos de la industria aeroespacial, un grupo de diez jóvenes de diferentes lugares del mundo que plantean sus ideas para que los profesionales de la industria avalen sus propuestas. “Nosotros proponemos diferentes ideas que revisan los profesionales de la industria de entidades como la NASA y Space X. Ellos definen si es factible. Esas ideas están sustentadas en artículos científicos”, dice Juan Felipe, quien es estudiante de cuarto semestre de ingeniería mecánica de la Universidad Pontificia Bolivariana, en Bucaramanga.

Una de las labores más recientes que le fue encargada a la división comandada por Peña García es plantear proyectos para lograr la optimización de los motores de combustión interna de cohetes.

Sus inicios

Cuando Juan Felipe tenía dos años, sus padres decidieron irse a vivir a Barrancabermeja por cuestiones de trabajo. Él empezó a estudiar en la Escuela Normal Superior de esa ciudad, y cuando cursaba grado quinto inició su afición por las matemáticas. Junto a sus compañeros, dice él, empezó a preparase y a estudiar cada vez más sobre la materia. Hacer ejercicios de más, resolver problemas, todo aquello que tuviese que ver con números le llamaba la atención. Esas jornadas extra de estudio tuvieron sus réditos. “Gracias a ese esfuerzo fui cinco años consecutivos campeón nacional de las Olimpiadas de Matemáticas”, asegura.

Esa pasión por los números se fue trasladando a otras áreas de interés. El siguiente paso en su vida escolar fue ser uno de los fundadores del semillero de drones de su colegio. En ese espacio, Juan Felipe planteó el diseño y la programación de un dron “con la capacidad de analizar los gases atmosféricos, para medir la contaminación”, señala.

Esa propuesta les valió, a él y sus compañeros, la invitación para participar en el primer Congreso Internacional para el Desarrollo de la Industria Dron, realizado en agosto de 2018, en Medellín.

Esta experiencia le abrió las puertas a Juan Felipe para poder participar en las convocatorias de la industria aeroespacial, respaldadas por la NASA.

Nuevos proyectos

Desde hace unos meses, Juan Felipe y el docente de robótica José Alexander González trabajan en un emprendimiento que han denominado ‘New Sciencie’.

Ellos consideran que esta es una propuesta para promover la robótica y la industria aeroespacial. “Queremos formar una escuela de enseñanza de ambos temas, para ampliar el camino a estos proyectos de ciencia”, asegura Peña García.

Recientemente, uno de los grupos asesorados por José Alexander y Juan Felipe consiguió el campeonato nacional de robótica, lo que les significó la clasificación al Mundial de Robótica 2022, el WRO Lego, que se realizará en Alemania entre el 17 y el 20 de noviembre de este año.

Juan Felipe dice que ya no quiere “correr el riesgo” de viajar en una misión. Ahora, se siente orgulloso de lo que ha conseguido y espera continuar por esa senda que demuestra, según sus palabras, que en Colombia y América Latina, también hay talento para aportar a la industria aeroespacial.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad