miércoles 20 de marzo de 2019 - 12:00 AM

Jornada única va pasando la prueba en colegios de Bucaramanga y su área

Deficiencias en infraestructura, limitaciones en el cuerpo docente y falta de dotación, son las principales dificultades que persisten en los colegios públicos del área metropolitana de Bucaramanga y que impiden implementar la jornada única.

Aunque el Gobierno Nacional decretó en 2015 la implementación de la jornada única en todos los colegios del país, con un plazo de 10 años para las áreas urbanas y de 15 años para las zonas rurales, el progreso de dicha estrategia en el área metropolitana de Bucaramanga avanza, con casos de éxito, pero se necesita un mayor impulso.

Se calcula que en la actualidad solamente un 10% de los estudiantes matriculados en colegios públicos del área reciben clases en jornada única. Es decir, de los más de 155 mil alumnos que suman los cuatro municipios, cerca de 15 mil se benefician de dicha estrategia educativa.

Lea también: Así reciben los alumnos del área el año lectivo 2019

Girón es la localidad en donde más estudiantes de instituciones públicas se benefician de la jornada única, seguido de Bucaramanga. Floridablanca y Piedecuesta, por una amplia diferencia, son las municipalidades más rezagadas en tal asunto.

“Falta financiamiento”

El Ministerio de Educación ha señalado que tal estrategia busca mejorar los procesos formativos en los menores, con la asignación de más horas de estudio. Sumado a esta circunstancia, busca aprovechar el tiempo libre en la adolescencia y la niñez, para que se emplee en actividades deportivas y recreativas al interior de los colegios.

No obstante, el Gobierno Nacional puso en marcha dicha iniciativa sin garantizar la infraestructura, ni la dotación, ni el cuerpo docente necesario. Por esta razón es que en muchos colegios del área metropolitana de Bucaramanga la implementación de la jornada única parece estar lejos.

En muchas sedes educativas del área ni si quiera existe comedor, ni cocina para suministrar el almuerzo de los alumnos. Otras, incluso, están ‘cortas’ de aulas, por lo que se ven obligadas a realizar las clases en dos horarios diferentes (mañana y tarde).

A pesar de la “falta de financiemiento”, la implemnetación de la jornada única ha logrado disminuir los índices de deserción escolar, teniendo en cuenta que tal estrategia brinda alimentación y recreación para los estudiantes.

Sumado a esto, el acondicionamiento y potenciación de colegios ha hecho más cómodos y acogedores los diferentes espacios para los alumnos. Tal es el caso del Institución Agro Ecológica Holanda, en Piedecuesta, que incluso recibió un reconocimiento nacional.

Se imparte en 12 colegios de Bucaramanga

Bucaramanga es uno de los municipios pioneros en la implementación de la jornada única en colegios públicos, labor que se inició desde 2016. En la actualidad dicha modalidad de formación escolar se imparte en 12 sedes educativas, de las 126 que existen en la ciudad.

Es decir, en el 9,5% de los colegios oficiales de la capital santandereana ya se dictan clases en jornada única. Según el más reciente reporte de la Secretaría de Educación de Bucaramanga, un total de 5.526 estudiantes se benefician actualmente de dicha estrategia promovida por el Gobierno Nacional.

Como parte de dicho proyecto escolar, durante 2018 el Ministerio de Educación y la Alcaldía de Bucaramanga destinaron en conjunto más de $41 mil millones, con el fin de construir 121 aulas nuevas y repotenciar espacios en nueve sedes.

Escuela Normal Superior sede A, Santa María Goretti sede C, Politécnico sede C, San José De La Salle sede s, Rural Bosconia Santa Rita y Camacho Carreño, son los colegios favorecidos con tal inversión.

“En algunas sedes pudimos implementar la jornada única sin necesidad de hacer adecuaciones físicas. De los seis proyectos de infraestructura educativa ya se culminaron dos: Santa María Goretti sede C y Escuela Normal Superior sede A (este último se inaugurará a finales de mayo próximo)”, informó Ana Leonor Rueda, secretaria de Educación de Bucaramanga.

Según la funcionaria, se espera que las otras cuatro sedes referidas se entreguen remodeladas durante el próximo semestre y la primera mitad de 2020, ya que las obras “presentan sensibles atrasos, porque los contratistas del Ministerio no han cumplido con los plazos correspondientes”.

El Gobierno Nacional dispuso que el 100% de los colegios públicos, en zonas urbanas, deben tener implementada la jornada única para 2025. Lo propio debe hacer las sedes rurales para 2030. “Metas que vemos poco viables de cumplir”, señaló Rueda.

Una gran apuesta sin garantías en Floridablanca

En octubre de 2015, la jornada única empezó a implementarse en el Colegio Metropolitano del Sur donde actualmente se encuentran matriculados 1.194 estudiantes. Desde entonces, es la única institución educativa oficial, de las 16 que tiene Floridablanca, en avanzar con esta propuesta del Ministerio de Educación Nacional.

Eduardo Casanova, rector del Metropolitano, indicó que cuando llegó la jornada única no fue una transición difícil, porque solo se dictaban clases en una jornada.

No obstante, vieron esta iniciativa como una oportunidad para darle una dinámica diferente a los procesos académicos y ponerse en la mirada del Gobierno Nacional. La “imagen” que cargaban no era la mejor, la mayoría de la comunidad educativa es de población vulnerable y si bien la planta física es buena, no ha sido cuidada.

Sin embargo, el paso del tiempo le ha permitido a Casanova inferir que “no hay una política educativa nacional entorno a lo que pretende la jornada única. En la actualidad está primando el punto presupuestal, por eso muchos de los propósitos no se cumplen. El problema no es más tiempo en el colegio, si no más tiempo en el colegio para qué. A duras penas tenemos la infraestructura, no hay personal y tampoco hay recursos para generar ambientes diferentes”.

Algunos de los docentes del municipio, por su parte, indicaron que el anuncio de la jornada única llegó, en su momento, con muchas promesas en cuestión de recursos humanos, infraestructura y alimentación, pero al no cumplirse, no se ha podido avanzar mucho.

Juan Carlos Ostos, secretario de Educación Municipal, informó que Floridablanca siempre ha estado dispuesto a dar cumplimiento a las directrices dadas por el Ministerio de Educación en cuanto a la jornada única, toda vez, que el objetivo de la misma corresponde a aumentar la calidad de la educación y a disminuir brechas de inequidad.

“Actualmente se presta el servicio de jornada única en el Colegio Metropolitano del Sur en la sede A y en la sede D. Para dar garantías en el cumplimiento de los cuatro componentes (infraestructura, PAE (Programa de Alimentación Escolar), recurso humano y servicios Públicos), la Administración Municipal ha asumido con recursos propios adecuaciones de infraestructura y el cubrimiento del PAE”, precisó el funcionario.

Quien aseguró que para 2020 se tiene proyectado iniciar jornada única con 4,037 estudiantes del Colegio Técnico Vicente Azuero, sede A, y del Instituto Gabriel García Márquez, sede B.

Cerca de 8 mil alumnos beneficiados en Girón

Con dos instituciones educativas, Girón dio el salto a la implementación de la jornada única en 2016. Tres años después esta iniciativa del Ministerio de Educación Nacional tomó fuerza. En la actualidad, el municipio cuenta con 23 establecimientos educativos que ofrecen esta modalidad. De ellos seis son urbanos y 17 rurales.

La construcción de modernas instalaciones educativas es parte importante de la implementación de esta jornada, traducida en calidad y ampliación de cobertura.

“El municipio participa en la postulación de predios en el plan de infraestructura del Ministerio de Educación Nacional y para ello suscribe unas infraestructuras educativas para la construcción de colegios. En esta vigencia se han construido ocho instituciones educativas”, manifestó Adela Silva Ardila, secretaria de Educación de Girón.

Roberto García Peña, Santa Cruz, Villas de San Juan, que antes era una sede, Portal Campestre Norte que también era una sede y ahora es Institución Educativa, Ángulo, del sector rural, Puerto Madero, Mirador de Arenales y Facundo Navas que actualmente se encuentran en obra, son las instituciones que hoy trabajan en jornada única.

Según la jefe de la cartera de educación, la inversión total en los ocho colegios alcanza los $65 mil millones. Solo “En la institución Facundo Navas se invirtieron $10 mil 400 millones provenientes de recursos propios. En total se han implementado 21 aulas de preescolar, 169 para básica y media, aulas polivalentes, comedores escolares, laboratorios, salas de informática, bibliotecas, y todos los espacios que se requieren para funcionar en jornada única”, señaló la funcionaria.

Mauricio Sichacá, rector del Colegio Santa Cruz, que desde este año hizo la transición a la jornada única destacó las ventajas del proceso. “Considero que en este momento estamos adaptados a un proceso que le da más posibilidades al estudiante de desempeñarse en otros aspectos. Al ser una sola jornada, los estudiantes y docentes terminan sus labores y se van a descansar. En la parte anímica también se ha visto un cambio”, señaló el rector.

Aunque el horario es una directriz del rector en cada institución, la jornada de trabajo se ha establecido entre las 6:00 de la mañana y las 3:00 de la tarde. Los estudiantes de preescolar salen más temprano, porque tienen menos carga académica.

“Logramos vencer mitos en Piedecuesta”

La Institución Agro Ecológica Holanda, ubicada en la Mesa de Los Santos, es la única institución que cuenta con la Jornada Única en Piedecuesta. Sin embargo, su experiencia es la más exitosa en el área metropolitana, pues ha conseguido sendos reconocimientos municipales y regionales.

Pedro Nel Diaz Nieto, secretario de Educación de Piedecuesta, afirmó que los estándares de calidad solicitados por el Gobierno Nacional se cumplen a cabalidad en la institución.

“Además de contar con un campus envidiable, la institución goza de una área de nuevas tecnologías dotado con libros virtuales de investigación, en áreas como ciencias, matemáticas e historia”, expresó Díaz Nieto.

Actualmente la institución cuenta con 977 estudiantes y su último reconocimiento se lo otorgó el Ministerio de Educación Nacional, gracias al ‘Café Literario’.

“El proyecto nació en el 2016 y busca incentivar la lectura entre los niños y jóvenes. Se adecuó un espacio en el que la comunidad educativa pueda tomar un jugo o un frappé y disfrutar de las mejores obras de literatura. Esa idea fue exaltada en el 2017 a nivel país”, comentó Orlando Camacho Prada, rector de la institución.

Para Libardo Contreras, padre de familia, el colegio logró vencer muchos mitos. “Pocos creen que un colegio ubicado en el sector rural tenga índices de lectura tan altos y el rendimiento académico sea tan bueno”. Además dijo que “contar con almuerzos, refrigerio, transporte, huertas para cultivo y prácticas educativas, es una garantía que no todas las instituciones ofrecen”.

Publicado por
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad