viernes 25 de agosto de 2023 - 2:35 PM

¡Insólito! Conductor de aplicación de transporte amenazó con secuestrar a su hija por no pagarle con efectivo.

La madre de la menor pidió ayuda con el cuadrante de la Policía, quienes al principio también lo tomaron a la ligera; sin embargo, al revisar los datos del hombre, encontraron un largo prontuario delictivo.
Compartir

Un hecho registrado en Bogotá ha causado indignación a los colombianos. Se trata de una denuncia que interpuso una mujer y su hija, quienes son usuarias regulares del servicio de transporte en moto a través de la aplicación Picap.

Según el relato de la mujer, un conductor de esta aplicación de transporte amenazó con secuestrar a su niña por no pagarle con efectivo. Este hecho sucedió el pasado martes 22 de agosto, cuando la madre pidió un servicio para su hija que salía del colegio.

“Yo compartí con la niña los datos del conductor y ella se sube a la moto. Él, efectivamente, la trajo hasta el conjunto. Cuando ella se baja, él le pide que le cancele la carrera, que eran 5.000 pesos, pero ella le dice que no le puede pagar porque es una niña y que el pago ya se hizo con tarjeta de crédito”, relató la mujer en diálogo con El Tiempo.

Antes esta situación, la menor de edad le dijo que hablara entonces con su madre, la persona adulta que solicitó el servicio. “Yo recibí una llamada del conductor y este me dice que él no recibe pagos por tarjeta de crédito y que le pague por Nequi o por DaviPlata. Yo le expliqué que el pago se hace por la aplicación y que mi tarjeta estaba vinculada. Le dije que finalizara el servicio y que el dinero le ingresaba a su cuenta”.

¡Insólito! Conductor de aplicación de transporte amenazó con secuestrar a su hija por no pagarle con efectivo.

Fue ahí cuando iniciaron las amenazas por parte del conductor de esta aplicación. “Me dijo que yo no sabía con quién me había metido, que me comiera los 5.000 pesos. Le volví decir que solucionara el problema con la aplicación. Luego le colgué”, contó la mujer a El Tiempo.

Y es que según su relato, ese mismo día recibió dos mensajes de texto del conductor de la moto, donde este la amenazó con raptar a su hija en el colegio, como venganza para cobrarle los 5.000 pesos.

“Me dijo que no me imaginaba la forma en la que lo iba a hacer. Textualmente, me dijo: me la voy a follar y luego se la dejo tirada en el conjunto. No se imagina lo que le voy a hacer. Yo tomé todos los pantallazos y le avisé a la aplicación”, dijo.

Y añadió: “Los conductores recogen a la persona, no inician el servicio, pero se quedan con tus datos. El pasajero se sube a la moto y lo que hacen es pedirle indicaciones al usuario por dónde tienen que ir. Cuando llegan al destino, cancelan el servicio y te piden la plata en efectivo. Tú nunca tienes el récord de que esa persona estuvo contigo. A mí en la aplicación no me aparece que hubiera estado en contacto conmigo o que yo le hubiera hecho un pago”.

Ante esta crítica y peligrosa situación, toda la familia reportó a la aplicación las amenazas y pidió los datos del conductor. “Ellos me dieron nombre, apellido, cédula y dos teléfonos. Solo me dijeron que lástima lo que me pasó, pero que los servicios son solo para mayores de edad. Desestimaron toda la amenaza”.

Como no recibieron ayuda de la aplicación, pidieron ayuda con el cuadrante de la Policía, quienes al principio también lo tomaron a la ligera; sin embargo, al revisar los datos del hombre, encontraron un largo prontuario delictivo.

“Es que comencé a recibir extrañas llamadas. Y por eso les pedí ayuda a los oficiales y lo tomaron muy a la ligera. Le dije que había encontrado algo atípico con la cédula. Cuando buscaron se dieron cuenta de que tenía varios antecedentes como tráfico de armas, concierto para delinquir, entro otros. Tenía hasta condena”, contó la madre de la menor.

¡Insólito! Conductor de aplicación de transporte amenazó con secuestrar a su hija por no pagarle con efectivo.

Ante esto, decidieron sacar a la niña del colegio y poner una denuncia en la Fiscalía General de la Nación. “Fui a la sede de Suba, pero allá me dijeron que no me garantizaban que el fiscal lo asumiera y que lo más seguro es que archivaran el caso. Luego de explicarle los antecedentes del hombre involucrado, pasó lo mismo que con la Policía, me dijeron que yo debería mudarme. Hasta me dieron los contactos del Gaula. Nos tocó parar nuestra vida”.

Por último, la madre de la niña dijo que esta había sido afectada emocional, psicológica y mentalmente por esta grave situación. “Ella ha dicho que hasta quiere cambiarse el color de su cabello”, terminó.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Publicado por
Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad