jueves 07 de diciembre de 2023 - 12:00 AM

Economía colombiana en 2024, con recuperación lenta según BBVA Research

Este año, el gasto de los hogares en el país en bienes se deterioró notablemente y, en cambio, el consumo de servicios continuó mostrando crecimientos positivos.
Compartir

El pasado miércoles, BBVA Research, un referente de investigación y de análisis económico en diferentes países de América, Europa y Asia, entregó la proyección para Colombia durante 2024 y 2025.

En su más reciente informe se explica que la economía colombiana crecerá 1,2 % este año, 1,5 % el próximo año y 2,3 % en 2025.

Juana Téllez, economista jefe de BBVA Research para Colombia, indica que “en 2023, el gasto de los hogares en bienes se deterioró notablemente y, en cambio, el consumo de servicios continuó mostrando crecimientos positivos, aunque más acotados que en 2022”.

Dentro de éstos últimos sobresalieron los servicios sociales, como la educación y la salud, que están atados al comportamiento del gasto público más que a las decisiones privadas de gasto.

“Los hogares respondieron, sin duda, a los mayores costos financieros, pues las elevadas tasas de inflación e interés les restringieron su capacidad de compra y endeudamiento e impulsó las decisiones de ahorro”, dijo Téllez.

También se dio un importante deterioro de la inversión, de acuerdo con la experta. De hecho, la menor dinámica de la vivienda, cuyas ventas empezaron a caer desde mediados de 2022, afecta la ejecución de las obras de edificación lo que llevará a una caída cercana al 10 % en la inversión fija este año.

En este punto sobresale la resiliencia que ha venido mostrando el mercado laboral, con altas tasas de creación de empleo y reducciones importantes en las tasas de desempleo.

Sin embargo, su desempeño más reciente muestra señales de un cambio de tendencia, en línea con la desaceleración que están teniendo los sectores económicos intensivos en mano de obra, tales como el comercio minorista, la industria manufacturera o los hoteles y los restaurantes.

“La moderación económica podría mantenerse en los primeros meses de 2024, porque la desaceleración del empleo se unirá al mantenimiento de datos débiles en el consumo y la inversión. Luego, a medida que las tasas de interés y de inflación consoliden su tendencia a la baja, reduciendo las presiones sobre los balances financieros de los hogares y las empresas, se empezará a tener una recuperación más sostenida”, concluyó Téllez.

Este mejor desempeño será liderado por el consumo de bienes, pues los hogares aumentarán su disposición a comprar y tomarán una mayor cantidad de créditos.

Así las cosas, para el próximo año, según los pronósticos de BBVA Research, el crecimiento se dará a dos velocidades: una dinámica todavía lenta en la primera mitad del año, enmarcada en los rezagos de desaceleración en variables como empleo o gasto en servicios.

Para la segunda mitad del año se vivirá una recuperación mucho más marcada cuando el consumo de los bienes se consolidará lentamente, los sectores económicos reaccionarán con una mejor inversión y las actividades productivas asociadas a la producción, la comercialización y el transporte de los bienes mejorarán.

De acuerdo con los expertos, la economía colombiana crecerá 1,5 % en 2024 y 2,3 % en 2025. El consumo privado, en los mismos dos años, lo hará a unas tasas de 2,2 % y 3,0 %, respectivamente. Y la inversión fija pasará de números rojos (-2,0 % en 2024) a cifras positivas (6,2 % en 2025).

¿Cómo termina el año?
En temas de inflación, tasa de cambio y tasa de interés, Alejandro Reyes, economista principal de BBVA Research, indicó que se espera que la senda de caída de la inflación se interrumpa transitoriamente a comienzos de 2024.
“En total, se espera que la inflación termine este año en 9,7 % anual, en 2024 en 5,4 % y en 2025 en 3,8 %. A diferencia de 2023, cuando fue la desaceleración de la inflación de los alimentos la que permitió la reducción de la inflación, en 2024 y 2025 será la inflación básica la que tenga mayor contribución en la reducción de la inflación”, comentó.
De esta manera, con una inflación en descenso, de la mano de una mayor debilidad económica, el experto afirmó que el Banco de la República podrá iniciar la reducción de su tasa de interés de intervención en diciembre, con un recorte de 50 puntos básicos. Durante 2024, el Emisor seguirá bajando su tasa de interés hasta dejarla en el 7,0 % a final de ese año.
“La tasa terminal del futuro ciclo de reducciones estará en el 5,5 % y se alcanzará en la segunda mitad de 2025. Sin embargo, hay varios factores que imprimen incertidumbre en torno a ese nivel terminal. En primer lugar, las decisiones de la política monetaria externa para seguir enfrentando las altas inflaciones en el mundo. Segundo, las diferentes métricas de la prima de riesgo, que han mostrado un deterioro en los últimos años. Y, tercero, la baja tasa de ahorro nacional, que puede llevar a un mayor costo de oportunidad de los recursos monetarios”, concluyó Reyes.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí y únase a nuestro canal de Whastapp acá.
Image

Periodista egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo digital de Vanguardia desde 2014 y de la Unidad Investigativa desde 2018.

Desde estos espacios ha participado en trabajos premiados en Santander y Colombia.

Desde 2019 hace parte de la red nacional de chequeadores con NoSeaPingo, de Vanguardia.

@bridgesdani

dpuentes@vanguardia.com

Lea también
Publicidad
Publicidad
Noticias del día
Publicidad
Tendencias
Publicidad
Publicidad