domingo 17 de mayo de 2020 - 12:00 AM

Peluquerías están preparadas para retornar labores

En Santander, 3.000 peluquerías y salones de belleza esperan reiniciar sus actividades en poco tiempo, para ello deben cumplir con normas de bioseguridad.
Escuchar este artículo

Al igual que muchos sectores económicos, las peluquerías y salones de bellezas se han visto fuertemente golpeadas por el confinamiento. Desde el 20 de marzo, sus puertas están completamente cerradas y sus ingresos cayeron 100%. Muchos de sus empleados, que viven al diario, no tienen como sostener a sus familias.

Sin embargo, su reactivación podría estar más cerca de lo que esperan. Sólo falta el aval del Gobierno Nacional para que desde los departamentos den las directrices a este grupo de empresarios y trabajadores.

Según Ángel Galvis, asesor de proyectos de la Alcaldía de Bucaramanga, junto con las secretarias de Salud e Interior se han realizado consultas a el Ministerio de Comercio de los protocolos de bioseguridad que se pueden implementar en estos lugares, basados en los utilizados internacionalmente.

“En las peluquerías una clave será lo que se hace en el mundo, adaptándolo a las realidades locales. Tenemos que articularnos con el Gobierno Nacional. Las medidas y protocolos son muy robustos. La línea es lograr la apertura del sector”, afirmó Galvis.

Por su parte, la Federación Nacional de Departamentos presentó al Gobierno una solicitud para que se lidere la pronta reactivación, con estrictas medidas de bioseguridad.

Con protocolos previos
En Santander hay registradas 3.000 peluquerías y se generan más de 10 mil empleos.
Pedro Silva, líder de la Asociación de Estilistas de Santander y propietario un salón de belleza en la ciudad, aseguró que todo el sector está preparado para retornar a sus labores y fortalecer las medidas de bioseguridad con el fin de preservar la salud de clientes y trabajadores.
“Somos un grupo que debíamos haber vuelto ya, porque conocemos el tema. Desde hace 10 años tenemos el código de bioseguridad, trabajamos con tapabocas, uniformes antifluidos y guantes. Fácilmente podemos adaptarnos a las nuevas regulaciones. Fuimos capacitados por el Sena”, aclara Silva.
De regresar a reactivarse, este sector deberá tomar medidas como la desinfección de locales antes y al finalizar la jornada; la atención será con cita previa; clientes y trabajadores deberán someterse a la toma de temperatura, y al uso de tapabocas; las sillas deben tener una distancia de mínimo dos metros y se eliminarían las zonas de cafetería, entre otras.
Adicionalmente, resalta Silva, en los servicios de maquillaje y arreglo de uñas se hará un control más estricto y los puestos de trabajo estarán divididos con acrílico para evitar el contacto físico.
Estos empresarios enviaron un pliego de peticiones a la Gobernación y mandatarios locales, esperan en los próximos días recibir una respuesta que les permita regresar a sus labores.
dato
xxxx.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Publicidad
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.
Publicidad
Publicidad
Publicidad