lunes 15 de junio de 2020 - 12:00 AM

¿Qué pasó con el proyecto que prometía llevar agua a Lebrija?

El contrato fue suspendido desde noviembre del año pasado, ante la necesidad de efectuar ajustes en los diseños, referente a la modificación de trazados, y de garantizar más recursos. Es decir la obra civil, sin haber cumplido tres meses de ejecución presentó inconvenientes y pasó de costar $18.871 millones a $19.374 millones.
Escuchar este artículo

En mayo de 2019 fue adjudicado, por Findeter, la obra de optimización del suministro de agua potable para Lebrija, mediante la construcción de un sistema de conducción desde el Acueducto Metropolitano de Bucaramanga. Seis meses después, el contrato de $18.871 millones fue suspendido por la necesidad de ajustar diseños y garantizar un adicional de aproximadamente $503 millones.

Si bien, este año, el Municipio no se ha visto en la obligación de programar racionamientos de agua, siempre se mantendrá activa una alerta; por lo menos, desde que no llueva en la parte alta, donde se encuentra la represa Piedras Negras, que es la que surte a gran parte de la población. Lo anterior quiere decir que la necesidad de ejecutar dicho proyecto es imperante.

Lebrija es un municipio que desde hace dos décadas sufre por el desabastecimiento del líquido vital. Incluso, en 2016, atravesó una de sus peores crisis cuando se declaró la calamidad pública, por las graves consecuencias que desencadenó el Fenómeno del Niño. En razón a toda esta situación, la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter), Ministerio de Vivienda, Empresa de Servicios Públicos de Santander (Esant) y Alcaldía de Lebrija firmaron un convenio en noviembre de 2017, con el fin de mejorar la prestación del servicio de acueducto.

Cerca de 90 mil habitantes de Lebrija esperaban que, al finalizar este año, la millonaria inversión estuviera ya materializada en una infraestructura que realmente los beneficiara. Sin embargo, esto no sucederá y, por eso, ahora exigen respuestas de cuándo realmente se ejecutará este millonario contrato.

Lea también: Adjudican contrato de $18 mil millones para llevar agua a Lebrija

Nohora Cristina Flórez Barrera, gerente de la Esant, explicó que las causas que atrasaron la ejecución de la obra ya fueron revisadas y atendidas.

Es decir, “se inició el 29 de agosto de 2019 la ejecución del contrato, pero se hizo una suspensión el 7 de noviembre de 2019 porque el contratista -en la etapa de aprobación de diseños con Findeter- evidencia la necesidad de ahondar mucho más en el estudio geotécnico del trazado de la red, y de efectuar una minuciosa revisión de la propuesta del diseño que se tenía para el cruce sobre el Río de Oro. Esto implicó aclaraciones, ajustes en los diseños y más recursos de los que se habían garantizado”, explicó Flórez Barrera.

Frente al tema presupuestal, Vanguardia pudo establecer que solo hasta febrero de este año se aprobó el dinero pendiente. La Esant aportará los recursos que tiene Lebrija en su SGP (Sistema General de Participación) por PDA (Plan Departamental de Aguas), que son $353 millones.

“Esto se permite porque Lebrija es un municipio vinculado al PDA. Ahí se disponen de esos recursos para ese adicional, pero adicionalmente la Alcaldía dispondrá de un restante equivalente a $150 millones. El proyecto se reinició el pasado 8 de junio, ya está en marcha”, subrayó la gerente.

Pretensiones

De no presentarse ningún otro inconveniente, la obra se estaría entregando al finalizar abril de 2021.

Se ha planteado la construcción de 13.191 metros en tubería de hierro dúctil para la línea de conducción que va desde el tanque del Acueducto, ubicado en la calle 45, hasta la Planta de Tratamiento de Agua Potable de Lebrija.

Asimismo, la adecuación de dos tanques de almacenamiento, en concreto reforzado, de 3.000 metros cúbicos; una estación de bombeo; y, un puente para tubería sobre el Río de Oro.

Soluciones a corto plazo

Fernando Manosalva, gerente de la Empresa de Servicios Públicos Domiciliarios de Lebrija, Empulebrija, aseguró que en lo que va de este año no se ha presentado desabastecimiento de agua, pese a la fuerte sequía.

No obstante, se han hecho grandes esfuerzos para que a la población no le falte ni un solo día el preciado líquido. Por ejemplo, en algún momento, el caudal de la represa Piedras Negras estuvo -74 metros por debajo del vertedero, un indicador bastante preocupante; pero como ‘salvación’, la empresa lo que hizo fue adelantar trabajos de rebombeo desde la represa Pico del Águila hasta la planta de tratamiento, durante 14 horas diarias, para evitar alguna afectación en la población.

“En el papel el proyecto de traer agua de Bucaramanga hasta Lebrija dice que dura 14 meses, pero es un tiempo que se puede alargar. Así que mientras tanto estamos revisando otras soluciones como ampliar la capacidad de almacenamiento de Piedras Negras y poner en óptimo funcionamiento dos pozos”, precisó el funcionario.

Respecto al tema de los pozos, es preciso decir que en el Parque Principal, hace cinco años, se construyó uno, pero debido a la falta de mantenimiento el agua que se logra extraer es mínima.

En este sentido, lo que la actual Administración busca es realizar en este pozo los trabajos pertinentes para que se generen entre 9 y 10 litros de agua por segundo, ya que actualmente solo se logran 1,2 litros por segundo. El segundo pozo, sería uno nuevo, ese se construiría cerca a la Planta de Tratamiento de Agua Potable, de donde también puedan extraer 10 litros de agua por segundo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad