miércoles 03 de junio de 2020 - 12:00 AM

A los árbitros los dejaron en ‘fuera de lugar’ en la pandemia

Escuchar este artículo

En tiempos de pandemia, ya nadie se acuerda de ellos, ni para el popular “árbitro y... juez”.

Todos hablan de la situación de los futbolistas, de los directivos, de los clubes, de los aficionados, pero de ellos, quienes imparten justicia, ya ni para un ‘madrazo’, a los que tanto se acostumbraron.

Pero su situación también es difícil, porque son prestadores de servicio y desde de que cesó la actividad del balompié tuvieron que colgar los guayos, el pito y el banderín; y los ingresos quedaron en ‘fuera de lugar’.

“La verdad, nadie nos nombra, nadie pregunta por nosotros, porque somos prestadores de servicio. No tenemos una vinculación laboral con ninguna entidad del fútbol, como Dimayor, Federación, Conmebol o Fifa. Y a nivel local, menos, ni con la Liga, ni los torneos a los que les prestamos los servicios”, indicó Wílmar Navarro, árbitro de Santander.

“La mayoría de los árbitros a nivel local, dependen de lo que se hace en los partidos, otros tienen algún trabajo alternativo, porque es difícil depender únicamente del arbitraje”, sostuvo Navarro.

Lea también. Sigue siendo el Rey

Durante el aislamiento preventivo obligatorio, al igual que los futbolistas, los árbitros tuvieron que ejercitarse desde su lugar de residencia para no perder la forma física, tan importante para no perderse detalle del juego, pero también están que se arbitran.

“Esto es una pasión, más que un trabajo. Es como el futbolista, que quiere estar en la cancha, nosotros también queremos estar en la cancha, hacer lo que nos gusta porque de un momento a otro tuvimos que parar y eso nos restringe”, indicó Navarro, con experiencia en eventos de la Liga colombiana, Copa América y Copa Libertadores, entre otros.

Lea también. Sebastián Herrera ya tiene fecha para volver a la acción en la Liga de Ecuador

El regreso del fútbol será sin público y aunque eso podría ser beneficioso para el arbitraje, que no tendría la presión de los aficionados y, evitan que le recuerden a la mamá, para Navarro no es lo mismo el fútbol sin la afición.

“Para nosotros los insultos pasan a un segundo plano, porque ya hacen parte del fútbol, pero realmente un partido sin público no es lo mismo, la emoción que se vive; hasta la actitud de los jugadores es diferente”, sostuvo Navarro.

Finalmente ,reconoció que el VAR hace más justo el fútbol y minimiza el error. “Es una herramienta muy importante y muy buena, tenemos que darle el espacio de adaptación a los árbitros, jugadores, los aficionados y medios de comunicación, especialmente en la espera, porque cuando se revisa una imagen pasa tiempo y la gente quiere una respuesta inmediata”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad